domingo 18 de abril de 2021
Cielo claro 29ºc | Posadas

"Jesús nos acompaña, esa es nuestra certeza en tiempos difíciles"

La Iglesia Católica celebró ayer el Domingo de Pascua y cerró así la Semana Santa. En las misas, se llamó a los fieles a no perder la esperanza y a ayudar al que sufre

lunes 05 de abril de 2021 | 2:30hs.
"Jesús nos acompaña, esa es nuestra certeza en tiempos difíciles"

Con un fuerte llamado a vivir la fe con esperanza y alegría, en la vida individual y colectiva, la Iglesia Católica celebró ayer el Domingo de Pascua de Resurrección.

Las ceremonias religiosas se desarrollaron durante toda la jornada en cada templo de la ciudad capital y de toda la provincia. 

Así, con las misas pascuales del domingo los cristianos dieron cierre a la Semana Santa, que conmemora la Pasión de Cristo, y que se inició con el Domingo de Ramos -en recuerdo de su entrada a Jerusalén-, luego la última cena, el vía crucis, la crucifixión y muerte y la resurrección al tercer día, el Domingo de Pascua.

En la Parroquia Santa Rita, ubicada en Chacabuco y Monseñor de Andrea, en el oeste posadeño, el sacerdote César Benítez Martínez ofició las misas.

“Para este día de alegría que es la Pascua de Resurrección, nos venimos preparando durante toda la cuaresma, durante toda la Semana Santa, con ayuno, con oración, con la caridad, con la reconciliación, con la confesión. Y hoy, con esta celebración de la Pascua, Dios cumple su promesa. Jesús venía con una misión y nunca se quiso apartar de ella, sabía que tenía que pasar por días de oscuridad para su gloria. Así, vivimos el viernes y sábado de silencio y vigilia hasta que llegamos a este domingo glorioso de la resurrección de nuestro Señor, y nosotros resucitamos con él, somos salvados y nos da la vida eterna”, expresó el párroco en su homilía.

Y siguió: “Como cristianos, como bautizados, tenemos la certeza de la vida eterna y de la resurrección de Cristo, y cuando en nuestra sociedad vemos tantas pálidas, tantas malas noticias, tantas cosas negativas, debemos afianzarnos en nuestra fe, no perder la esperanza, porque Cristo resucitó y está vivo y entre nosotros, su pueblo”.

Las misas en Santa Rita se hicieron siguiendo el protocolo sanitario vigente para celebraciones religiosas y, además, se transmitió en vivo por las redes sociales para quienes no pudieron asistir de manera presencial.

En diálogo con El Territorio, el sacerdote Benítez Martínez reflexionó sobre la festividad y resaltó la respuesta de la feligresía que acudió a las celebraciones en un tiempo marcado por la pandemia y sus consecuencias en la salud, en lo social,  económico y en lo emocional.

“Pascua es un momento importante para la vida de los cristianos. Resucitó Jesús y hoy está vivo y tenemos esta alegría inmensa. La noche del sábado celebramos la vigilia pascual y hoy (por ayer) la Pascua, en las dos jornadas hubo mucha presencia de personas que acudieron en familia, toda la Semana Santa la gente vino. Y todo se hizo cuidando la salud, cumpliendo los protocolos sanitarios”. 

Añadió: “Estamos muy contentos con la respuesta de la gente, que asistió demostrando la fe de nuestra comunidad, el sentimiento de querer estar cerca de Dios, de querer vivir este tiempo como iglesia, este tiempo que está siendo difícil. Como dice Pablo, ‘si Jesús no resucitara sería en vano nuestra predicación’, los que creemos celebramos hoy la resurrección de Jesús y la salvación, Él está vivo en medio de su pueblo. Jesús nos acompaña, esa es nuestra certeza en tiempos difíciles”. 

Solidaridad

Por último, llamó a la comunidad a ayudarse unos a otros y a estar cerca “de los que más necesitan, de los que más sufren”.

“Santa Rita es un barrio grande y de mucha fe, también viene gente de otros puntos de la ciudad que es devota. Son muchas realidades y hay mucha solidaridad. Nosotros siempre decimos, y así lo pide el papa Francisco, que debemos ir a la ‘periferia existencial’, conocer estas realidades de necesidad e intentar ayudar, en la Iglesia durante todo el mes sigue la Colecta del 1 por ciento de Cáritas. Sabemos que las necesidades son inmensas y que una acción no alcanza para cubrir el problema, pero debemos tener el gesto hermano de ayudar, de tender la mano”.

Vacunas para los países más pobres

En la mañana de ayer y luego de dar la misa de Pascua, el papa Francisco impartió la bendición Urbi et Orbi con un mensaje esperanzador para las personas comunes y muy crítico con quienes se benefician de situaciones de violencia, desigualdad e injusticia. “La pandemia todavía está en pleno curso, la crisis social y económica es muy grave, especialmente para los más pobres; y a pesar de todo -y es escandaloso- los conflictos armados no cesan y los arsenales militares se refuerzan”, sostuvo y en otro pasaje añadió: “Que el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros. Todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia y tienen derecho a los tratamientos”. Así, insto a la comunidad internacional a superar los retrasos en la distribución de vacunas y  promover su reparto, “especialmente en los países más pobres”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias