domingo 16 de mayo de 2021
Algo de nubes 25.5ºc | Posadas

Vende chipas en tres municipios

lunes 29 de marzo de 2021 | 6:04hs.
Vende chipas en tres municipios
Washington Miranda (47) depende de la venta de chipas. Foto: Esteban González
Washington Miranda (47) depende de la venta de chipas. Foto: Esteban González

Todos los días a las 3, Washington Miranda (47) se despierta para viajar de Capioví a Jardín América para buscar chipas y venderlas en el camino, en su municipio -al que arriba a las 6- y, algunas veces, en Ruiz de Montoya, para lo que toma un urbano y se traslada hasta allí. Su regreso es a dedo, al momento de concluir su jornada después de vender todo el stock.

Washington nació en Concepción, Chile, pero a los cinco años arribó a la tierra colorada y se asentó en Capioví, la comuna en la cual “se malcrió”.

Explicó que en Jardín América y Capioví recorre los caminos para las ventas. “No voy casa por casa, digo en voz alta la palabra ‘chipero’ y la gente sale a mi encuentro. Ellos saben a qué hora paso”, mencionó. A su vez, comentó que la gente lo estima y lo acepta, vende todas las chipas en la jornada o hay veces que le quedan algunas pocas, por eso se muestra contento en su rubro.

Washington afirma que ama su trabajo, del cual demuestra dedicación y gran amabilidad al atender al cliente. Para él, emitir una sonrisa a la hora de vender es fundamental, dar un trato cordial al cliente también lo es.

Durante la cuarentena estricta, el chipero quedó sin su fuente de trabajo. Si bien contó que cobra una pensión por discapacidad, a Washington le gusta trabajar y ganarse su plata. “Al principio me desesperé. Estaba estresado por la costumbre de levantarme a las 3 y salir a trabajar”, puntualizó. Luego, añadió: “Soy soltero. En ese tiempo, para estar en movimiento les hacía los trámites a mis padres, y al habilitarse las caminatas recreativas, salía a recorrer el pueblo para así despejar mi mente”.

Como su trabajo se sustenta en la venta tanto en Jardín América como en Capioví mayoritariamente, Washington celebró el retorno del transporte urbano y de media distancia, que se produjo en noviembre pasado. “Me sentí muy bien porque era el momento de volver a trabajar”, recordó.

El chipero relató acerca de su infancia difícil, de superación y lucha: “Mis padres me contaron que cuando tenía tres meses de vida y residía en Chile, la niñera que me cuidaba cayó conmigo en brazos por las escaleras desde un segundo piso”. Es por eso que a Washington se le debilitó toda la parte derecha de su cuerpo, por lo que no puede utilizar su mano, además de tener la pierna de ese lado más corta.

Recordó que en la escuela era motivo de bullying por su dificultad al caminar y su mano: “Siempre se burlaban de mí, pero me reservaba el llanto y lo superé”, contó. Logró terminar el nivel secundario, era su deseo seguir una carrera terciaria o universitaria pero ya no pudo. “Quise seguir la carrera de bibliotecario, pero por diversas circunstancias no logré estudiar lo que quería”, mencionó.

Desde temprano, son muchos los clientes que aguardan por el paso de Washington, desde la Terminal de Ómnibus de Jardín América y en su recorrido, que hace años realiza como vendedor ambulante.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias