martes 18 de mayo de 2021
Cielo claro 12.7ºc | Posadas

En 2020 hubo pérdida total de la zafra producto de las heladas

Tras recuperación de plantas, amplían el cultivo de arándanos

En San Pedro, una familia sumó más hectáreas para la producción de este año dada su rentabilidad y demanda. Las plantas ya florecieron y las frutas estarían en agosto

domingo 11 de abril de 2021 | 21:28hs.
Tras recuperación de plantas, amplían el cultivo de arándanos
Ricardo se dedica hace varios años, junto a su familia, a la cosecha y cultivo de arándanos en San Pedro. / Fotos: Carina Martínez
Ricardo se dedica hace varios años, junto a su familia, a la cosecha y cultivo de arándanos en San Pedro. / Fotos: Carina Martínez

Año a año, el cultivo de arándanos es la principal apuesta en la zona de Colonia San Jorge, en San Pedro, más aún en este 2021. Es que la exótica e inédita plantación sufrió el año pasado la pérdida total de la zafra, como consecuencia de las intensas heladas y sequía prolongada, ya que el rendimiento de la cosecha depende íntegramente de la intensidad de las heladas. Sin embargo, luego de un año difícil para la producción, un productor dedicó tiempo y dinero para mantener las hectáreas, que le da un valor agregado a la chacra por tratarse de una fruta nutritiva y de alto costo en el mercado.

Ricardo Werner y Maximiliana Báez son una joven pareja de San Pedro que mantiene, pese a las adversidades, una superficie de tierra cultivada con arándanos, que fue iniciada hace más de once años por el padre de Werner, que falleció hace un tiempo, por lo que las plantas además representan un gran valor emocional. Asimismo, las casi cuatro hectáreas generan una gran rentabilidad que, también, requieren de una gran inversión.

El arándano es una alternativa que mantiene al productor en permanente incertidumbre porque si bien las plantas presentan todas las condiciones para rendir buenos frutos, y así kilajes que aporten rentabilidad, las condiciones del tiempo juegan un papel preponderante. Habitualmente, la cosecha de la exótica fruta se produce en los meses de invierno, y el año pasado las bajas temperaturas provocaron la pérdida de la cosecha, que significó una pérdida por más de dos millones de pesos.

Sin lograr ingresos con el cultivo, Werner se ocupó durante los meses previos en preparar la planta a la expectativa de que el tiempo acompañe para el segundo y tercer trimestre de 2021. “Es todo un proceso de mantener la limpieza, cuidando de que el suelo permanezca con algo de cubierta para evitar erosiones. Es una enorme inversión en combustible y horas con moto guadaña, como hablamos de una planta de raíz, es necesario llevar adelante un manejo de la misma con la poda, lo que fortalece la planta y mejora la calidad de las frutas”, describió el productor en diálogo con El Territorio.

Por estos días, es posible observar las plantas con brotes fuertes y la aparición de los primeros pimpollos, que luego se transformarán en frutas que comienzan a madurar para mediados de agosto e inicios de septiembre. Es decir, el desarrollo y crecimiento de la fruta ocurre en los meses de frío y en caso de registrarse una helada de consideración, estás terminan marchitándose, siendo necesario optar por alternativas que puedan minimizar el daño.
En este sentido, el productor, uno de los únicos que continúa apostando al cultivo en San Pedro de los once que habían comenzado hace diez años atrás, señala que es fundamental tener financiación del Estado ya que de no contar con una buena zafra, invertir en algún tipo de cubierta, le resulta imposible.

“Este año realizamos una poda, los chupones están muy lindos, la planta respondió muy bien a la poda, es un trabajo enorme, no tenemos la intención de desistir porque somos los únicos que seguimos pero no logramos juntar dinero para colocar algún tipo de cobertura”, manifestó Werner.

Este año, la familia amplió la cantidad de hectáreas a trabajar y mediante el intercambio con un vecino, que contaba con una plantación abandonada, y si las condiciones meteorológicas son buenas, esperan duplicar la cantidad de kilos.

“Este año comencé a preparar un cuadro que es de mi tío, hicimos un intercambio por té, tenemos una gran expectativa. Si el clima nos acompaña y el Estado se fija en este tipo de cultivo que tenemos acá en Misiones y apoya, podemos salir adelante y ser ejemplo a nivel provincial con esta plantación que se da sólo en otras provincias”, subrayó.

El año pasado, el kilo de arándanos en los supermercados superó los 1.000 pesos. Para esta zafra aún no están definidos los valores, que dependen sobre todo del aumento de combustible, ya que el productor necesita movilidad para comercializar la fruta. En este sentido, la demanda aumentó de forma considerable en los últimos años recibiendo compradores de varias partes de la provincia, en especial, de aquellos relacionados al sector gastronómico.

Fruta de exportación

A nivel nacional, la producción de arándanos fue una de las que más creció durante 2020, según datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

En el informe se consignó que el año pasado se certificaron 132 mil toneladas de producción orgánica. Además creció la cantidad de establecimientos y la superficie dedicada a esta actividad y se cosechó un 20% más que en 2019, sosteniendo la tendencia positiva de la última década.
Del total de 132 mil toneladas de productos orgánicos certificados, el 97% (128,6 mil ton) tuvieron por destino la exportación, con destinos a la Unión Europea y los Estados Unidos.

En el caso de los arándanos, fue la fruta con mayor volumen exportado y certificado durante el 2020, con un total de 708 toneladas. Le siguieron el maíz y la ciruela, con un total de 555 y 488 toneladas, respectivamente.

Corresponsalía San Pedro

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias