sábado 17 de abril de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Ellas se volvieron protagonistas

Percusión con igualdad de género

En San Pedro, el taller de percusión que lleva adelante la Biblioteca Thay Morgenstern se enfocó en el aprendizaje de las niñas y creó una banda mixta

viernes 26 de marzo de 2021 | 18:32hs.
Corresponsalía San Pedro
Percusión con igualdad de género

La Biblioteca Popular Thay Morgenstern, pionera en la localidad de San Pedro por la ejecución de iniciativas culturales, nuevamente se destaca por un interesante proyecto que habla de igualdad de género e inclusión. En este caso, la iniciativa se dio utilizando la percusión como herramienta para romper un paradigma. El proyecto permite a las mujeres portar y ejecutar los instrumentos con resultados que dan certeza de lo necesario de este tipo de movidas.

En los últimos tiempos, en el mismo espacio de la biblioteca local se han desarrollado otras propuestas en las que por medio del arte se trabaja sobre la igualdad de género con buena participación. Es que dichos talleres, encuentros, eventos o seminarios representan una de las pocas posibilidades en la localidad para la demostración de ideas, pensamientos y emociones a través de las expresiones artísticas, poniendo como protagonista a la mujer.

Particularmente, el proyecto musical femenino nació en 2013 con el objetivo de inculcar la cultura de la percusión, en el municipio. Comenzó como una propuesta de inclusión social y se formó una murga que se mantuvo de forma constante todos los años, apuntando a la participación de todos los grupos etarios, pero inevitablemente, siempre la convocatoria recaía en un público masculino, por lo que se redobló la apuesta.

“El varón estaba más enfocado en tocar y las mujeres en bailar”, describió Cristian Mallorquín al momento de hacer referencia al paradigma que se busca quebrar; patrón que en otros espacios culturales de otras ciudades, se logró cambiar y es lo que pretenden para la capital de la Araucaria. Para ello desde el año pasado, pensaron en un taller totalmente gratuito con el objetivo de incluir a las mujeres dentro de la percusión.

“La verdad es que dentro de ese proceso notamos un gran avance, se logró estabilizar un grupo de chicas y, a la vez, la idea era incluir a ambos grupos dentro de una sola banda de percusión, que es lo que logramos hoy. Ahora por ejemplo están trabajando juntos para una presentación y la inclusión que se logró es algo muy lindo”, indicó sobre el proceso de adaptación entre niños y niñas, Mallorquín, percusionista y bibliotecario, a cargo del espacio.

Traducido en la actividad, el cambio es notorio y es posible observar alegría de las ocho niñas que forman parte del grupo al poder desempeñarse como parte de la banda y no simplemente observar o acompañar desde la danza. Asimismo, la necesidad de este cambio queda de manifiesto en la amplia repercusión del taller, ya que desde un primer momento el interés de las niñas fue significativo.

“Se ve la atracción que tienen ellas por ese lugar, ser parte de ese grupo y también estaba el miedo de portar estos instrumentos, que son voluminosos, pero no fue para nada un impedimento porque con los elementos de protección ellas se ven copadas y demuestran que les gusta ese lugar”, aseguró con énfasis Cristian.

Lo poderoso de esta iniciativa es que permite inculcar la igualdad entre pares desde edades muy tempranas y es lo que facilitó el trabajo para la ejecución de esta tarea. “En estos tiempos vemos un ambiente de inclusión en todos lados, se replica en varias áreas, y en este caso se nota que ellos ya desde la escuela venían trabajando ese tema. Y la idea es transmitir que no sólo venimos a golpear parches sino que somos una banda y entre todos hacemos música”, resaltó Mallorquín.

Otro de los aspectos a transmitir tanto a los participantes como a toda la comunidad, es el hecho de ‘hacer música’, ya que muchas veces, este estilo, no es considerado como tal. Por ello en el espacio el tallerista transmite conceptos e información que van desde el conocimiento histórico de la música, la concientización por el instrumento, el ritmo, los sonidos y estilos musicales que hacen a la percusión afrolatina.

Es decir que más allá de la cuestión inclusiva y del hecho de hacer música, cuentan con contenidos didácticos de lo que es la percusión en sí.

Este combo de conocimientos es transmitido en un ambiente dinámico, se podría decir que aprenden jugando y es llamativo el avance que han alcanzado en los pocos encuentros que pudieron concretar por el contexto epidemiológico.

“Es muy apreciable la evolución que demuestran, pese a los escasos encuentros. Esto y el cambio que vamos notando en la sociedad sobre la concientización acerca de qué es la percusión, es lo que más nos motiva seguir adelante y sostener el grupo’’, precisó Mallorquín. ‘‘Somos el único grupo de percusión que se mantiene en la localidad y no queremos que se caiga”, aseguró el tallerista, que dicta el taller de forma voluntaria, haciendo énfasis en la importancia del espacio ganado a golpes de tambor.

Como la biblioteca popular Thay Morgenstern trabaja en el tema desde el 2013, logró adquirir 33 instrumentos para el cuerpo de percusión que son destinados al taller y que hoy son los que utilizan los participantes del grupo inclusivo, cuya edad va desde los 6 a 14 años.

Cabe mencionar que los talleres de práctica se realizan los lunes y miércoles a partir de las 17 en el anfiteatro local de forma gratuita, en tanto, en la biblioteca se dicta el taller de percusión y quienes quieran participar, en cualquiera de las propuestas pueden consultar en el mencionado lugar. z

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias