sábado 15 de mayo de 2021
Cielo claro 25.5ºc | Posadas

Habló Héctor Kattz, imputado por el homicidio de un presunto ladrón

“Sólo quise darle un susto, no soy un héroe”

El productor se mostró afligido por el hecho en el que ultimó a Sergio Gustavo Presti. Afirmó que actuó en defensa propia, pero remarcó: “No, no soy un héroe”

martes 20 de abril de 2021 | 6:08hs.
“Sólo quise darle un susto, no soy un héroe”
Héctor Kattz habló públicamente luego de matar a un supuesto ladrón en Salto Encantado. Sostuvo que fue legítima defensa y detalló el mal momento que vivió junto a su familia. Foto: Macarena Bordón
Héctor Kattz habló públicamente luego de matar a un supuesto ladrón en Salto Encantado. Sostuvo que fue legítima defensa y detalló el mal momento que vivió junto a su familia. Foto: Macarena Bordón

Ningún atisbo de festejo ni alegría. Ningún indicio de jactancia ante los acontecimientos que lo tuvieron como protagonista. Todo lo contrario, ya que su testimonio en primera persona echó por tierra el heroísmo que muchos le adjudican a la denominada “justicia” por mano propia.

Es más, cuando le consultaron si en una situación similar volvería a disparar, don Héctor Kattz (65) fue categórico: “Yo le digo una cosa, más vale que te maten y que lloren tus familiares, porque dañar a un delincuente después es un problema para usted”.

Ayer, en conferencia de prensa, el productor tealero relató detalles del suceso que se registró el pasado sábado 10 de abril en su chacra de Picada Libertad, municipio de Salto Encantado, circunstancia en la que ultimó de un disparo a Sergio Gustavo Presti (31), quien irrumpió en su propiedad con presuntas intenciones de robo.

Por el hecho, Kattz fue imputado por homicidio simple con uso de arma de fuego y exceso en la legítima defensa, y tenencia ilegal de arma de fuego.

De todas formas, tras permanecer seis días detenido, el último viernes fue excarcelado por el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, aunque continuará supeditado a la causa. En tanto, su defensa pretende la modificación de la carátula y el posterior sobreseimiento.

Ante los medios, el colono se mostró visiblemente conmovido por la situación padecida y en varios pasajes se quebró en llanto.

“Ojalá que nunca les suceda a ustedes lo que nos pasó a nosotros. El shock que significa, siendo una persona de bien y trabajo”, indicó, y ante otra pregunta subrayó: “No, no soy un héroe”, tras lo cual se tomó el rostro con ambas manos sin poder contener la angustia. 

Quiso disuadir

El diálogo con la prensa se concretó en el Club Social de Oberá y Kattz estuvo acompañado por su esposa Laura Laumann (58) y sus abogados Luciano Luna y Claudio Katiz.

Según los letrados, el productor quiso brindar su testimonio a manera de agradecimiento por el respaldo social que tuvo desde el momento de su detención.

Pero por su mismo estado, ya que se lo notó muy afectado por el hecho y sus posteriores consecuencias, el productor fue escueto e hizo hincapié en que sólo quiso disuadir a los ladrones.

Relató la misma secuencia que mencionó en sede policial y luego en el juzgado. Que los malvivientes arribaron de noche y argumentaron que tuvieron un problema con la moto. Tampoco dudaron cuando les solicitaron ayuda, a pesar de la hora, ya que “nosotros somos un lugar de socorro”, graficó.

“Llegaron diciendo que la llanta de la moto estaba rota. Primero salió a recibirlos ella (señalando a su esposa) porque yo ya estaba en calzoncillos para acostarme. Me puse un short y salí atrás de ella. La moto estaba al costado y dijeron que iban a retirar al otro día. Ahí (Presti) sacó la llave y ya me apuntó con el arma; me agarró de los dos brazos, pero tenía un guante liso y me pude zafar, corrí y vi que le apuntaba a ella. Entré en mi pieza y afuera había poca luz, porque tenemos ese foco que prende y apaga solo, y tiré en la oscuridad, por la ventana, para asustarle y que se vaya, pero no fue así”, detalló Kattz. Le preguntaron si tuvo intención de matar a Presti y respondió: “Pero por favor, soy cristiano. Nunca, no”, y volvió a quebrarse.

“Cuando estás a disposición de ellos para matarte, usted no sabe cómo reaccionar, queda neutro”, agregó, ya recompuesto, para graficar la decisión que tomó en fracción de segundos.

“No le quise matar”

Kattz disparó con un revólver calibre 22 y ultimó a Presti a una distancia de alrededor de dos metros, según determinó la autopsia. La bala impactó en la frente del presunto ladrón, que falleció en el instante.

“Yo no festejé ni gocé nada. Soy cristiano, sólo le quise dar un susto. No le quise matar”, remarcó el colono, al tiempo que agradeció “a todos los que me apoyaron, que se juntaron y pidieron por mi liberación”.

“También agradezco a las autoridades de Salto Encantado. No conozco ni sus nombres, pero trabajaron a full aquella noche. A la gente del hospital, que me controlaron…”, alcanzó a decir emocionado. 

A su lado, su esposa precisó que hace 36 años que residen en la chacra de Picada Libertad, donde criaron a sus seis hijos.

“Agradecer primeramente a Dios porque nos permitió estar hoy acá. También agradecer a la autoridad, que en minutos estuvo con nosotros, y a la sociedad de los cuatro puntos de la Argentina que nos apoyó”, señaló.

Al igual que su marido, Laumann indicó que su familia siempre estuvo dispuesta a ayudar al prójimo, tal como en los últimos días destacaron vecinos de la zona.

“Somos la puerta del socorro. Nunca tuvimos un problema, pero esa noche tuvimos”, lamentó, al tiempo que reconoció que tienen cierto temor a represalias. 

Asimismo, precisó “varias veces padecimos robos de animales, pero nunca se descubrió nada”, aunque fue la primera vez que fueron víctimas un asalto a mano armada.

El expediente

Con relación al expediente, el codefensor Luna mencionó que la instrucción aún se halla en marcha y restan varias medidas, al punto que ni siquiera fue indagado el presunto cómplice de Presti, identificado como Nazareno P. (31), detenido el miércoles pasado en Campo Grande. 

En tanto, detalló que la carátula con exceso en la legítima defensa se basaría en que su cliente no realizó un disparo intimidatorio, ya que se probó que sólo disparó una vez.

“Para nosotros no hay dudas de que don Kattz actuó en defensa propia, de su señora y de su nieto. Porque no hay que olvidarse de que el nieto de 7 años dormía en la misma habitación desde donde don Kattz efectuó el disparo por la ventana”, precisó.

Sin dudas, un dato que magnifica todo lo que estuvo que en juego esa noche en Picada Libertad.

Por ello, con el avance de la causa la defensa pretende eliminar la carátula de exceso en la legítima defensa y obtener el sobreseimiento del productor.

A su turno, Katiz opinó que “todo colono en su chacra siempre tiene un arma para defenderse de las alimañas que rondan sus casas. En este caso tenía ese revólver de toda la vida en la casa, pero ni siquiera sabía si estaba apto para el disparo”.

Luego avanzó en la necesidad de “legislar el uso de armas y brindar facilidades para que los colonos tengan un mejor acceso y que les sea más fácil poder registrar un arma, y no pasar por la situación que está pasando Kattz en estos momentos. Creo que es una buena tarea para nuestros legisladores, tanto provinciales como nacionales, porque en todo el país existe excesiva burocracia para registrar un arma”.


Pedido por mayor seguridad

En diálogo con los medios, Luciano Luna subrayó que “ojalá este caso no genere un precedente negativo, porque tampoco estamos legitimando lo que pasó con Presti. Acá no estamos por un hecho feliz”.

Al mismo tiempo, alertó sobre presuntas amenazas sobre Kattz y su familia, ante lo cual anticipó que se tomarán las medidas del caso.

“Vimos que en las redes sociales hay algunos comentarios, como ser que van a pagar. Esta semana vamos a recolectar las pruebas, radicaremos la denuncia y solicitaremos protección para la familia”, anticipó. Por su parte, Claudio Katiz hizo hincapié en la inseguridad que afecta a los colonos, y que siempre “todo queda en la nada”.

“Es un problema que debe ser abordado y es tan o más grave que la pandemia del Covid que nos aqueja. Que las autoridades tomen cartas en el asunto y destinen mayor presupuesto para seguridad, porque la sociedad está harta de la inseguridad y de los robos”, opinó.

En tal sentido puso como ejemplo la comisaría de Salto Encantado, ya que “es muy pequeña y requiere mejores condiciones edilicias. No obstante, destaco la atención que tuvo mi cliente los días que permaneció detenido”.

También se refirió a los supuestos antecedentes de Presti en Buenos Aires y su liberación en el marco de la pandemia.

“Esa fue información que obtuvo la Policía de Misiones en los primeros momentos de la investigación. El abatido tenía su DNI, por lo cual fue rápidamente identificado. Es oriundo de Campo Grande, pero vivía en Buenos Aires y, según los informes policiales, estaba purgando una condena y lo liberaron por el Covid”, insistió.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias