lunes 17 de mayo de 2021
Cielo claro 15.5ºc | Posadas

El hombre trabaja en la Municipalidad de Libertad y era buscado desde el sábado

Empleado comunal acusado de abuso se entregó e indagan si hay más víctimas

Sandro L. (43) se presentó ayer ante la Justicia en Iguazú. Hoy o mañana podría ir a declarar. El caso también se investiga como grooming. Aguardan pericias digitales

jueves 29 de abril de 2021 | 5:30hs.
Detenido
Sandro L. (43) quedó alojado en una celda de la Unidad Regional V.
Sandro L. (43) quedó alojado en una celda de la Unidad Regional V.

Sandro L. (43), el empleado municipal de Puerto Libertad denunciado por abuso sexual en contra de una adolescente de 14 años, se entregó ayer después de tres días prófugo, quedó detenido y en las próximas horas podría ser citado a declarar ante la Justicia, según consignaron fuentes consultadas por El Territorio.
De acuerdo a lo que pudo averiguar este matutino, la entrega del implicado se concretó cerca de las 11 de ayer en la sede del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú y desde allí fue trasladado en un patrullero hasta la sección Celdas de la Unidad Regional V, donde quedó en condición de detenido y a disposición de las autoridades al frente del caso.

Lo que habría decantado en la decisión del denunciado fue que durante esa misma mañana recibió la noticia de que se le había denegado el pedido de eximición de prisión que días atrás solicitó una abogada que se presentó como su defensora en el mismo juzgado.

Las fuentes consultadas indicaron que ayer a la mañana el juez Martín Brites resolvió denegar el pedido luego de conocer la opinión del fiscal Horacio Paniagua, quien se mostró en contra de concederle el beneficio argumentando riesgo de fuga y de entorpecimiento de la investigación.

Ante ello, Brites denegó el pedido y poco después finalmente Sandro L. se presentó en el juzgado para entregarse ante las autoridades y quedar detenido.

Indagatoria y pericias
Según ampliaron los voceros, ahora las autoridades al frente del caso solicitaron que los efectivos de la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza cierren las actuaciones realizadas hasta el momento y eleven el sumario al juzgado para que se pueda iniciar el proceso formal en contra del detenido.

De esta forma, se estima que entre hoy y mañana el empleado municipal pueda ser trasladado hasta los estrados del juez Brites para comparecer en audiencia de declaración indagatoria.

En esa instancia, el hombre tendrá la oportunidad de brindar su versión de los hechos o bien abstenerse de declarar, tal como lo ampara su derecho y sin que ese silencio le signifique presunción de culpabilidad alguna.

El hombre será indagado por hechos de grooming y abuso sexual con acceso carnal, por lo cual después de ser notificado de todo ello será imputado formalmente y las autoridades continuarán con las medidas de pruebas pertinentes.

En esa línea, detallaron que uno de los puntos clave a determinar es si la denuncia radicada en contra del sospechoso se trata de un caso único o podría haber más víctimas.

El caso
El hombre ahora detenido estaba siendo buscado al menos desde el último sábado, cuando la Justicia ordenó un allanamiento en su casa luego de tomar conocimiento de la denuncia radicada en su contra por la madre de una adolescente de 14 años.

Tal como publicó El Territorio en su edición de la víspera, la denuncia fue radicada en la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza por una mujer de 45 años que aseguró que el hombre había abusado sexualmente de su hija de 14 en Libertad.

El hecho habría salido a la luz a mediados de mes cuando la muchacha usó el teléfono celular de su madre para realizar tareas escolares y al devolver el aparato dejó abierta su cuenta de Facebook.

Fue en esas circunstancias que la mujer volvió a manipular su celular y de repente se topó con un chat entre su hija y el hombre denunciado con contenidos de índole sexual, principalmente insinuaciones y pedidos de fotografías íntimas por parte del acusado hacia la adolescente.

La mujer entonces comenzó a indagar más en la situación y de esa forma supo que ya se habría concretado al menos un encuentro físico entre su hija y el empleado municipal, por lo cual decidió acudir a la Policía para denunciar el hecho.
Tras tomar conocimiento de lo sucedido, el juez Brites libró una orden de allanamiento en la casa del sujeto, instancia en la cual el hombre no fue hallado pero los uniformados intervinientes sí secuestraron una computadora.

Desde ese día Sandro L. estuvo prófugo, condición que se dio por finalizada ayer a la mañana tras entregarse ante las autoridades.

Ahora, los investigadores aguardarán el resultado de una batería de pericias telefónicas y digitales en base a la computadora del implicado, como así también al teléfono celular de la denunciante, que también fue incautado.

En esos dos aparatos se practicará una pesquisa de cibercrimen general y el objetivo será dar con más elementos de prueba, principalmente recuperar los chats mencionados pero también podría servir para detectar si existen más víctimas contactadas de la misma forma.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias