viernes 14 de mayo de 2021
Cielo claro 14ºc | Posadas

Trabaja en el Parque Provincial de las Sierras en San José

“Es importante que los guardaparques estén bien equipados y con todas las garantías operativas”

Santiago Bellitti (61) cuida los parques provinciales desde hace más de 35 años. Contó cómo evolucionó la necesidad del uso de armas e hizo un repaso sobre los reclamos vigentes

domingo 21 de marzo de 2021 | 6:05hs.
“Es importante que los guardaparques estén bien equipados y con todas las garantías operativas”
Santiago Bellitti tiene 61 años.
Santiago Bellitti tiene 61 años.

En el 2015 los guardaparques en Misiones fueron autorizados a utilizar armas de fuego luego de una larga lucha de reclamos y gestiones. Se trata de un elemento clave para la lucha contra el furtivismo, debido a que estaban muy desprotegidos ante los cazadores.

Es que, con el avance del tiempo, las leyes proteccionistas del medio ambiente y la rigurosidad en el control de la portación de armas de fuego hicieron que los cazadores tengan una postura más reacia a los procedimientos. Antes, se les sacaba el arma y firmaban la documentación, pero desde hace años quedan detenidos a disposición de la Justicia penal.

“Nos pasó de encontrar un grupo de cinco infractores, a caballos y con perros e hicimos el procedimiento. Le secuestraron las armas, se firmaron las actas y no hubo gran problema, pero si eso ocurre ahora sería muy complicado porque a esos cinco cazadores habría que llevarlos detenidos”, describió Santiago Bellitti (61), uno de los cuidafauna más antiguos de la provincia, con 35 años de trayectoria.

Pero Bellitti no sólo habla de armas, sino también de respaldos ante la ley. Considera que no están protegidos para combatir esta actividad. “Es necesario establecer protocolos claros de procedimiento, organización y un respaldo legal más seguro para el cuerpo de guardaparque, además de la incorporación de más personas”, remarcó.

Bellitti hoy está trabajando en el Parque Provincial de las Sierras Ingeniero Raúl Martínez Crovetto, en San José, pero estuvo más de una década en Moconá, por lo que es una palabra autorizada y una referencia en Misiones. Consultado por El Territorio, hizo un breve repaso de cómo evolucionó la actividad.

“La situación de la caza furtiva es algo histórico en la provincia, en un momento hasta era legal. Hasta hace unos 30 años se promocionaba la caza en Misiones como una actividad turística prácticamente y era algo que culturalmente estaba muy arraigado en la población”, dijo.

Y añadió: “Cuando se tomó conciencia del daño de la fauna silvestre  empezaron las leyes proteccionistas y surgió la ley de protección de la fauna. De ahí en adelante se comenzó una campaña de concientización para que hubiera menos personas dedicadas a esa actividad”.

Como se dijo, 15 años atrás, cuando se detectaba la ilegalidad, los guardaparques labraban un acta y los cazadores seguían su camino. “Pero en los últimos años la legislación cambió y el solo hecho de portar arma de fuego lo pone en una situación al cazador casi peor que por el hecho de estar cazando. Porque la ley de armas establece que si no tenés los correspondientes permisos y autorización constituye un delito penal”, advirtió el entrevistado.

A los infractores hay que llevarlos ante las autoridades judiciales, que determinan los pasos a seguir, con los contra que presenta la selva: hay que hacer traslados, no hay señal de teléfonos y muchas veces los funcionarios son superados en número.

“Eso hace que las personas traten de evitar y sean más reticentes en los controles y el procedimiento se puede hacer más complicado porque ya hay una resistencia. Ya no es lo mismo que le saquen un arma que enfrentar un proceso judicial”, amplió Bellitti.

En este sentido, el guardaparque contó una situación que tuvieron que vivir unos colegas, que habían identificado un campamento con cazadores y se dispusieron a hacer las correspondientes actas y secuestro del armamento. Sin embargo, a esas personas se sumaron otros y los funcionarios se vieron ampliamente superados en número, por lo que tuvieron que devolver todo y dejarlos ir.

“A medida que transcurrían los años cada vez se complicaba más el accionar, no podías ir a mano limpia a hacer un procedimiento porque se te podían reír en la cara directamente. Hubo un par de situaciones en las cuales los guardaparques tuvieron que saludar a los cazadores ‘¿Cómo anda señor, está todo bien por ahí?’, porque eran cinco personas armadas y ellos todos desarmados y no se podía hacer nada porque la superioridad del otro grupo era demasiado evidente”, siguió ejemplificando.

Por todas estas cuestiones y más, peleó por la tenencia y hoy en día al menos uno del grupo que sale a recorrer los caminos del parque está armado. También se coordinan procedimientos con Gendarmería Nacional u otras fuerzas, aunque siempre la logística y disponibilidad son complicadas.

De todas formas, en la actualidad las necesidades son otras y así las describe el referente: “Los guardaparques seguimos siendo un empleado administrativo, no tenemos un régimen especial de servicio, después tenemos que responder como cualquier hijo de vecino ante una situación. No está establecido un protocolo de procedimiento en estos casos y, depende de cómo procede la otra parte o hay un abogado de por medio, estamos en un limbo que dependemos de cómo ocurren estas cosas. No es como otra fuerza, donde hay una situación de estas y hay un protocolo de cómo se actuó y de todo un sistema jurídico propio que establece la defensa de los funcionarios”.

“Es importante que los guardaparques estén bien equipados y con todas las garantías operativas”, resumió y señaló la falta de personal, algo que se potenció ante la pandemia. Muchos guardaparques hacen horas extras que no son reconocidas, se cubren guardias en soledad o, en los casos más extremos, la reserva queda desprotegida. 

 

Informe de domingo

Tras los pasos del peor depredador

De trillo en trillo, la ardua búsqueda de cazadores en la selva misionera

Cazadores versus yaguaretés: la competencia desleal y los riesgos

“Es importante que los guardaparques estén bien equipados y con todas las garantías operativas”

Defensa del Medio Ambiente, balance a un año de su creación

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias