lunes 12 de abril de 2021
Algo de nubes 23ºc | Posadas

Cooperativa de Alem gana mercados y avanza en exportación a China

La sequía provocó una fuerte merma en la cosecha y producción de cítricos

Productores relevaron pérdidas de hasta el 50% para la campaña 2021. La helada tardía dañó a pleno los plantines de naranjas, fruta con alto valor en el mercado

jueves 08 de abril de 2021 | 3:00hs.
La sequía provocó una fuerte merma en la cosecha y producción de cítricos
La campaña 2020 fue buena por el nivel de consumo de la fruta, pero contrario para jugos. Foto: HORACIO ORTÌZ
La campaña 2020 fue buena por el nivel de consumo de la fruta, pero contrario para jugos. Foto: HORACIO ORTÌZ

Las temporadas de otoño e invierno habitualmente se asocian con el consumo de cítricos en general, y de naranjas en particular. Sin embargo, en los primeros meses del año se registró una fuerte pérdida en la producción en torno al 20% y 50% según indicaron referentes del sector en Misiones.

Las heladas tardías y posterior sequía que azotó a la tierra colorada, eventos climáticos transcurridos durante el segundo semestre del 2020, y el avance de la fugamina, una enfermedad de las plantas producida por un hongo, formaron un cóctel con serias consecuencias en la cosecha en la temporada de febrero y lo que va de abril. Este panorama se produce justo en un tiempo de gran demanda por la clientela, que ya comenzó a solicitar la fruta, y en un contexto favorable en cuanto al valor del producto que en el mercado se abona hasta 100.000 pesos por tonelada, en el caso de las naranjas de origen entrerriano. En el mercado, el cítrico fue uno de los que más se encareció en el último año, llegando a duplicar su valor (ver El producto...).

A la combinación de sequía y fugamina se sumó la falta de peones rurales para el acopio, que lidian con la poca producción y la incompatibilidad entre los planes sociales y el trabajo registrado para los tiempos de cosecha gruesa que arrancará en mayo.

No obstante, las expectativas están puestas en una mejora en los precios, además de un mayor incentivo al cultivo de plantines no sólo de naranjas, sino de mandarinas, limones y pomelos, tanto para la diversificación de la producción como también para el abastecimiento de la demanda misionera. Y, sobre todo, porque la producción gana mercados y llegará a China.

Campaña con números rojos

En diálogo con El Territorio, Víctor Samudio, productor citrícola y referente del sector en la zona de Montecarlo, contó el panorama del sector citrícola.

“Hay dos escenarios. En cuanto al precio, hay expectativas buenas porque está cotizando en el mercado y muy bien en el precio de la tonelada. Y por otro, la sequía y la fugamina hicieron estragos en todas las plantaciones de citrus, por lo que en este aspecto las expectativas no son buenas y no hay viveros para la reposición de los plantines. Justo en una temporada en la que las fábricas están con interés de comprar, pero no hay suficiente producción”, señaló el productor.

En este sentido, afirmó que producto de la sequía y el hongo en las plantas hubo una disminución de hasta el 50% en la producción. Ejemplificó que las pérdidas en su caso y en la zona Norte se registraron con el inicio del 2021; es que este año cosechó al momento unas 25 toneladas de naranjas, cuando años anteriormente solía producir unas 50 toneladas del cítrico.

Detalló que el déficit hídrico impidió el crecimiento de nuevos plantines que tardan cuatro años en crecer y dar frutos. En tanto, la fumagina impidió que las plantas realicen el proceso de fotosíntesis necesario, enfermedad que se convirtió en un dolor de cabeza para los colonos que destinan hectáreas para la producción.

Asimismo, Samudio alertó que “cada vez más falta mano de obra y que podría provocar la pérdida de una actividad rentable”. La incompatibilidad entre los planes sociales y el empleo registrado, que provocaría la pérdida de los beneficios, despertó la preocupación en buena parte del sector productivo.

Este panorama complica a la producción y afecta a las economías de los colonos que se dedican al cultivo de cítricos, añadió el referente del rubro en Montecarlo. “Es alentador plantar citrus. Por ejemplo, la tonelada de naranja que viene de Entre Ríos se está pagando a 100.000 pesos la tonelada. E incentivar este tipo de cultivos, ya desde el corto plazo teniendo en cuenta que una planta demora cuatro años en crecer, permitirá satisfacer el mercado local y la demanda de acá. Necesitamos un mercado interno porque únicamente se ve naranja y mandarina de Entre Ríos y nada de Misiones, y eso es preocupante”, dijo Samudio, quien volvió a lamentar las fuertes pérdidas originadas por la sequía del año pasado.

“La actividad es rentable, porque si se cuida bien a la planta puede producir 35 toneladas y puede generar más dinero que la yerba. Pero el plantín de naranja o de cualquier cítrico cuesta 1.000 pesos, es un costo que el productor tiene que afrontar, o sino dependerá del apoyo del Estado. Pero la situación es cítrica desde hace tiempo porque año a año disminuye la cantidad de hectáreas destinadas y ahora se suma las pérdidas que hizo la sequía”, añadió.

Por su parte Carlos Satur, presidente de la Cooperativa Citrícola de Leandro N. Alem, recordó las anteriores campañas. “El 2019 fue complicado por la falta de dinero, los cítricos son postres y la gente priorizó la carne, fue una campaña negativa. El 2020 fue positiva para las frutas frescas, por el mayor consumo, pero en lo que es jugo, cayeron muchos contratos internacionales y generó que guardemos jugo más tiempo, rematando al mercado local a precios bajos para sobrevivir”, detalló.

En lo que respecta a la campaña de este año, subrayó que “la helada tardía de 2020 afectó a las variedades, en algunos caso con plantas que producen 40 toneladas y otras, 10 toneladas, cuando se necesitan 15 toneladas  para pagar los costos.

Y luego, fueron tres meses  de sequía que se vieron afectadas porque algunas plantaciones no florecieron y afectó a un universo de productores, e hizo que tengamos en medios variedades intermedias. Pero hubo una variedad que creció” y que permitió que la naranja misionera sea competitiva.

Expectativa exportadora

Por otra parte, Satur estimó para este año un ingreso de 20.000 toneladas de cítricos. En este sentido, uno de los principales objetivos pasará no sólo por el abastecimiento interno, sino de incrementar el caudal exportador.

“Queremos aumentar el caudal de exportación y enviar a China. Se está negociando la logística. Además, seguiremos con los clientes que tenemos en Rusia, Indonesia y Canadá”, afirmó Satur.

Asimismo, recordó que la citricultura es una de las actividades que requiere de gran personal por hectárea y que la venta ilegal, sin mediaciones, genera grandes perjuicios.

“La venta desleal complica a la actividad, que es una de las que mayor valor agregado tiene. Un puesto ilegal en la ruta o calle equivale a una pérdida de diez puestos formales”, arrojó.

El producto que más aumentó de un año al otro

Los precios de las frutas y hortalizas tuvieron en los últimos doce meses incrementos que superaron holgadamente al 40,7% de inflación general registrada entre 2020 y 2021, con el caso extremo del 432% de aumento de la naranja, según relevó el Centro de Economía Política Argentina (Cepa), en base a datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).
En este sentido, según pudo relevar El Territorio, en algunas fruterías la docena de naranjas se comercializa entre los 350 pesos y hasta 480 pesos.

La abrupta suba se produjo en el último mes, ya que a principios de febrero se comercializaba entre 150 y 200 pesos por las doce unidades. La falta de disponibilidad y los problemas en la reposición son algunos de los aspectos que incidieron en el precio.

“La naranja está cara porque lo que estamos recibiendo son parte de la cosecha 2020, que tuvo muchísimas complicaciones. Es por eso que habitualmente el valor es caro. Pero ya con la cosecha 2021, y cuando la fruta tiene un poco más de frío, el valor por docena baja notablemente. Y también tiene que ver mucho la oferta y la demanda”, explicó un comerciante ante la consulta de este medio respecto del importe de las naranjas.

Señaó que en un año sufrió un fuerte incremento, de hasta 150 pesos por la docena.
Si se compara con otras provincias, el valor del producto es mucho más costoso.

En Santa Fe, por ejemplo, con un próximo incremento el valor por docena se ubicaría en 200 pesos. Según consignó el medio Telefe Santa Fe, “todos los cítricos empiezan a ser estrellas: no hay tanto. Se empiezan a poner más costosos, empieza a subir: vamos a ver un kilo de naranjas a $200. Un jugo de naranja va a ser costoso”, de cara a la temporada de mayor consumo.

En cifras
$100.000
El precio por el cual se paga una tonelada de naranjas que se trae desde Entre Ríos. Por el valor, insisten en la cosecha para el abastecimiento en Misiones.

$1.000
El costo de cada plantín de naranjas u otros cítricos, como pomelo o limón. Una planta tarda hasta cuatro años para generar la fruta.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias