miércoles 28 de julio de 2021
Cielo claro 7.7ºc | Posadas

Es docente en San Pedro

Tuvo coronavirus y ahora lucha para superar las secuelas

Mario fue diagnosticado con Covid-19 y necesita un concentrador de oxígeno para respirar. Su mensaje

domingo 04 de abril de 2021 | 6:05hs.
Tuvo coronavirus y ahora lucha para superar las secuelas
Mario Sutil y su experiencia con el Covid-19. Foto. Carina Martínez
Mario Sutil y su experiencia con el Covid-19. Foto. Carina Martínez

“Yo estuve a punto de colgar los guantes, hoy vivo con oxígeno por una secuela, el virus del Covid-19, es un virus que te mata asfixiado”. Así describió su experiencia el sampedrino Mario Sutil (50), quien fue diagnosticado con coronavirus y la mayor complicación fue la baja saturación de oxígeno en sangre. El hombre venció al virus, sin embargo lucha diariamente para volver a tener una vida normal.

A diferencia de tantos otros casos, no sufrió ningún tipo de dolor, pero su cuadro se complicó a consecuencia de una neumonía bilateral, siendo necesaria la asistencia de oxígeno. Mediante la fuerza de voluntad y las garras por superar una enfermedad tan cruel por el aislamiento y la soledad en los momentos más difíciles, venció al virus pero su vida cambió por completo.

Sutil arrojó positivo el pasado 12 de enero en el hospital de San Pedro, donde se realizó el hisopado por presentar síntomas como dolor de garganta y cabeza y tos. Primero estuvo aislado en una casa rodante como paciente ambulatorio por cuatro días, cuando comenzó a sentir fiebre, la que logró controlar con ibuprofeno durante dos días, pero la fiebre persistía y el medicamento ya no lograba bajar la temperatura, por lo que fue internado en el hospital local.

“Estuve cuatro días en el hospital, aparentemente estaba mejor, me hicieron los estudios, placas y me dijeron que tenía neumonía, al quinto día comenzó a faltarme oxígeno, como no mejoraba la saturación me derivaron al Samic de Eldorado. Ahí se empezó a complicar, cada vez necesitaba más oxígeno, estuve al borde de ser intubado, la situación es realmente desesperante”, indicó el hombre.

A los ocho días, el paciente que tiene como comorbilidad Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), por haber sido fumador hace 20 años, mostró recuperación en cuanto a la neumonía y a diferencia de lo que pensó, su vida estaba ante un cambio inimaginable y para lograr revertir la situación debe realizar oxigenoterapia. “Recibí el alta pero con oxígeno, hasta ahora tengo oxígeno. Ya pasaron más de dos meses y mi saturación continúa entre 90 y 91, cuando lo normal es 97. Tengo que estar conectado al oxígeno durante 15 horas por día”, explicó Sutil sobre la secuela que dejó en su organismo el coronavirus.

Reeducar
Para dar continuidad al indispensable tratamiento, que consiste básicamente en reeducar a los pulmones para que vuelvan a cumplir su función de forma normal, cuenta con un concentrador de oxígeno proporcionado por el IPS, que de no ser por el mencionado equipo le resultaría muy complejo llevar adelante el tratamiento. A consecuencia de la baja saturación que persiste, el docente se encuentra con licencia y no puede realizar ninguna actividad que requiera el mínimo esfuerzo físico.

“Jamás me imaginé que me afectaría tanto, no sufrí dolor, por ahí siento una leve molestia en los pulmones, por eso digo que el virus te termina matando asfixiado. Hay momentos en los que siento un enorme bajón por no poder realizar las actividades que me gustan, más adelante la especialista me indicará una serie de ejercicios para comenzar a moverme de a poco”, detalló Mario, que ya recibió la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

En este caso, de haber estado a punto de bajar los brazos, agradece el hecho de poder contar la historia a modo de generar conciencia sobre lo necesario de evitar los contactos estrechos, sobre todo el ámbito familiar. “Estuve muy mal durante tres días, es indescriptible la soledad, cada vez que el médico o la enfermera, que no lograba distinguir si era hombre o mujer, entraba a mi habitación, yo le pedía que se quedara un ratito para hablar. No me rendí y hoy sigo luchando justamente por todas esas personas que estuvieron orando, mi familia y los profesionales, espero volver a mi vida normal”, señaló Sutil, entre la angustia y la esperanza.

El sampedrino, que fue convencional constituyente, no quiso dejar pasar la oportunidad para destacar el servicio y la capacidad de Salud Pública de la provincia, la atención de los médicos de la localidad y el Samic de Eldorado.

“Cuidémonos entre todos, los contagios se dan en los vínculos más cercanos, podemos compartir con nuestra familia, pero evitemos usar el mismo vaso, tomar mate, no descuidar las medidas sanitarias, muchos no pueden contar la historia y yo tuve ese temor”, concluyó.

 

Las Historias de los vencedores Superó al cáncer de testículo y se convirtió en padre de tres hijos Tras un largo trajinar, lograron derrotar al cáncer en equipo Recibió un corazón y hoy motiva a otros a donar órganos “Quiero volver a caminar, ojalá algún día esta enfermedad tenga cura” “Estuve peleándola 23 días, pero pude salir”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias