miércoles 05 de mayo de 2021
Llovizna 14.5ºc | Posadas

Ricardo Fleitas estaba preso desde julio de 2018 por el asesinato de Sergio Ocampos (23)

Testimonio inesperado terminó con la absolución de enjuiciado por homicidio

José Martín Roniski pidió perdón ante el Tribunal porque durante la instrucción había dicho que no vio nada. Luego brindo un pormenorizado relato de las circunstancias en las que ocurrió el crimen, por lo que la Fiscalía solicitó la inmediata liberación del imputado, a falta de una jornada.

jueves 15 de abril de 2021 | 1:20hs.
Testimonio inesperado terminó con la absolución de enjuiciado por homicidio
José Martín Roniski dando detalles de su relato en un croquis de la escena. FOTOS: MATÍAS BORDÓN
José Martín Roniski dando detalles de su relato en un croquis de la escena. FOTOS: MATÍAS BORDÓN

El proceso judicial contra Ricardo Fleitas (35) tuvo un giro tan favorable como inesperado hacia su libertad ayer durante el juicio en su contra por el homicidio de Sergio Ocampos (23), ocurrido en Comandante Andresito en julio del 2018. Es que la declaración de un testigo presencial del hecho hizo que el debate se cierre de forma abrupta a falta de un una jornada, ya que la Fiscalía pidió su inmediata libertad y el Tribunal Oral Penal Uno lo absolvió por el beneficio de la duda. 

José Martín Roniski había dicho en la instrucción que no había visto nada, pero en la víspera contó con detalles la misma secuencia que había desarrollado el acusado en la primera audiencia del lunes, al expresar que fue una “cuestión de vida o muerte”: que Ocampos había atacado con un palo y que la estocada mortal con el cuchillo que le asestó fue en defensa propia. 

La jornada de testimonios había sido muy larga, con la comparecencia de seis testigos, entre ellos quien por entonces era la pareja de Fleitas, Claudia López, que de todas formas se abstuvo de declarar - tal y como lo había hecho en la instrucción-  amparada el artículo 244 del Código de Procedimiento. Luego de seis horas ya eran las tres de la tarde, cuando las primeras palabras de Roniski despabilaron a los presentes.  

“Si me permiten algo, yo quisiera pedir perdón, a Dios en primer lugar, pero también a la Justicia. Yo en Iguazú dije una cosa por miedo a ambas partes, pero eso me martilla la cabeza y voy a decir lo que vi”, introdujo el hombre y ratificó “yo dije que no vi nada pero no es así”, ante la consulta del Tribunal. El silencio generalizado antecedió entonces a su verdadero relato. 

Con muchos detalles, desarrolló que era de tarde noche cuando estaba en la vereda de su taller del barrio en el barrio Quintas Altas, arreglando su camión. En ese momento, notó que llegó al lugar el acusado y se escondió detrás de un árbol, esperando. En la misma cuadra se encontró Claudia López , madre de los hijos del acusado, con Ocampos. 

Ambos habían tenido una relación e incluso habían convivido un tiempo pero luego Fleitas y López se trasladaron desde Wanda al Comandante Andresito por trabajo,  para retomar la pareja y también para alejarse del joven.  

El hombre salió a encontrar a Ocampos y López y fue en esa instancia en la que se inició la discusión. En primera instancia Ocampos se retiró, pero volvió cuando la mujer empezó a pedir ayuda. “Entonces el joven -Ocampos- agarró una tabla y viene por detrás del otro señor -Fleitas- y le pega. El señor medio se cayó y se levantó y el otro le sigue golpeando, con esa tabla. La tabla se partió al medio”, detalló el testigo.

Roniski añadió que los golpes con la madera, que tenía unos dos metros de largo y unos 70 centímetros de ancho, siguieron e incluso el elemento se volvió a quebrar por los embates. “Ahí se meten en la parte trasera del camión, ahí yo no vi que pasó, pero se escuchaba los golpes de la tabla”, siguió. En ese momento la mujer le pidió ayuda, pero él le dijo que no quería problemas.  

El testigo expresó que cuando volvió a ver los contrincantes se estaban reincorporando del piso y que en ese momento justo pasaba un auto que le alumbró a Ocampos: “Vi con la claridad del auto que tiraba sangre -el fallecido-, estaba caminando sin control y se cayó sobre el borde del cordón cuneta”. 

Como se dijo, el relato del vecino cambió por completo todo. Se esperaban para hoy más testigos, se analizaba la posibilidad de una reconstrucción y aún faltaban los alegatos, pero inmediatamente el fiscal Federico Rodríguez pidió la palabra y citó el inciso 2 del Artículo 34, señalando que la estocada que mató a Ocampos fue en medio de un estado de necesidad de defensa por parte del imputado, solicitando la absolución e inmediata liberación de Fleitas, que había llegado al juicio preso.

“Nadie está obligado a dejarse matar”, puntualizó Rodríguez. Y argumentó: “Por más que no se dan los requisitos de legítima defensa, estimo que se da una situación no justificante pero sí exculpante, que es el estado de necesidad del imputado”.  

El acusado Ricardo Fleitas (35) firmando su libertad. 

El Tribunal, conformado por los magistrados Atilio León -presidente-, Lyda Gallardo y Teresa Ramos, citando el beneficio de la duda absolvió a Ricardo Fleitas (35), quien se fue del recinto como una persona libre. En el lugar estaban sus dos hermanos, quienes acompañaron el proceso y festejaron la buena nueva agradeciendo a Dios y a las autoridades judiciales. 

Tanto el absuelto como su abogado prefirieron no hacer declaraciones.

Noticias relacionadas: 

https://www.elterritorio.com.ar/noticias/2021/04/13/700159-acusado-del-asesinato-de-un-joven-declaro-que-se-defendio

https://www.elterritorio.com.ar/noticias/2021/04/14/700277-la-madre-de-ocampos-dijo-que-su-hijo-dejo-wanda-para-huir-de-su-ex

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias