domingo 16 de mayo de 2021
Nubes dispersas 26ºc | Posadas

Caso inédito en el país para la época

La historia del libro bomba que mató a una mujer en 1961

La víctima fue Susana Scyzchowsky. Su marido había retirado el paquete del correo. Nunca se identificó al remitente del envío

domingo 25 de abril de 2021 | 6:05hs.
La historia del libro bomba que mató a una mujer en 1961

El año 1961 estaba a punto de culminar cuando un suceso sin precedentes sacudió -literalmente- a Posadas y provocó la muerte de una mujer.

Era el 28 de diciembre de ese año cuando José Wdowiak pasó por la casilla del correo y retiró una serie de encomiendas que había recibido, entre ellas un paquete envuelto en papel celofán con un etiqueta que auguraba “felices fiestas”.

Sin sospechar nada, el hombre tomó el paquete, regresó a su vehículo y se dirigió hasta su casa en la finca El Timbó, en cercanías al Aeroclub.

Cuando llegó a su hogar, cerca de las 11 de la mañana, dejó el envoltorio sobre una mesa y se dirigió hasta su habitación.

En ese interín, la esposa de Wdowiak, Susana Scyzchowsky, tomó el paquete y sorprendida por su presencia lo abrió. Allí notó que era un libro y comenzó a hojearlo, pero al cabo de unos segundos se produjo una explosión que le arrancó sus extremidades y lo provocó la muerte al instante.

Wdowiak estaba a unos dos metros de distancia y también se vio afectado por la explosión, pero afortunadamente sólo sufrió lesiones leves.

El caso generó conmoción en la ciudad, en la provincia y también en el país ya que, según indica la crónica de El Territorio, se trató de un hecho “excepcional” y sin antecedentes a nivel nacional.

No era para menos, aún hasta hoy es poco común observar envíos de bombas por encomiendas, así que no cuesta nada imaginarse lo que se habrá sentido por aquellos tiempos en Misiones.

De inmediato, los investigadores comenzaron a trabajar en el inédito caso. En principio, pudieron determinar que el libro se trataba de un ejemplar de Este es mi Dios, de Herman Wouk, que hace apenas unos meses había empezado a distribuirse en Argentina.

Se supo también que el libro original tenía un peso de 650 gramos, pero el ejemplar que recibió Wdowiak pesaba 50 gramos menos. La conclusión desencadenante entonces fue que el o los asesinos ahuecaron una parte del libro para colocarle el artefacto explosivo que de alguna forma se accionó cuando Scyzchowsky pasaba las páginas.

Los pesquisas también constataron que la encomienda había sido enviada desde una librería sobre calle Talcahuano de Capital Federal, pero nunca pudieron identificar al remitente, a pesar de los viajes hechos por comitivas de la Policía de Misiones hacia Buenos Aires, donde también llevaron algunos diminutos vestigios que quedaron el artefacto que voló en mil pedazos.

Respecto de las hipótesis del caso, las más fuertes fueron dos. La primera indicaba que el hecho pudo haber sido perpetrado por alguna organización terrorista que en forma simultánea haya enviado el mismo objeto a distintos puntos del país. La otra suponía una venganza destinada a Wdowiak de parte de algún enemigo generado en sus relaciones comerciales o políticas.

Sin embargo, de la primera teoría no se tuvieron reportes de hechos similares en otros puntos de Argentina y de la segunda tampoco se obtuvieron pistas concretas a pesar de las múltiples averiguaciones que se realizaron.

Los días fueron pasando, los meses fueron pasando y los años fueron pasando sin respuestas. A tal punto que hoy, casi 60 años después, la muerte de Scyzchowsky sigue siendo uno de los grandes misterios de la provincia.

 

Crímenes sin respuestas misterios y dilemas Lucía Maidana, un femicidio que marcó y el peligro latente de un violador serial libre Caso Pauluk: “La causa de mi hermano es el reflejo de la Justicia en Misiones” Resonantes casos sin pistas y sin resolver El crimen del empresario Siry, casi 40 años de dudas y misterio

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias