martes 18 de mayo de 2021
Cielo claro 15.7ºc | Posadas

Según datos del área de Vía Pública capitalina

Más de 600 personas se dedican a la venta ambulante en todo Posadas

En total, hay 631 inscriptos en la ciudad. Artículos varios y comida rápida, los rubros más solicitados. Varios vendedores dependen exclusivamente de los ingresos por las compras

lunes 29 de marzo de 2021 | 6:05hs.
Más de 600 personas se dedican a la  venta ambulante en todo Posadas
Venta de ropa y bijouterie, lo más solicitado en Posadas. Foto: Nicolás Oliynek
Venta de ropa y bijouterie, lo más solicitado en Posadas. Foto: Nicolás Oliynek

La pandemia del Covid-19 golpeó a todos los sectores económicos. A más de un año de su expansión por el mundo, un segmento en recuperación es el de la venta ambulante que mes a mes vuelve a recobrar el terreno perdido en las calles y así ganar dinero que, en muchos casos, representa la única vía de ingreso a la economía familiar.

En Posadas, según datos de la Dirección de Registro de Vía Pública, se elaboraron a la fecha un total de 631 expedientes para la venta en el ámbito público, siendo los barrios de Santa Rita, Itaembé Miní y parte del centro los espacios más demandados. En este sentido, los rubros ligados a la venta de artículos varios, entre ellos de indumentaria y bijouterie, y el de comidas rápidas, son los más pedidos para comercializar en las veredas o plazas capitalinas.

En Iguazú, en tanto, proliferan los puestos dedicados a la venta de comidas rápidas y de artesanías en diversos puntos de la ciudad, en el afán de generar ingresos luego del duro golpe que sufrió el destino ante la ausencia del turismo internacional. En muchos casos, como es el caso de Ingrid Holland, la economía familiar se sostiene por la venta ambulante, particularmente, de panchos y hamburguesas (ver Vendedores de comida...).

Entre las historias, está la de Washington, que hace años se dedica a la venta de chipa, pero con un condimento extra: viaja todos los días desde Capioví hasta Jardín América para buscar y vender chipas en esos municipios y, a veces, en Ruiz de Montoya (ver Vende chipas en tres...).

A nivel nacional, según el último censo realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en 2019, previo a la pandemia, unas 81.032 personas se dedicaban a la venta ambulante, en su mayoría en los rubros de alimentos y textiles.

El panorama en Posadas
En la búsqueda de generar el ingreso cotidiano existe un sinfín de posibilidades, entre las que se encuentra la venta ambulante. En lo que va del año, desde la Municipalidad de Posadas se elaboraron 631 expedientes para la habilitación de venta en la vía pública.

Sobre este punto, Camilo Mohr, director del Registro de Vía Pública, contó a El Territorio que en lo que va del año, se otorgaron 631 permisos. De ese total, se elaboraron 143 registros en el barrio Santa Rita, 155 en Villa Cabello, unos 63 expedientes para la venta en la zona de Itaembé Miní y 49 en el caso de Miguel Lanús. A ello se suman los puestos en el microcentro y en el cuarto tramo para la venta de comida. Sin embargo, aclaró que en el caso del cuarto tramo, “hay que diferenciar porque muchos son artesanos y ellos dependen de la Dirección de Cultura, por lo que se avanza en un empadronamiento” para este segmento.

De todas las categorías, el ligado a la venta de artículos varios, como ropa y bijouterie, representa uno de los rubros más solicitados al momento de elaborar el expediente, seguido de la venta de comidas rápidas, como hamburguesas y panchos. “De un año a otro, hubo un aumento en los pedidos de permisos para la venta de ropas que de comidas”, señaló el encargado del área de vía pública de Posadas. En 2019, se habían otorgado unas 2.227 habilitaciones en diferentes puntos de la ciudad y en 2018, en total fueron 900.

La merma respecto a años anteriores se debió a que según la ordenanza II/21 indica que la venta en la vía pública puede ser ejercida por quienes tengan a la venta ambulante como única forma de ingresos. Es decir, no puede contar con otro empleo. Para ello, deben presentar requisitos como fotocopia del DNI, boleta de servicio, negativa de Anses, monotributo social y carnet sanitario en el caso de vender alimentos.

“Hace dos años me dedico a la venta ambulante con el carrito de hamburguesas. Estuve parado varios meses y con el regreso, volvieron las ventas pero no a los niveles prepandemia”, consignó Jonathan Vallejos, que tiene su puesto sobre la avenida López y Planes. “Con el verano, si noté un poco más de ventas. Siempre en verano hay más movimiento. Veremos cómo seguirán las ventas en lo que resta del año”, agregó.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias