lunes 27 de septiembre de 2021
Cielo claro 34.7ºc | Posadas

La historia de Roberto Silva, el joven soldado misionero entrevistado en la Guerra de Malvinas

Silva recordó los detalles de ese día en el que fue entrevistado, y repasó cómo pasó de trabajar en la chacra con sus abuelos a batallar en la guerra de Malvinas. Además habló de cómo afectó esta experiencia en sus sueños de ser militar.

viernes 02 de abril de 2021 | 11:43hs.
La historia de Roberto Silva, el joven soldado misionero entrevistado en la Guerra de Malvinas
Silva sorprendió al periodista al responder que se encontraba bien y contento pese a las frías condiciones climáticas de Malvinas
Silva sorprendió al periodista al responder que se encontraba bien y contento pese a las frías condiciones climáticas de Malvinas

Corrían los días de aquel tan recordado 1982 en el que Argentina e Inglaterra se disputaban la soberanía de las Islas Malvinas en una guerra que marcaría un antes y un después en la historia contemporánea de estos países. 

En una pequeña trinchera del batallón cinco se encontraba un muy joven Roberto Silva  cuando fue entrevistado, mientras cumplía su misión de vigilar los avances de las tropas enemigas. 

"¿De donde sos?", preguntó el entrevistador y con orgullo Silva respondió: "Misiones".

 

Nacido en El Alcázar, el combatiente de Malvinas tuvo una infancia humilde fuertemente relacionada con el trabajo rural. Criado por sus abuelos, Silva creció con ideales inquebrantables del respeto y la lealtad. 

Fue así como decidió alistarse en el ejército en aquel 1982. Sin embargo todo cambió cuando a su oficial superior, Hernán Hernandez, le dieron la orden de batallar en Malvinas.

“Él para mí era como un padre y mis compañeros mis hermanos. Así que  no dudé en decir ‘sí usted va, yo voy también’'', explicó con gran orgullo el soldado misionero. 


Experiencia de guerra

Silva viajó junto a otros soldados rumbo a las islas para desempeñarse en tareas de apoyo logístico.  

Dado a ciertas irregularidades en el registro de su DNI, el soldado misionero no conoce con exactitud la fecha de su nacimiento, es por eso que existe la posibilidad de que haya batallado con menos de 18 años aunque su DNI indicaba esa edad. 

Su trabajo en batalla consistía en asistir provisiones a los soldados argentinos que se encontraban en diferentes posiciones de defensa. La delgada y pequeña contextura física de Roberto lo convertían en el soldado ideal para llevar adelante esta tarea. 

"A veces tenía que pasar entre las piedras para ingresar a lugares estratégicos donde estaban mis compañeros", detalló. 

Una vez que entregaba las provisiones debía regresar rápidamente a su posición en la trinchera. Fue en uno de esos momento en el que fue interceptado por el único periodista argentino en la isla, Nicolás Kasanzew.

"En la entrevista la trinchera está llena de agua, cuando eso ocurría  hacíamos otro pozo pero a veces no alcanzaba el tiempo y nos sumergiamos con trajes que impedían que pase el agua", contó. 

Aún recuerda cómo la humedad y el frío afectaban sus piernas al punto que su piel se teñía de blanco, pero "soportaba porque estaba acostumbrado al trabajo sacrificado de la chacra", explicó. 

En la actualidad, la entrevista de Kasanzew a Silva se volvió viral en las redes sociales y es uno de los vídeos más elegidos por los usuarios para homenajear a los combatientes en cada aniversario de la batalla por Malvinas. 

Silva por su parte, cuenta que esas imágenes les trae los peores recuerdos de la guerra, dejando una sensación de dolor y bronca. 

"El recuerdo que se me viene a la mente es ver como de lo más alto bajaban la bandera Argentina para izar la bandera británica, eso me da mucha bronca y tristeza", explicó Silva. 


Una vida lejos del ejército 

Después de 39 años de la guerra, Roberto reside en Montecarlo en donde además trabaja en la municipalidad. 

Si bien de joven su más grande sueño fue llevar una vida dedicada a la milicia, la experiencia de Malvinas lo llevó  a que se aleje del ejército y se desempeñe en otras labores. 

"La guerra me dejó aturdido y necesitaba descansar”, explicó. Luego continuó “Tras regresar, durante dos semanas no pude dormir, aún sentía la sensación de estar alerta de los ataques británicos".

Si bien la decisión de abandonar la milicia no fue fácil, en la actualidad el combatiente misionero encuentra respaldo en su familia, compuesta por su esposa y sus cinco hijos, y  por la fe, profesando su amor y devoción a Dios.

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias