miércoles 28 de julio de 2021
Cielo claro 9.7ºc | Posadas

La época de oro del turismo aventura en Ituzaingó

Apipé Safari, el lugar del jet set mundial en las correderas del río Paraná

Fue fundado en 1962 y compitió con Cataratas por el turismo exclusivo. Por allí pasaron príncipes y personajes mundiales. La construcción de la represa la obligó a cerrar en 1982

domingo 25 de abril de 2021 | 0:15hs.
Apipé Safari, el lugar del jet set mundial en las correderas del río Paraná
El complejo fue edificado sobre la barranca del río frente a los rápidos del Apipé. Foto: Familia Magri
El complejo fue edificado sobre la barranca del río frente a los rápidos del Apipé. Foto: Familia Magri

Esta es la historia de un emprendedor audaz que en la década de 1960 transformó un ignoto lugar de Ituzaingó, Corrientes, en un centro de pesca y descanso del jet set mundial. El lugar se llamaba Apipé Safari y por allí pasaron generales condecorados, presidentes, empresarios multimillonarios e integrantes de la realeza, como el recientemente fallecido príncipe Felipe de Edimburgo y el Sha de Persia. Observar las fotografías de lo que fue Apipé Safari remite a una serie (que entonces no se llamaba serie) famosa en esa época: La isla de la Fantasía. Es que todo lo que sucedía en ese lugar tenía el glamour que irradiaban los visitantes que llegaban en barcos o en vuelos directos como en la ficción. Un dato: hubo días que en el aeródromo privado de la hostería se acumularon hasta seis aeronaves de turistas.

El dueño de este emprendimiento fue Virgilio Rubio Magri, lo secundaban sus hijos y su hermano mellizo Dante Cambá Magri, todos integrantes de una histórica familia posadeña. El río Paraná era otro. La represa Yacyretá no existía y los saltos del Apipé con sus correderas en Ituzaingó se transformaron por idea y obra de Rubio en el lugar de pesca por excelencia del Norte argentino.

“Empezó a funcionar desde el año 1962. Estuvo abierto hasta 1982 cuando la construcción de la represa Yacyretá ya era un hecho”, cuenta Oscar Macho Magri, hijo de Rubio y testigo directo de lo que fue Apipé Safari.

El emprendimiento estaba ubicado sobre las barrancas rocosas del río, rodeado de la exuberante selva paranaense, a la altura de los saltos del Apipé donde abundaban peces, especialmente el codiciado dorado. “Allí se instaló con su alma inquieta y audaz Virgilio Magri, un enamorado, visionario de la pesca de aventura. En ese lugar de sueños construyó la hostería”, agrega por su parte el historiador ituzaingueño Miguel Raúl López Breard.

“Apipé Safari fue un lugar realmente genial, precioso, su entorno mismo, el lugar donde estaba ubicado, porque estaba justo en la parte de la barranca más alta del pedregal a la altura de los rápidos de Apipé, donde la corredera era más fuerte, es decir estaba en el lugar preciso como si fuese el punto medio, y a ambos lados, tanto aguas abajo como aguas arriba, tenía todavía monte natural”, agrega López Breard.

Los visitantes pasaban el día en la naturaleza plena, disfrutando de la navegación de aventura en los saltos con el pedregal a flor de agua, gracias a la experiencia de los timoneles, que casi siempre eran los hermanos Magri. “Además de pescar y comer, uno tenía el monte con el canto de las aves, los carpinchos, marco natural extraordinario”, recuerda el historiador.

Pero el éxito de Apipé Safari, al margen de la belleza del lugar, no fue azaroso. Hubo mucho trabajo y visión estratégica de difusión de parte de los emprendedores. Para Argentina y el resto del mundo.

“Teníamos el gran apoyo del diario Clarín en cuanto al turismo nacional. Se puso muy de moda entonces porque estuvieron personalidades notables de la época. Venían todos. Desde Raúl Rula Firpo (histórico dirigente de la Sociedad Rural Argentina), para abajo, hasta los Álzaga Unzue, entre otros apellidos ilustres. Llegaba el momento de temporada de pesca y en la pista de aterrizaje de arriba teníamos como cinco o seis aviones”, acota Oscar Macho Magri.

Además del apoyo de personalidades locales Apipé Safari trabajó con agencias de Estados Unidos y de Europa que ofrecían el producto.“Había una agencia en Chicago que trabajaba para nosotros, nos mandaba turistas americanos de la talla de Rockefeller, que vino a pescar. Y otros clientes de muy buena posición. Este agente tenía nuestra cartilla en las principales aerolíneas. Trabajábamos muy bien. Los turistas venían a pescar trucha al sur del país y desde ahí venían directamente a Apipé Safari. Se quedaban una semana o dos y nosotros le dábamos el servicio completo”, recuerda Magri.

Pero no todo el éxito dependía de la publicidad. La hostería se destacaba por el trato amable y entrañable de los propietarios, lo que hizo que los huéspedes se convirtieran en los principales difusores del emprendimiento. “Tuvimos muy buenas experiencias, y teniendo a esta gente de tanto nivel y humildad con nosotros, terminábamos en una relación de amistad. En eso se convirtió Apipé Safari, un lugar donde venían los amigos (otra vez, como en la Isla de la Fantasía).

“En ese momento la competencia en el turismo de pesca era Paso de la Patria, que tenía todo el apoyo económico de Corrientes y sin embargo no tenía la afluencia que teníamos nosotros”, cuenta Magri.

Como anécdota de la competencia con Paso de la Patria, Magri recuerda que la única vez que el gobierno de Corrientes ofreció algún tipo de asistencia financiera fue cuando estuvo como gobernador Adolfo Toco Navajas Artaza, un asiduo visitante del lugar.

Famosos de pesca
El historiador López Breard coincide en el rol que tuvo el apoyo de la familia propietaria de Las Marías. “Los hermanos Navajas Artaza eran políticos nacionales y conocían a muchas personalidades de acá y de afuera. Uno de ellos fue Henry Ford III, quién -según cuenta la anécdota- le colocó un anillo de oro a un dorado que había sacado y devuelto al río. Con la promesa de regalar un Ford último modelo al que volviera a atrapar ese pez y su anillo”.

Otra de las visitas ilustres fue la archiduquesa de Austria, María del Pilar Alfonsa Juana Borbón y Borbón, que merece un párrafo aparte.

Según cuenta López Breard, en diálogo con El Territorio, la dama se atragantó con una espina mientras comía un dorado. “El episodio causó gran preocupación en la hostería, debido a las circunstancias y la importancia de la protagonista, teniendo en cuenta lo que podía significar, sobre todo por la falta de recursos médicos que consideraban apropiado a Su Alteza Real. Sin embargo, el Rubio Magri con su natural temple y experiencia, inmediatamente la subió a su camioneta Estanciera, llevándola al hospital de Ituzaingó para hacerla atender por el doctor Genaro Pichón Leiva”.

Ituzaingó era un poblado pequeño entonces y el centro de salud no tenía mucho movimiento. Cuando llegaron con la paciente de la realeza se encontraron con que el médico no estaba y tuvieron que salir a buscarlo a un asado que compartía con amigos en la Sociedad Sportiva. Según recrea López Breard el médico se tomó con naturalidad la situación y a su particular paciente. “A ver che, abrí tu boca bien grande”, dicen que le dijo Pichón Leiva a la asustada duquesa, revisándola con una cuchara como único instrumento quirúrgico. Luego con una amplia sonrisa, le recomendó: “Andá y comé dos o tres galletas, y seguí pescando tranquila….”

López Breard agrega a la lista de personalidades al general Douglas MacArthur, “un general cinco estrellas, que terminada la guerra de Corea y después de entregar el mando su primera salida de descanso fue Apipé Safari. También visitaron el lugar Felipe, el príncipe consorte de Gales, marido de la reina Isabel de Inglaterra”. “La atracción era realmente de nivel nacional e internacional con una gran promoción y la calidez de estos muchachos (los Magri) en la atención, con una naturalidad que no estaba acostumbrada toda esta gente, que era notorio porque era parte del por qué venían. Vos te ibas a la hostería y te encontrabas con que estaba alguna visita de la alta realeza, o algún candidato a presidente, o político nacional de importancia”, agrega el historiador.

Oscar Magri suma otros nombres a la lista de destacados: el por entonces gobernador de Misiones César Napoleón Ayrault, estaba permanentemente en la hosteria. También el ex ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz. Del extranjero recuerda a Susana Agnelli, la primera ministra de Relaciones Exteriores de Italia, madre del empresario Cristiano Rattazi.

También estuvo, según recuerda Magri, el sha de Persia, Mohammad Reza Pahlaví.

El legado de Apipé Safari Miguel López Breard, como vecino y como historiador, afirma que la comunidad de Ituzaingó le debe un homenaje a Virgilio Magri, por haber sido un adelantado del turismo de la región.

“En este tiempo es muy difícil porque somos todos como recién llegados a partir de la represa de Yacyretá. El pueblo recibió un alto porcentaje de gente que ha venido de distintos lugares y entonces este pasado le es extraño o ajeno. Yo recuerdo y cuento esto y para todos es novedoso porque empiezan a descubrir un mundo que acá era muy rico en cuanto a su actividad histórica, cultural, social. Era un pueblito chiquito, pero con un tráfico permanente y con Apipé Safari estábamos siempre muy promocionados en los diarios de la región”, dice López Breard.

“La familia Magri era parte del staff permanente del lugar; eran tan buenos para manejarse entre el pedregal y las correderas, como anfitriones con los invitados. La familia siempre venía a surtirse al pueblo. Los chicos estudiaron en la escuela. Yo creo que Ituzaingó le debe un homenaje a este notable emprendedor. El nombre de una calle o una plaqueta en la Dirección de Turismo”, dice convencido López Breard.

 

Stroessner, el vecino celoso

El presidente paraguayo Alfredo Stroessner también era fanático de la pesca y solía frecuentar los saltos del Apipé con los inconvenientes que eso generaba, por su esquema de seguridad, a la actividad de la hostería Apipé Safari. “Del otro lado estaba la isla Yacyretá donde el general Stroessner tenía una casa que estaba custodiada permanentemente por la Marina y la Aviación paraguaya. Cuando salía a pescar el general no te dejaban navegar sobre el límite jurisdiccional de agua y más de una vez se creó algún tipo de conflicto. Recuerdo que una oportunidad -dice el historiador Miguel López Breard- tuvo que venir el Ejército argentino a acampar una temporada cerca de la hostería, la guarnición de Santo Tomé creo, porque a Stroessner le molestaba la presencia de los Magri porque eran revolucionarios permanentes y ellos tampoco le querían a Stroessner así que esa situación también se planteaba en esa zona de frontera. Pero Stroessner no podía hacer nada sobre todo teniendo en cuenta la calidad de visita que venía a la hostería. Imaginate si venía un oficial paraguayo a intervenir y estaba el Príncipe de Gales o el presidente de la Nación, o el gobernador. Igual, el dictador tenía siempre sus informantes que lo mantenían al tanto, ya que venía casi todos los fines de semana a pescar en la zona”.

 

Anécdota en el río

“Un día Cambá Magri me invita a andar en lancha, eran unos aventureros de novela; yo (recuerda Miguel López Breard), que no era mucho del agua porque le tengo pánico, me subo yme prendo fuerte de la lancha. Y este loco, a propósito, empezó a meterse con la lancha a todo trapo por todos lados en ese pedregal. Y yo decía: ‘acá

nos vamos a estrellar con algunas de estas piedras’. Hasta que de repente veo adelante como dos piedras salientes y quedaba apenas un pequeño espacio para que pase la lancha. Veo que Cambá encara a ese lugar pero dándole con todo a una alta velocidad, y cuando vamos a pasar en el medio de esas dos piedras saltó un dorado, esto parece cuento de pescador pero es real. Salta un dorado, me pega en la espalda y cae en la lancha. Era inmenso, en esa época abundaban, igual que los surubí”.

La hostería Apipé Safari se cerró con la construcción de la represa Yacyretá. Todo el predio donde estuvo emplazado el complejo fue expropiado. Según recuerda López Breard el lugar estaba donde ahora está la cabecera del puente que une Ituzaingó con Ayolas, Paraguay.

 

Con la colaboración de corresponsalía Ituzaingó, Corrientes

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias