martes 18 de mayo de 2021
Cielo claro 17ºc | Posadas

Antes de la llegada del Covid-19 asistían más de 60 abuelos

La pandemia no fue un freno para las acciones solidarias

En el club Sarmiento funciona un Centro de Adultos Mayores que se readaptó para continuar brindando ayuda pese a las barreras que hubo por la falta de presencialidad

domingo 18 de abril de 2021 | 6:05hs.
La pandemia no fue un freno para las acciones solidarias
Graciela Pires, Noni Riera, Mirtha Ceballos y Celia Acosta están al frente de las acciones solidarias. Foto: Natalia Guerrero
Graciela Pires, Noni Riera, Mirtha Ceballos y Celia Acosta están al frente de las acciones solidarias. Foto: Natalia Guerrero

En el club Sarmiento de Villa Sarita funciona uno de los Centros de Adultos Mayores que dependen de la Municipalidad de Posadas. Hace cuatro años que el club le cede parte de sus instalaciones para que puedan realizar sus talleres, practicar sus obras y, lo más importante, reunirse.

El coronavirus obligó a replantear todas las actividades. “Hicimos cosas con distanciamiento, con barbijo y así lo hicimos durante la pandemia. No nos estamos juntando. Solamente lo hicimos para algunas ocasiones especiales”, contó Mirtha Ceballos, una de las integrantes del centro, que recibe a más de 60 personas.

“Hubo y hay mucha incertidumbre. Estábamos acostumbrados a una vida activa. Todos los días teníamos talleres, en los que nos encontrábamos. Acá teníamos tai-chi, folklore, tejido, maquillaje, gimnasia, reciclado, de todo”, agregó Noni Riera.

Es que el Centro de Adultos Mayores de Villa Sarita era mucho más que talleres. Era el lugar y la excusa de muchos para encontrarse con amigos, aprender algo nuevo y mantenerse en movimiento.

“Tuvimos temor y angustia por no poder salir. Ahora, ya con la vacuna, estamos un poco más tranquilos. Nos alentamos a través de WhatsApp, con un grupo que tenemos, para poder superar esta etapa”, contó Riera.

Pero hubo algo que no se modificó: su estirpe solidaria. A través de los grupos que tienen, respetando las medidas de seguridad sanitaria, los integrantes del Centro reunieron donaciones, que van a repartir durante la semana.

“Hoy estamos juntando alimentos, ropas, artículos de limpieza para llevar a los otros Centros de Adultos Mayores, que son muy humildes. La semana que viene vamos a llevar todo lo que juntemos”, aseguró Ceballos.

Es que la función, más allá de las reuniones sociales, de los centros de adultos es devolverle a la sociedad lo que les brindó y por eso hace varios años que desde Villa Sarita eligen un lugar para destinar lo que recolectan.

“El año pasado y el anterior (2019), llevamos lo recaudado al geriátrico de Miguel Lanús y también a Santa Ana y San Ignacio. Siempre hacemos algo solidario”, cerró Riera.

Cuando la pandemia pase, desde el centro de adultos que funciona en el Club Sarmiento tienen planeado reunir a integrantes de todos los centros de adultos de la ciudad para recuperar varias de las actividades que realizaron hasta marzo de 2020.

 

Reinventarse para seguir de pie 1° de Mayo, el esfuerzo de todos Centro de Cazadores se recupera tras un duro cierre Donaciones desde Suiza para Helvecia y delivery en Jardín América Las canchas también pueden acomodarse El Rayo se ingenió para asistir a los niños en San Ignacio A pesar de la pandemia, con ayuda y colaboración, “algo pudimos hacer”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias