lunes 12 de abril de 2021
Algo de nubes 22.5ºc | Posadas

Acusado de atacar a tiros a su ex pareja y al abogado de la mujer en 2017

Fin de testimoniales e inicio de alegatos en el juicio contra el policía Rael Muller

Ocho testigos brindaron ayer las últimas declaraciones previstas y hoy las partes expondrán sus conclusiones. La sentencia podría ser dictada la semana próxima

miércoles 07 de abril de 2021 | 6:03hs.
Fin de testimoniales e inicio de alegatos en el juicio contra el policía Rael Muller
Rael Muller -a la derecha- junto a su abogado en cuarto intermedio. Fotos: Matías Bordón
Rael Muller -a la derecha- junto a su abogado en cuarto intermedio. Fotos: Matías Bordón

La cuarta audiencia del juicio oral contra el policía Rael Muller (37) continuó ayer con la declaración de ocho testigos que marcaron el cierre de la etapa de testimoniales y dieron paso a la ronda de alegatos que se desarrollará hoy en el recinto de debates del Tribunal Penal Uno de Eldorado.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por El Territorio, las testimoniales de la víspera se correspondieron en su mayoría a peritos y uniformados federales que participaron de la pesquisa del caso, como así también efectivos provinciales que estuvieron de guardia cuando Muller quedó detenido por el grave hecho que se le acusa: doble intento de homicidio cometido en perjuicio de su ex pareja, Vanesa Peralta, y del abogado de la mujer, Mario Durán, que además participa del debate como querellante. 

Tal como viene ocurriendo desde las primeras audiencias, cuatro de los ocho testimonios recibidos ayer fueron realizados mediante el sistema de videoconferencia, dado que actualmente esos testigos no se encuentran en territorio misionero.

Tal fue del caso un bioquímico que se encargó de realizar los estudios de alcoholemia al acusado y de verificar que la sangre detectada en el vehículo en el que viajaban las víctimas al momento de ser interceptadas y baleadas, sean humanas.

Bajo la misma modalidad declaró la alférez de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) María Giménez, quien en su momento participó de la inspección ocular a la Chevrolet S-10 de Durán.

En su declaración, Giménez confirmó la existencia de cuatro orificios de bala en la zona del conductor de la camioneta y, si bien no lo pudo precisar con exactitud, consideró que las marcas eran compatibles con proyectiles de un arma 9 milímetros, como usan la Policía y otras fuerzas de seguridad.

Ante las consultas del abogado defensor de Muller, la alférez recordó: “Realizamos una inspección ocular del vehículo que era conducido por el señor Durán. Fue una inspección interna y externa. Observamos cuatro orificios en la parte delantera del lado del conductor. Era coincidentes con orificios de proyectiles. Recuerdo que habían dos por debajo por debajo de la ventana y no recuerdo si había otro en el vidrio”.

Giménez también agregó que dentro del rodado encontraron vidrios rotos en el asiento del conductor, como así también restos de cabello y sangre, principalmente debajo del asiento del acompañante.

La declaración de Giménez, a su vez, fue coincidente a la brindada también ayer por Julio Artaza, un auxiliar de criminalística de la GNA que también participó del mismo procedimiento de inspección.

A su tiempo brindó su testimonio el médico policial Matías Reyes, quien recordó que al momento del examen comprobó que Durán presentaba lesiones de carácter leve, las cuales serían compatibles con el relato del abogado víctima, quien en su momento narró que uno de los disparos impactó contra el parante de la puerta del rodado y tras el rebote impactó en uno de sus brazos.

Los demás testigos se trataron de uniformados de la Policía de Misiones que estaban de guardia al momento en que Muller quedó detenido por el caso. En su mayoría coincidieron en haber visto en esa oportunidad al camarada con signos de cansancio, pero ninguno habría advertido un posible estado de ebriedad como el acusado adujo presentar en ese momento cuando brindó declaración ante el tribunal.

Etapa cúlmine

Tras la recepción de los últimos ocho testimonios que estaban previstos, el tribunal decidió cerrar la etapa de testimoniales y pasar a un cuarto intermedio hasta hoy para la ronda de alegatos.

La audiencia comenzará a las 8.30 y se prevé que el primero en exponer sea el representante del Ministerio Público Fiscal, Federico Rodríguez, mientras que en segundo turno lo haría la parte querellante y, por último, la defensa del acusado.

En sus exposiciones, cada una de las partes deberá expresar sus conclusiones finales y realizar su pedido hacia el tribunal presidido por la magistrada Teresa Ramos e integrado por sus pares Lyda Gallardo y Atilio León.

Según indicaron las mismas fuentes consultadas, se estima que la última audiencia, destinada a las últimas palabras del acusado y al dictado de la sentencia, pueda concretarse la semana próxima.

Hecho, acusación y maniobras
Muller llegó a debate detenido e imputado por los delitos de homicidio simple y homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por mediar violencia de género, ambos en grado de tentativa y privación ilegítima de la libertad, agravada por la condición de funcionario público, todo en concurso real.

Sin embargo, en la primera audiencia, el fiscal Rodríguez pidió que se incorpore a la acusación el agravante de violencia por el uso de arma de fuego. El requerimiento fue concedido por los jueces.

El hecho ocurrió el 23 de octubre de 2017, cerca de las 6 de la mañana, cuando Vanesa Peralta viajaba junto a su abogado Durán por la ruta provincial 17 y fueron interceptados y baleados por Muller.

Las víctimas se dirigían hacia Eldorado donde debían comparecer en una audiencia judicial relacionada a la cuota alimentaria de la hija de la mujer con el uniformado.

Sin embargo, por el camino presuntamente el policía se puso a la par de la Chevrolet S-10 de Durán y desde su Chevrolet Corsa abrió fuego contra ellos. Después, el acusado subió a la mujer a su auto y la tuvo cautiva durante varias horas.

En marzo del año pasado, Muller estuvo a un paso de firmar un juicio abreviado por una pena de diez años y seis meses de cárcel, pero luego no aceptó el monto y despidió a su abogado, maniobra que repitió dos veces más y obligó a suspender el debate en sendas oportunidad.

Al momento de declarar ante el tribunal, el acusado no negó ni buscó atenuar los graves hechos en su contra, sino que expresó que no se acordaba de nada ese día.

A grandes rasgos, señaló que de pequeño sufrió un grave golpe en la cabeza y que a veces se olvida de ciertas situaciones o episodios. Añadió que no recordaba la persecución ni haber disparado el arma. También desarrolló que había tomado alcohol horas antes, atribuyendo a este lapsus también al estado de ebriedad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias