viernes 14 de mayo de 2021
Cielo claro 19.5ºc | Posadas

La novia de la víctima declaró como testigo y no refirió hechos de violencia en la relación

Negrete-Sánchez: qué se sabe y qué falta develar del conmocionante caso

Los elementos recolectados permiten reconstruir la secuencia y la mecánica del hecho, pero resta esclarecer el móvil del ataque. Aguardan los informes periciales

domingo 18 de abril de 2021 | 0:15hs.
Detenido
Santiago Negrete permanece detenido en la comisaría Tercera. / FOTO: Marcelo Rodríguez
Santiago Negrete permanece detenido en la comisaría Tercera. / FOTO: Marcelo Rodríguez

Caso Negrete-Sánchez, día 5. Tras el paso del detenido por el juzgado y el comienzo de la toma de testimoniales, el expediente iniciado por el hecho comienza a tomar forma.

Si bien hay muchos elementos que aún restan ser judicializados formalmente, lo ya recolectado permite trazar una cronología del hecho y reconstruir cómo se produjo el intento de homicidio que sacudió a la juventud posadeña y sensibilizó a la comunidad toda.

Sin embargo, aún resta develar un cuestión trascendental en el caso: el motivo, la razón o el móvil de tamaño desenlace entre dos jóvenes estudiantes, conocidos entre sí y con amistades en común.

Los pesquisas involucrados son claros. Nada de lo que se logre develar en este aspecto justifica el ataque, ni tampoco sería un atenuante, pero consideran que es lo único que falta responder en materia investigativa para poder volcarlo al expediente que, a pesar de su estado incipiente, ya se encuentra muy avanzado.

Tal es así que, como adelantó El Territorio, el viernes por la tarde ya se dio inicio a la toma de testimoniales a los testigos más importantes.

En ese contexto, altas fuentes consultadas por este matutino indicaron que al menos cinco personas ya pasaron por el Juzgado de Instrucción Dos para prestar declaración testimonial y, en esa instancia, todos ratificaron lo que ya habían aportado ante la Policía durante los primeros minutos de la pesquisa.

Cronología y mecánica
De acuerdo a los primeros elementos recolectados en la pesquisa, todo comenzó el lunes, minutos antes de la medianoche.

Manuel Sánchez (19) había estado en la casa de su novia, hasta que se retiró de allí a bordo del Volkswagen Voyage de su familia y comenzó a dirigirse hacia su casa por la avenida Chacabuco.

En esa instancia, antes de llegar a la Francisco de Haro, observó que al costado de la avenida estaba Santiago Negrete (20), que había dejado su auto estacionado unas cuadras antes y que comenzó a hacerle señas para que pare. Sánchez frenó, lo conocía de antes. Aparentemente, en ningún momento sospechó nada raro.

Las fuentes detallaron que en su denuncia expresó no entender la razón del ataque y que el hecho lo sorprendió, porque si bien no eran muy amigos, sí eran conocidos y había cierta “buena onda”.

Fue así que -según la reconstrucción del hecho trazada hasta el momento- Negrete subió al Voyage de Sánchez y al cabo de unas pocas cuadras y unos pocos minutos se produjo el primer ataque: dos disparos con un revólver calibre 22 que había llevado dentro de un mochila. Falta determinar con exactitud de dónde sacó el arma.

Uno de esos disparos impactó en un pómulo de Sánchez, que allí perdió el control del vehículo y acabaron estrellados contra un poste de luz en una vereda al costado de la avenida Maipú -continuación Chacabuco-, casi calle Perito Moreno.

El otro disparo pasó de largo sin impactar en la víctima. La trayectoria que marcó la pericia de Criminalística de la Policía estableció que la munición atravesó el cabezal del asiento del conductor e impactó contra el parabrisas trasero.

Todo esto habría ocurrido cerca de las 00.10 del martes, pero los disparos no significaron el fin de las agresiones.

Después de eso -según relató la propia víctima en su denuncia radicada un día después mientras seguía internado en el hospital-, Negrete descartó el arma de fuego y tomó un cuchillo tramontina que también habría llevado en la mochila.

Con ese cuchillo habría comenzado a lanzarle estocadas a Sánchez, que mientras tuvo fuerzas atinó a protegerse con las manos y por eso sufrió varios cortes en sus extremidades.

La víctima salió a correr, pero en dos oportunidades fue alcanzado por el agresor.

Esta persecución a las corridas quedó registrada por cámaras de seguridad y también fue presenciada por al menos dos testigos circunstanciales, entre ellos la enfermera, que justo había sacado a pasear a su perro y se topó con la dramática y violenta escena.

“Cuando miro, estaba este chico Manu en la Maipú, que corría y Negrete atrás de él, que le venía hincando. Le pegaba, le pateaba y le pisaba en el pecho cuando caía. La verdad fue horrible. En eso Manu corrió más de una cuadra, vino corriendo hasta Perito Moreno y Chubut, que fue donde cae en la vereda de mi vecina. Fue ahí donde este chico, Santiago, lo agarra de la cabeza y empieza a pegar la cabeza de Manu contra el piso. Con mucho odio le hacía todo, le hincaba y le hincaba. Le pateaba, le pisaba el pecho”, relató esta semana la testigo clave en Radioactiva 100.7. Las fuentes indicaron que en sede judicial la mujer brindó prácticamente las mismas declaraciones que dio a los medios de comunicación.

“En un momento Manu se dio vuelta para querer levantarse y este chico se le tiró de nuevo y volvió a pegarle. En eso yo me meto y el chico se va corriendo en dirección a calle Herrera y en eso ve por el reflejo de la casa de mi vecina la luz de la Policía. Entonces retrocede y vuelve hacia Manu y le vuelve a pisar en el pecho. Él le estaba pateando la cabeza mientras la Policía estaba ahí llegando”, agregó la enfermera en la entrevista radial.

Producto del ataque, Sánchez sufrió un disparo que impactó en su pómulo y la munición quedó alojada allí sin representar riesgo alguno. También padeció heridas cortantes en diversas partes del cuerpo, una de ellas le afectó el pulmón y por esa lesión debió ser intervenido de urgencia. Por último, recibió golpes de puños, patadas e incluso narró que su agresor intentó ahorcarlo mientras estaba malherido en el suelo.

Sánchez quedó tendido en la esquina de Perito Moreno y Chubut.

En un principio trascendieron versiones de que en el hecho pudieron haber más participantes, quienes se encargaron de cerrarle el paso a Sánchez por la avenida. Sin embargo, la propia víctima se desestimó esta hipótesis al momento de declarar desde el hospital.

Ante las autoridades que se acercaron a tomarle la denuncia, Sánchez recordó que efectivamente mientras era atacado hubo al menos dos motociclistas que frenaron al ver lo sucedido e intentaron interceder para detener las agresiones, pero aparentemente terminaron huyendo al ser atemorizados por el sospechoso.

Después de eso, los testigos relataron que Negrete intentó huir pero no pudo porque un patrullero lo interceptó. Prácticamente fue atrapado in fraganti, en virtud de que por la zona ya habían varios móviles haciendo recorridas por el llamado que hizo un vecino por un hecho diferente y en esas circunstancias se toparon con el ataque.

Desde ese instante Negrete permanece detenido y a disposición del magistrado Juan Manuel Monte, que lleva adelante las actuaciones del caso.

El viernes a la mañana, al momento de comparecer ante la Justicia, el sospechoso optó por guardar silencio y no declarar, tras lo cual fue nuevamente trasladado a la Comisaría Tercera.

“Me levanté temprano -por el martes- y siempre nos hablamos, pero no contestaba. Hablé con la madre y en ese momento escuché las noticias. Ahí fue una catarata de conjeturas, que no sabíamos dónde estaba, que no sabíamos qué hacer. Él nunca había estado en una situación así. Fue algo durísimo. Me perdí. No sabía por dónde arrancar y no logro entender lo que pasó. Él jamás hacía algo sin avisar”, expresó su padre, Fabián Negrete, conocido empresario y propietario del tradicional bar Mentecato, que después de esta situación cerrará sus puertas.

Avance y pericias
Una vez cumplimentada la audiencia de declaración indagatoria del acusado y la designación de una defensora oficial como su abogada, las autoridades judiciales dispusieron avanzar lo más pronto posible en las próximas medidas.

Por eso, tal como publicó ayer El Territorio, el viernes por la tarde ya se llevaron adelante las primeras audiencias de declaraciones testimoniales a los testigos más relevantes de la causa que se instruye bajo la carátula de “homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en concurso con portación ilegítima de arma de fuego”.

De las testimoniales se destaca el de la enfermera, que junto al relato vertido por la propia víctima en su denuncia, se constituirá como uno los elementos más contundentes del expediente.

En esa misma línea, se avanzó también en tomarle declaración a la novia de Sánchez. El objetivo en este punto era obtener más información respecto a los momentos previos del ataque, pero las fuentes indicaron que de su testimonio no se pudo extraer ningún dato que modifique el panorama. Lo más importante fue que negó haber sufrido hechos de violencia durante la relación con el muchacho, versión -aunque infundada- que había comenzado a ser desparramada en las redes por otros jóvenes.

En este sentido, las autoridades consultadas señalaron que ahora aguardan los resultados de las diversas pericias encomendadas. La idea es acabar la semana con todos los informes sobre la mesa.

Los más informes más esperados son los estudios toxicológicos y el análisis de los teléfonos celulares de ambos protagonistas. Esta última labor quedó en manos del personal de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic). De allí los investigadores buscan hallar alguna pista para saber si hay vestigios de inconvenientes previos entre ellos.

Hasta ahora, no surgen antecedentes conflictivos en ninguno de los dos y la expresión común tanto en sus conocidos como familiares es la siguiente: “No hay explicación”.

Sánchez fue rey del Janssen en 2018. FOTO: Natalia Guerrero.

“Nosotros todavía estamos procesando lo que ocurrió. Nuestras energías están puestas en estar con Manuel, en acompañarlo. No tuvimos tiempo de ponernos a pensar en lo que pasó, es desconcertante, no hay explicación”, había expresado Mónica Pelinski, madre de Sánchez.

Sus amigos, en tanto, profundizaron en su personalidad. Octavio, por ejemplo, indicó que “conocí a Manu en la secundaria. Fuimos haciéndonos amigos a medida que íbamos haciendo trabajos y actividades juntos. Es una persona que si hace algo mal te lo va a decir de frente, no tiene problemas. Es totalmente sincero. Cada vez que salíamos nos turnábamos para ser conductor asignado. Es muy responsable y tranquilo”.

A su turno, Matías Patzer coincidió: “Manu es un amigo de hace cinco años, fuimos compañeros de curso. La convivencia diaria me llevó a conocerlo mucho y es el tipo de persona tranquila. Es una persona buena, que no se altera, que no se pone nervioso. Es muy cálido con sus amistades”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias