martes 22 de junio de 2021
Nubes 13ºc | Posadas

Alma de potrero

Mitre encontró la manera de combinar su presente y su pasado en una cancha. En el nuevo potrero se junta lo amateur y el futuro

martes 13 de abril de 2021 | 6:01hs.
Alma de potrero
Los pibes lo armaron y hoy disfrutan del potrero del club. Fotos: Sixto Fariña
Los pibes lo armaron y hoy disfrutan del potrero del club. Fotos: Sixto Fariña

Las piedras y la tierra le dan vida al potrero. Dicen que de ahí nacen los mejores jugadores de fútbol, los que más mística supieron tener. Dicen que en las canchas de tierra y piedra, muy parecidas a las de la calles, con dos zapatillas para marcar los arcos, se forjan los mejores futbolistas. Es como si jugar en ese espacio diera un plus. Algo que los demás no tienen.

“Juega con alma de potrero”, comentan a veces en las tribunas. “Tiene la picardía del potrero”, se escuchó acerca de varios grandes. Uno de los más grandes de todos los tiempos salió de un potrero. De una cancha en la que apenas se veían las líneas. Diego Armando Maradona mostró en esos lugares lo que era capaz de hacer.

El potrero para los argentinos tiene un significado muy especial, pero el avance de las ciudades, la a veces mal entendida “modernización”, jugó en contra de estos espacios.

En el club Mitre de Posadas pretenden recuperar la mística del potrero. Quieren volver, en la medida de lo posible, a los tiempos en los que jugar en cancha de tierra y piedras era algo normal en el barrio Rocamora.

Por eso hace un tiempo nació la idea desde la coordinación del club, con Adriel Kinyerski e Iván Giménez a la cabeza, de recuperar el alma de potrero. El proyecto tuvo el visto bueno del presidente Marcelo Dei Castelli y los chicos del club se pusieron manos a la obra.

El trabajo se realizó, en gran parte, gracias a la ayuda de los pibes de la sub 17, quienes fueron los encargados de limpiar un espacio al costado de las canchas de fútbol 5 del Auriazul y delinear lo que hoy es el potrero del club Mitre.

Hoy hay un potrero, pero la intención es que en el futuro sean dos y que todas las categorías mayores pasen, al menos, una vez por semana y que sientan la adrenalina de jugar entre tierra y piedras.

Iván Giménez, uno de los coordinadores del club, explicó que la intención es que “los chicos salgan preparados para jugar en cualquier lado”. “Tenemos la escuelita y las inferiores que practican en la cancha y aprenden la técnica, pero el potrero te da algo más”, aseguró el profesor.

La historia y la mística

Desde hace un par de años que en Mitre comenzaron a trabajar en un proyecto que tiene mucho que ver con revalorizar la historia del club, del estilo de juego, de las grandes hazañas que supo tener el Auriazul de Rocamora.

El potrero viene a complementar una parte de esa historia, de esa mística, que supo tener Mitre, que lo llevó a ser uno de los grandes clubes de Misiones, uno de los más ganadores de la Liga Posadeña y a jugar en dos oportunidades en la Primera División.

“El jugador de Mitre estaba acostumbrado a los partidos duros, después sumaron la técnica y vinieron tantos títulos con buen juego. Lo que queremos es recuperar esa historia de jugadores aguerridos y sumarle la buena técnica de los últimos años”, explicó Giménez.

En un ambiente como el del fútbol que cada día busca más profesionalismo, Mitre decidió parar la pelota, mirar hacia atrás y recuperar un poco de esos valores del amateurismo. Esos códigos distintos de las canchas de barrio, de las viejas épocas y alimentar el alma de potrero.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias