martes 18 de mayo de 2021
Cielo claro 16.7ºc | Posadas

La escuela de adultos Nº 84 lleva su nombre

Mandové Pedrozo abre la jugada de artistas por próceres

Tras oficializarse la denominación, se espera el descubrimiento de una placa. La docencia, su humildad y destacarse en la Tierra Colorada son la inspiración elegida

jueves 15 de abril de 2021 | 2:01hs.
Mandové Pedrozo abre la jugada de artistas por próceres

Centro de enseñanza, de vivencias inolvidables, de lazos que duran toda la vida, la escuela es ese nicho, donde se imparte y comparte mucho más que conocimientos. Y en ese camino, la escuela para adultos parece aferrarse más fuertemente a esos principios socioactivos y generar su propia dinámica. Es que con el eje en cursos de salida laboral rápida y programas que permiten terminar la primaria o secundaria no sólo como simples logros académicos sino como superación o sostén de una familia, la experiencia se vive distinta.

Así, en Posadas, lejos del microcentro y rodeada ya de un paisaje más agreste, en los confines de la ciudad, la Escuela Para Jóvenes y Adultos N° 84 define una identidad diferente, un modelo real y cercano y fuera de los estoicos y repetidos patriotas instauró su nombre Floriano Mandové Pedrozo.Oficializado bajo la resolución 546 del Consejo local de educación, una vez concretado todos los pasos administrativos previos, la escuela se erige ahora bajo el nombre del artista misionero que se destacó en la docencia.Según explican, es para cortar un poco con la tendencia de llamarse Sarmiento o Belgrano y para aportar más sentimiento local. ‘‘Buscábamos algo que tuviera más que ver con nuestras raíces’’, explicó la directora, Norma Sawicz.

Más que librosArte y decoración, peluquería, electricidad y repostería son algunos de los talleres que se dan como anexo a la terminalidad de primaria y secundaria. Muchas veces son el ‘gancho’ para atraer a jóvenes y adultos que no terminaron sus estudios. Muchos chicos de la zona, del barrio Néstor Kirchner y los asentamientos cercanos, llegan a aprender un oficio que les permita generar su propio emprendimiento. Nora Enríquez es presidenta de la comisión barrial sector “A” del populoso barrio Kirchner y además  trabaja codo a codo con los docentes de la, ahora, Mandové Pedrozo. Como alumna, Nora reconoció que lo primero que realizó en la escuela fue el curso de panadería, gracias al cual hoy se desempeña como emprendedora independiente. 

El ambiente familiar que se reconoce en los pasillos y las aulas, hace que el lugar oficie como una especie de club de barrio. Aunque son unos pocos docentes quienes se ponen al hombro el funcionamiento de la escuela.Orgullosos de la buena relación entre los turnos de la mañana, de la escuela regular y el nocturno, directivos y maestros tiran ‘para  el mismo lado’. Así lo detalló Gladis Sánchez, directora de la escuela N° 934 que funciona en ese mismo espacio a la mañana y docente de la Mandové por la noche.

‘‘Se genera un lazo con la escuela, muchos vienen se capacitan y después traen a otros o los mismos padres vienen para ayudar a sus hijos que cursan a la mañana’’, comenzó detallando. ‘‘Podemos trabajar así porque somos un equipo’’, resumió Sawicz sobre todo el esfuerzo a pulmón que se genera dentro de esas paredes. ‘‘Me gusta trabajar en las dos escuelas porque es un trabajo integrado, acá todos tiramos para adelante’’, cerró Sánchez.

Más allá de que la pandemia condicionó el avance de la educación, este grupo docente mantuvo su presencia en el barrio y colaboró con los vecinos, tanto en acercar cuadernillos como mercaderías en general. Hoy, la vara se sigue posicionando cada día más alta, y las inscripciones para distintos turnos no cesan. Con el nuevo asentamiento bautizado Alberto Fernández, a pocos metros, los alumnos son cada día más.Mandové, humildad y legado Uno de los impulsores del nombre de la escuela, hoy oficializado y a días de inaugurar su respectiva placa, fue Víctor Durán, docente de informática de la escuela de adultos y seguidor de la trayectoria del pintor local. 

En el proceso de conseguir datos e información sobre Mandové, reunió información como para un  libro , afirmaba el hombre hace casi un año. Ahora, la idea es que la presentación de ese libro se efectúe el 12 de mayo, aniversario de nacimiento de Pedrozo.Mientras destacan que no tuvo una vida de prócer pero sí dejó mucho a sus alumnos, Raquel Romero,  profesora de repostería recordó haberlo tenido como maestro, siempre apasionado por los paisajes costeros y los ‘ranchitos’.  ‘‘Era una excelente persona’’, destacó, al tiempo que esbozó rasgos de su vida bohemia y cómo las maestras de la Escuela 3 buscaban arreglar sus desaliñados guardapolvos o coserle algun botón. 

‘‘Es un puntapié para que otras escuelas tomen la posta con nombres de artistas y artistas misioneros para establecimientos escolares. Esta es una forma de que la gente conozca a Mandové y sepa que él fue un docente y eso fue lo más destacado de su carrera, además de ser excelente artista plástico’’, entendió  Víctor Durán alentando a ver a los artistas locales como fuente de inspiración y superación cotidiana. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias