miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 16.2ºc | Posadas

El movimiento entre Encarnación y Posadas

En un año de pandemia cruzaron por el puente casi un millón de ciudadanos

Representa alrededor del 10% del uso habitual, ya que antes del bloqueo superaba los 10 millones. Transitan los esenciales y últimamente mediante orden consular

sábado 03 de abril de 2021 | 5:30hs.
Viaducto
Hace 31 años fue inaugurado oficialmente el puente entre Posadas y Encarnación
Hace 31 años fue inaugurado oficialmente el puente entre Posadas y Encarnación

El puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, que ayer cumplió 31 años de su inauguración, detuvo -hace más de un año a raíz del bloqueo de frontera por la pandemia - el habitual movimiento frenético de vehículos y personas cruzando a Posadas o Encarnación.  Esto no significa que nadie use el puente para cruzar de un lado u otro de la frontera. De hecho, hay registros que indican que desde que se desató la pandemia en marzo del 2020 a marzo de este año, utilizaron  este viaducto unos 980.000 ciudadanos y en igual período, transitaron por diferentes pasos en Misiones y el país más de 9 millones y medio de personas; además de haber otorgado en el mismo lapso, 34.000 residencias.

Es evidente que el uso del puente San Roque González de Santa Cruz tuvo un enorme descenso, de alrededor del 90 por ciento, como también ocurrió en todos los pasos. Basta repasar algunos datos.

En la prepandemia, el movimiento de personas en el San Roque González, logró superar por momentos a Ezeiza, que venía promediando en los últimos años un tránsito de entre 9 a 10 millones por año. El puente Posadas-Encarnación, logró igualar esos números y por momentos, superar esas cifras históricas al elevarse a 11 millones de personas cruzando por año, según datos de Migraciones. Esta dependencia nacional del Ministerio del Interior desde el 2018, dejó de carga en sus páginas los ingresos y egresos de personas al territorio. Como se sabe, desde que se impusieron medidas restrictivas por el Covid-19, como ocurrió en toda la frontera, el uso del puente quedó habilitado en principio sólo para el tránsito de esenciales, es decir para el transporte de carga.

Pero a su vez, como toda normativa se contemplaron algunas excepciones, autorizando la posibilidad del uso del puente a todo aquel ciudadano nacional o extranjero que quiera salir del país. Como se sabe quien sale, por ejemplo, de Paraguay por el puente Posadas-Encarnación sólo puede volver a su país de origen a través de Ezeiza. Para quien cuenta con recursos, es un obstáculo menor. A ello se añade, según las averiguaciones realizadas por El Territorio, que se suman los autorizados por el cónsul argentino en Paraguay. Se conoció que al menos 100 paraguayos ya habrían cruzado por el puente e igual número estarían por recibir la autorización, para salir o ingresar del país. De los datos recabados por este matutino, se supo que muchos de estos paraguayos cuentan con el DNI argentino, por lo que estaría ingresando gente con edad avanzada y de mejor condición económica. Hay sospecha que algunos llegarían para vacunarse y volver a su país; porque en definitiva son argentinos, según el documento de identidad.

De allí, que pese a los controles que despliegan algunas fuerzas de seguridad en las rutas, como Gendarmería Nacional a estos ciudadanos no se los pueden expulsar del país por contar con el aval del consulado, como también sucede con los llamados radicados en el Paraguay, al exhibir en el momento de los controles, el documento nacional argentino.

Con la autorización del consulado transitan en forma libre para ingresar o volver a su país, porque ni las autoridades de Migraciones ni los de Aduanas, pueden hacer observaciones, reparos ni contradecir la orden emanada del embajador de Argentina en Paraguay, Oscar Peppo, quien a su vez fuera gobernador de la provincia del Chaco.

Otros pasos de difícil contralor

La ministra de Seguridad, estando en Misiones, se refirió a la situación de la frontera.“Vamos a seguir definiendo junto al gobernador para cuidar a la población en esta circunstancia, pero hay que decir que no hemos visto en ese sobrevuelo que duró 30 a 45 minutos o cuando estuve en El Soberbio, no hay nada que se le parezca una avanzada de la población brasileña hacia el territorio misionero, hay que llevar tranquilidad y hay que confiar, en el trabajo que hacen la Gendarmería y la Prefectura en esa zona”, afirmó Sabina Frederic.

Esto fue cuando se le preguntó si iría a reforzar la cantidad de efectivos en la frontera. Indicó que ya se habían incorporado más agentes y que sólo faltaban reordenar tareas. Lo cierto es que las fuerzas federales, deben custodiar unos 1.100 kilómetros de frontera que posee la provincia de Misiones, tanto con Brasil como con Paraguay. Para tal misión se estima que existe alrededor de 1.100 efectivos de la Prefectura que a su vez deben repartirse en tres turnos de 8 horas si fueran a desplegarse todas las fuerzas de manera continua. Ello sin contemplar, bajas por enfermedades o los francos correspondientes.  Del mismo modo, se estima que hay unos 2.250 efectivos de Gendarmería para desplegar controles en rutas o la frontera seca.

Los intendentes cuando manifestaron estar preocupados sobre la amenaza que representa la nueva cepa del coronavirus como el caso de Manaos de Brasil, declararon estar en pleno conocimiento  de que los pasos ilegales resultan muy difíciles de controlar. Es que muchas chacras además están con acceso directo al río y sólo pueden ingresar las fuerzas de seguridad, con una orden judicial.

De esta manera, tanto sobre los ríos Paraná y Uruguay o, a través de las fronteras secas se siguen produciendo cruces. Datos que manejan las propias fuerzas y dan cuenta que los más significativos,  siguen siendo los pasos no habilitados desde Puerto Rico a Eldorado; las fronteras secas a Brasil desde San Antonio a San Pedro y el angosto río Uruguay que también favorece los cruces cotidianos; todo esto es un caldo de cultivo enorme para que en el más mínimo descuido la provincia termine siendo una de las más afectadas del país.

El viaducto cumplió 31 años

Se cumplieron ayer 31 años de aquel 2 de abril de 1990, cuando fue inaugurado el puente Internacional San Roque González de Santa Cruz. Tras su habilitación, en los primeros años, el cruce diario sobre el puente internacional fue entre 5.000 y 13.000 (cifra que se registró en 1994). Según los datos históricos de la Dirección Nacional de Migraciones, en 2004 el cruce Posadas-Encarnación fue el noveno más transitado, muy por detrás de los ingresos por Ezeiza y Puerto Iguazú.  En tanto, en 2017 la utilización del cruce sobre el puente San Roque  González de Santa Cruz fue creciendo hasta ubicarse en el primer lugar de los pasos con mayor flujo migratorio.

Según el relevamiento de Migraciones, 12.897.968 personas utilizaron a este puente, desplazando a Iguazú en el segundo lugar, con un total de 12.061.031 personas y amplió la brecha de pasajeros con el Aeropuerto de Ezeiza que, en ese año, movilizó a 9.874.208 personas.

Fronteras cerradas

Esos números serían similares hasta que se declaró la pandemia y comenzaron las restricciones sanitarias.

“Las fronteras terrestres están desde el 25 de diciembre cerradas y las personas que están queriendo ingresar a través de la frontera terrestre no pueden hacerlo porque no tenemos manera de testearlos”, afirmó ayer la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano. Explicó que todas las personas que arriben deberán ser testeadas nuevamente en Ezeiza o Aeroparque, más allá de que posean un PCR realizado en el país de origen.

A su vez,  cuestionó a quienes se fueron de vacaciones al exterior en las últimas semanas a pesar de las advertencias por el aumento de casos de coronavirus y el impacto de la segunda ola,  aunque confirmó que el gobierno trabajará para repatriar a quienes quedaron varados.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias