domingo 16 de mayo de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Encontraron casos de epizootia en una localidad brasileña a 30 kilómetros de Misiones

Analizarán mosquitos para detectar si hay fiebre amarilla en la provincia

Las muestras serán enviadas a Buenos Aires para descartar o confirmar la llegada de la enfermedad en Misiones. Refuerzan el monitoreo en la frontera con Brasil

miércoles 14 de abril de 2021 | 6:04hs.
Analizarán mosquitos para detectar si hay fiebre amarilla en la provincia
En simultáneo se sigue entrevistando a los colonos y vacunando a quienes aún no lo hicieron. Foto: Carina Martínez
En simultáneo se sigue entrevistando a los colonos y vacunando a quienes aún no lo hicieron. Foto: Carina Martínez

Se llevan adelante tareas de monitoreo en localidades misioneras ante un nuevo alerta por la presencia de epizootia (muerte de monos), confirmada por fiebre amarilla el pasado 7 de abril, en el municipio de Palma Sola (Santa Catarina, Brasil), distanciado apenas por 30 kilómetros de la frontera argentina a la altura del Parque Provincial Piñalito, a 50 kilómetros de Bernardo de Irigoyen y más de 100 de San Pedro.

En esta ocasión una de las acciones tiene que ver con el estudio de los mosquitos a fin de detectar de forma rápida la presencia de la enfermedad en la zona de riesgo. El vector en esta región es el Aedes aegypti, el mismo que transmite enfermedades como el dengue, el zika y la chikungunya. Pero también lo llevan otros géneros Aedes y Haemogogus.

Las acciones de vigilancia se llevan adelante en Andresito, San Pedro y San Antonio y comenzaron a desarrollarse desde el sábado último continuando esta semana con la presencia de profesionales del Ministerio de Salud de Nación, investigadores del Conicet, Ministerio de Salud Provincial y promotores de Zona Noreste de Salud. En el grupo participan especialistas en monos y virología de mosquitos que están en terreno con el objetivo puntual de capturar vectores que serán sometidos a estudios virológicos a fin de establecer si hay o no fiebre amarilla.

“Es un excelente estudio porque sabemos que la cantidad de monos en nuestra zona es poca, entonces hasta que se muera un mono la enfermedad puede haber avanzado. Con esto se gana tiempo y nos parece muy buena la iniciativa porque el que se traslada es el mosquito. En este caso, es cazado vivo, se procesa la muestra que es analizada en Buenos Aires”, explicó en diálogo con El Territorio, el doctor Cristian Cristaldo, jefe de Zona Noreste de Salud.

En Misiones y Brasil se encuentran monos de las especies carayá rojo, carayá negro -en riesgo de extinción-, y caí, que son los que se enferman por la picadura del Aedes y funcionan como centinelas de que la enfermedad está presente.

Esta captura de los posibles portadores de la enfermedad se realizará desde Piñalito hasta Paso Rosales, donde se establecerá un corredor verde del estudio virológico que se extenderá por toda la zona del Moconá.

Una vez que se conozcan los resultados, será el Ministerio de Salud el que dé a conocer las medidas a tomar en cuanto a la vacunación.

Cabe mencionar que de forma simultánea se realiza el monitoreo de monos, entrevista con los colonos y la vacunación contra la enfermedad. Con el alerta emitido el año pasado se logró inmunizar a la población de riesgo -obrajeros, motosierristas, camioneros y población que habita en la zona fronteriza y cercana a los parque provinciales-, pero de todas maneras hay que tener en cuenta que se trata de una zona donde la población muta de forma constante, por lo que, durante las primeras jornadas de rastrillaje se aplicaron doce nuevas dosis.

Conservación de monos

Como el mono caí y el carayá, -este último en peligro de extinción-, son los más afectados por la enfermedad, a las tareas también se suma el Ministerio de Ecología de la provincia para la conservación de los primates.

Patricia Sandoval, referente de la Dirección de Biodiversidad del Ministerio de Ecología de la provincia detalló que en el año 2009 lo que se hacía era traerlos a Candelaria a la reserva El Puma y se tomaban muestras para confirmar que el virus que los atacaba era la fiebre amarilla y desde ahí el Ministerio de Salud realizaba la inmunización a la población.

 “Ahora se actuará de la misma manera, la alerta fue el viernes a la tarde, el fin de semana nos pusimos en contacto con los referentes de cada área, se concretaron reuniones y hoy (por ayer) a las 8 ya estaban en terreno haciendo el rastrillaje”, acentuó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7.

La referente del Ministerio de Ecología detalló que el rastrillaje se llevará a cabo en Piñalito, Moconá y en Esmeralda, donde también se colocarán trampas.

Sandoval recalcó que el mono no es el culpable. “Nosotros lo utilizamos como centinela, él nos da el aviso que existe la circulación del virus y lo que trabajamos es sobre eso. La agente debe informar si ve un comportamiento distinto en ellos pero no los tienen que atacar ni matar”.

Lo que hay que saber
Síntomas
Mucha fiebre, escalofríos y dolor de cabeza. Pueden aparecer dolores musculares, náuseas y vómitos. Las formas graves causan hemorragias y hasta falla orgánica múltiple.

Transmisión
Se produce por la picadura de ciertas especies de mosquitos infectados, no a través del contacto personal. Las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar un estado grave.

Vacunación
El Calendario Nacional de Vacunación para Misiones y Formosa y algunos departamentos de Chaco, Corrientes, Salta y Jujuy incluye una dosis a los 18 meses y un refuerzo a los 11 años.

Epizootia
Si se encuentra un mono muerto o enfermo no hay que tocarlo. Anotar dónde se lo encontró y comunicarse urgente con un centro de salud y al Ministerio de Ecología de la provincia.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias