jueves 13 de mayo de 2021
Cielo claro 9.9ºc | Posadas

Dicen que la situación aquí es muy distinta a la de Buenos Aires

Leve descenso este mes de la actividad en restaurantes

Es por el mayor temor de los ciudadanos a las habituales salidas. La situación se da tras la notable recuperación de actividad que tuvo en la actual pandemia

jueves 15 de abril de 2021 | 6:05hs.
Leve descenso este mes de la actividad en restaurantes
En la Costanera restaurantes recordaron que cuidan protocolos y distancias de sus públicos . Foto: Federico Gross
En la Costanera restaurantes recordaron que cuidan protocolos y distancias de sus públicos . Foto: Federico Gross

Empresarios gastronómicos locales valoraron y defendieron el nivel de demanda que hay en la provincia por la mayor apertura de horarios de atención. Pero también  advirtieron  que la posibilidad de mayores restricciones ya los está afectando, tanto por la menor llegada de visitantes como por el mayor temor al salir del público local. Se explicó que se siguen manteniendo estrictos controles sanitarios y de distanciamiento social en sus locales. Se recordó que para el sector es imposible parar porque dependen del consumo diario para poder mantener a sus empleados.

Ya la semana anterior desde el gremio de empleados gastronómicos se alertó que las mayores restricciones en otras ciudades estaban haciendo caer las visitas a Misiones. Y que todavía había empleados gastronómicos que no habían podido recuperar sus empleos por la baja actividad. “Nos preocupa mucho porque si hay una reducción horaria en la atención repercute en la actividad y en los empleos de los gastronómicos”, comentó días atrás Antonio Acosta, secretario general de Uthgra en Posadas. 

En tanto, Gustavo Alvarenga, presidente de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra), explicó que la situación sanitaria del país ya afecta a la ocupación de hoteles locales. Pero de haber alguna restricción también se afectaría al sector gastronómico.

“Ya en marzo se notó una importante baja en la ocupación de lodges y cabañas, por el comienzo de clases pero también por la cuestión sanitaria. Se nota que la gente se cuida más y trata de no moverse de sus casas. Así que obviamente si además hay más restricciones horarias, esto va a afectar mucho a la gastronomía”, consideró el también empresario hotelero posadeño. Acotó que el sector hotelero en la capital provincial ya venía con una ocupación muy baja, pero ahora la actividad quedaría  todavía “más complicada”.

En general desde el sector gastronómico posadeño se coincide en defender la actividad en recuperación de los últimos meses, con cupos de público y vigilancia a los cuidados sanitarios. “La gastronomía viene funcionando muy bien aquí, no tenemos nada que ver con Buenos Aires. Estamos trabajando de forma correcta respetando cuidados y horarios, manteniendo empleos. La economía no resiste que paremos, esperamos que desde el gobierno sepan entender nuestra situación y nos cuiden”, comentó ayer un empresario gastronómico local.

Y remarcó: “Hay mucha gente que confunde lo que puede pasar con Buenos Aires con lo que ocurre en Misiones y es completamente diferente la situación”.

Gustavo Pona, encargado del restaurante La Ruedita, comentó a El Territorio que en los últimos días se vio una merma de actividad y apuntó a que refleja la incertidumbre que se transmite con los posibles controles a implementar. “Ya sólo hablar de más restricciones hizo que la gente se cuidara más y saliera menos. Hemos visto una merma en la semana”.

Recordó, por otro lado, que desde el restaurante mantienen todos los controles y cuidados para sus comensales. “Seguimos tomando temperatura, utilizando alcohol en gel, exigiendo barbijos al ingreso y cuidando el distanciamiento social”.

Por su parte, Gustavo Chávez, propietario del restaurante La Querencia y de otros dos locales de gastronomía, consideró que  la mayor apertura que hay en Misiones es muy valiosa. Aunque también alertó que si hay más restricciones afectarían el nivel de consumo.

“Los que ofrecemos servicios a los misioneros tenemos que tratar de que los protocolos se cuiden y permanecer con las normas del distanciamiento y el uso del tapabocas. Somos conscientes de que hay muchas familias que necesitan trabajar y cuidamos eso. Por suerte aquí la gente responde bien, porque tiene ganas de salir y que la atiendan bien. Eso nos está permitiendo trabajar en plena pandemia”.

A pesar de la mayor actividad recordó que la demanda depende de las zonas y sus públicos por la ciudad. “Este restaurante, que tiene una larga trayectoria, siempre estuvo asociado al movimiento turístico o de viajantes, por eso todavía no vemos una gran reactivación. Pero nos sirve el movimiento interno para al menos equilibrar los gastos. En el restaurante Teyú, que está en la Costanera, sí estamos trabajando bien, ahí influye mucho el ambiente natural que es muy agradable y la gente que sale a buscar eso”, comentó. 

Distinguió en tanto que de aplicarse más restricciones horarias o de circulación, habría un claro perjuicio sobre su demanda. “De haber más restricciones nos perjudicarían muchísimo, más allá de que podamos ofrecer un servicio de envío de comida. Los negocios que trabajan con delivery tienen personal muy reducido, no es el caso de este restaurante, porque tenemos otro tipo de servicios que mantener”, explicó.

Finalmente opinó que es muy buena la campaña para pedir al público que apoye a los gastronómicos saliendo a comer más temprano.

 “Como la idea es muy buena, es un buen hábito que se usa mucho en Europa”, consideró.

Maximiliano Pazos, propietario de Amarú café-bar y Costa Amarú resto-bar, explicó en tanto que la consideración de nuevas restricciones sería un gran retroceso para los negocios gastronómicos. “Todavía no tenemos ninguna información respecto a restricciones por lo que no tenemos pensado implementar cambios. Pero sería un enorme retroceso volver a limitaciones que nos impidan trabajar, más aún después de largos meses del 2020 donde hemos hecho lo imposible para sostener nuestros negocios. Los restaurantes hemos sido sumamente cuidadosos en los protocolos y no se han registrado contagios en esos ámbitos”, evaluó.

En tanto su socio Francisco Souza apuntó “pensar en un cierre del sector seria altamente perjudicial, aún más si no hay políticas de subsidios. Las tomadas el año pasado durante la cuarentena estricta fueron casi nulas, sólo se realizó un pequeño aporte en los salarios de los trabajadores, los gastos y pérdidas fueron afrontadas por los propietarios de los locales gastronómicos”.

Consideró que “si suben los casos naturalmente la afluencia de personas disminuye en los locales gastronómicos por miedo y prevención. Creo que el gobierno debería enfocarse en controlar fiestas clandestinas o lugares que no respetan los protocolos, sobre todo los referidos a las aglomeraciones. Y sobre todo en el transporte público donde los usuarios viajan sin distanciamiento. Los colectivos de la ciudad están abarrotados y mueven miles de personas a diario en la ciudad”.

Respecto a una reducción horaria, consideró que “se deben tener en cuenta los hábitos culturales de nuestra ciudad, que por lo general suele cenar muy tarde, pero se podría trabajar en un cambio de hábito más a largo plazo y de forma gradual. Ahora bien, siempre será preferible una reducción horaria que un cierre total”.


En Iguazú, miedo e incertidumbre

En Iguazú la situación es aún más compleja, ya que la aplicación de restricciones afecta directamente al turismo, circulan rumores de la cancelación de los vuelos y de los medios de transporte, esto provocaría un cese de la actividad en la Ciudad de las Cataratas dejando al borde del cierre a muchos emprendimientos que hoy intentan trabajar para pagar las deudas adquiridas hace un año para solventar gastos fijos y sueldos de sus empleados.

Por el momento ninguno expresa su opinión ante la posibilidad de que se restrinjan los horarios de funcionamiento de bares y restaurantes, sin embargo se muestran preocupados con el escenario que no es alentador si se aplican mayores restricciones en el resto del país. “Es muy irresponsable hablar de posibles restricciones cuando no conocemos las normas, sí podemos decir que estamos preocupados porque cargamos con deudas del año pasado y la interrupción de la actividad económica podría provocar que muchos emprendimiento presenten quiebra y cierren”, indicó Jorge Antonio, integrante de la Asociación Hotelera Gastronómica y Afines de Iguazú (Ahgai).

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias