lunes 12 de abril de 2021
Algo de nubes 24ºc | Posadas

Una iniciativa para abrir la mente

La pantalla se hace aliada de la ecología

En plena ruralidad, rodeados de la selva, una propuesta de cine abierto propone distensión y contenido que apunta especialmente a la concientización ecológica

martes 06 de abril de 2021 | 6:05hs.
La pantalla se hace aliada de la ecología
En la primera proyección se vio un animé que debatía entre el bien y el mal. Foto: Carina Martínez
En la primera proyección se vio un animé que debatía entre el bien y el mal. Foto: Carina Martínez

En tiempos de pandemia, las tecnologías en comunicaciones, por un lado, acercaron a muchos mientras que, en los puntos más remotos, continúan siendo un servicio que impide igualdad de oportunidades. En ese contexto, donde apenas llega el servicio de energía eléctrica, una propuesta viene a achicar esa brecha brindando un espacio en el que la comunidad pueda tener acceso de una actividad que de otra manera les sería imposible, tal como ver una película. Además se busca que sean ese motor de apertura para cuestionarse sobre distintas temáticas.

La iniciativa, un tanto personal, surgió por parte de Francisco Robino, quien trabaja con la Fundación Vida Silvestre en el proyecto Yaguareté, y con la pandemia conoció un poco más de cerca la realidad de las familias de las colonias más alejadas del casco urbano. Así, pensó en algo que de cierta forma pueda estar relacionado con su trabajo dentro de la fundación, y porque no, la proyección de películas, apuntando a que el espacio de cine no solo sea un momento de distracción para las familias y los niños, sino que brinde apertura de ideas generando  conciencia por el cuidado del medio ambiente.

Como la finalidad de su trabajo dentro de la fundación es generar un enlace entre las políticas de conservación y la comunidad a fin de promover acciones que mejoren la relación de la comunidad con el ambiente, el cine se anuda a esta labor como una herramienta para plantar esa primera semilla esencial, especialmente en los más pequeños. “La intención es que los chicos se llenen de preguntas, cultivar ese cuestionamiento sobre el modo en que vivimos, nos relacionamos, la forma de compartir y por medio del cine plantar esa pequeña semillita para conservar la naturaleza y sus recursos. En este caso buscar formas de amigarnos con la naturaleza y sus especies más teniendo en cuenta que estamos dentro de parte de la selva más biodiversa del planeta” indicó Robino.

La primera proyección se concretó en el patio de la humilde aula satélite Nº 1 de la escuela 779, en la lejana colonia Yabotí, con 45 alumnos. Robino, llegó al lugar por el seguimiento de un felino, conoció a los lugareños y coordinó poder llevar algo de distracción al remoto lugar.

Para llevar adelante la prueba piloto de la propuesta,  la película elegida fue el animé La princesa Mononoke. “La particularidad de esta película es que son de dibujos animados cuya trama no necesariamente se acota al público infantil, sino que propone ciertos ejes que apuntan a los adultos como la ética y la moral sobre el bien y el mal”, explicó Robino.

Los niños se mantuvieron concentrados durante las casi dos horas de película, reaccionando con gestos de asombro, descontento y risas, que se destacaban en la tranquilidad de la noche, que también incluyó pochoclos para acercar ese ambiente de cine en plena ruralidad. La atención e interés, no solo de los niños sino de los padres puso en evidencia la necesidad de este tipo de actividades, en zonas donde las tecnologías de la comunicación no tienen alcance.

“Los niños necesitan tener acceso a este tipo de materiales modernos, que amplíen sus pensamientos, ideas y conocimientos sobre el mundo. La película es muy buena porque siempre es importante concientizar a que las familias tengan una actitud amigable con el monte, bienvenido sean este tipo de proyectos a nuestra escuela”, destacó el maestro Hugo Zapata.

“La verdad, los niños, los padres e incluso yo, estuvimos enganchados, y seguro mediante alguna actividad vamos a profundizar esta temática, ojalá que se repita y este proyecto continúe”, agregó Zapata.

La respuesta genera enorme entusiasmo en su realizador y motiva para llegar a más comunidades o generar nuevas propuestas en este mismo lugar “Me voy con el corazón muy lleno, debo admitir que permanentemente me volteaba de ver la película a mirar a los chicos, a ver si estaban o no enganchados, interrogantes elementales de venir con una propuesta como esta. Estoy contento y lleno de pila para darle un poco más de profundidad a esta idea. Me parece que la escuela es un buen espacio porque además puede servir de material para los docentes” señaló con entusiasmo Francisco, mientras sigue en contacto con otras instituciones de la zona para avanzar con más proyecciones del estilo y abrir la mente a mucho más que el cuidado del medioambiente. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias