martes 22 de junio de 2021
Nubes 13ºc | Posadas

Las Historias de los vencedores

Tuvieron un mal pronóstico de salud pero lograron salir adelante. Cómo fue el proceso de sanación y el mensaje de esperanza para quienes están en tratamiento y peleándola

domingo 04 de abril de 2021 | 6:06hs.
Las Historias de los vencedores
Gonzalo (con la pelota en la mano) atravesó un tumor maligno de Wilms, pero se sobrepuso y junto a su familia da testimonio de fe y esperanza. Foto: Carina Martínez
Gonzalo (con la pelota en la mano) atravesó un tumor maligno de Wilms, pero se sobrepuso y junto a su familia da testimonio de fe y esperanza. Foto: Carina Martínez

Recibir el diagnóstico de una enfermedad puede caer como un baldazo de agua fría. Pero también es el primer paso hacia la sanación. Sin embargo, “¿por qué a mí?” o “¿de dónde viene esto?” son las preguntas que sobrevuelan y, en la mayoría de las veces, nada puede explicar por qué se contrajo una enfermedad.

Y allí aparece un concepto de moda pero no menor: la resiliencia, virtud para enfrentar el trance o la capacidad para superar una situación traumática.

Es que ante las enfermedades no todos los pacientes reaccionan de la misma manera y aquellos que son resilientes tienen la fuerza de aceptar la realidad impuesta por la enfermedad. “Tienen o generan la capacidad de encontrarle, pese a las pérdidas, sentido a la vida, y durante el camino impuesto por la patología forjan una inquebrantable fuerza que les permite soportar y mejorar sus condiciones de vida”, sostiene la bibliogafía psicológica al respecto.

Por eso, además de seguir las indicaciones médicas, es de vital importancia refugiarse en los afectos: familiares o amistades para sobrellevar el mal momento.

En el informe de domingo de hoy, El Territorio desglosa un abanico de historias de aquellos que luchan o lucharon contra un mal pronóstico.

La familia del niño Gonzalo Galarza, de San Pedro, da cuenta de la importancia del diagnóstico temprano que lo ayudó a superar un tumor de Wilms en un riñón y relata cómo se unieron como grupo familiar para atravesar juntos y unidos en la fe el proceso de curación del pequeño.

Javier Bogado de Jardín América encontró en la música su aliada para sobrellevar la distrofia muscular que le diagnosticaron cuando era un niño de 5 años. “Traten de alcanzar sus sueños y metas, estudien porque es fundamental y no se dejen influenciar por el qué dirán”, aconsejó a los jóvenes.

Mientras que a los 21 años, y en pleno auge de su carrera futbolística, a Lucas Ramírez le dijeron que tenía cáncer. Al poco tiempo le extirparon un testículo y tiempo después comenzó con quimioterapia. En el transcurso, varios médicos le dijeron que difícilmente sería padre. Pero sorteó todos los desafíos que la vida le puso por delante y hoy es padre de tres hijos.

En Posadas, el médico Salvador Spyridacos detalla que pasó casi un mes inconsciente e internado en la terapia intensiva del Hospital Madariaga luego de contagiarse de Covid-19. “Cuando desperté me dijeron que era el primero que salía vivo de la terapia. Yo pude salir, pero a la gente le pido que se cuide porque es muy feo lo que se vive”, contó el profesional de la salud que se encuentra en pleno proceso de recuperación.

Se necesita mucha energía y fe para manejar una enfermedad cada día. Algunas veces esto afecta la actitud y hasta el estado de ánimo del paciente. Pero se logra trasponer el trance.

A continuación historias en primera persona y un mensaje de esperanza para poder enfrentar la adversidad y salir adelante.

 

Superó al cáncer de testículo y se convirtió en padre de tres hijos Tras un largo trajinar, lograron derrotar al cáncer en equipo Recibió un corazón y hoy motiva a otros a donar órganos “Quiero volver a caminar, ojalá algún día esta enfermedad tenga cura” Tuvo coronavirus y ahora lucha para superar las secuelas “Estuve peleándola 23 días, pero pude salir”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias