sábado 15 de mayo de 2021
Cielo claro 22.5ºc | Posadas

Arranca hoy la vacunación contra la aftosa en la tierra colorada

En lo que va del año hubo seis brotes de rabia paresiante en la provincia

Es lo relevado por el Senasa, tras notificaciones realizadas por productores de cinco comunas. Insisten en la prevención y la denuncia inmediata ante la sospecha

lunes 15 de marzo de 2021 | 6:05hs.
En lo que va del año hubo seis brotes de rabia paresiante en la provincia
La rabia paresiante es una enfermedad endémica que aqueja a Misiones y otras provincias de la zona Norte.
La rabia paresiante es una enfermedad endémica que aqueja a Misiones y otras provincias de la zona Norte.

La aparición de casos de rabia paresiante en animales genera preocupación en los colonos. Según datos oficiales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en lo que va del año se detectaron seis brotes de la enfermedad endémica en la provincia.

Del total, cinco bovinos sufrieron el ataque del vampiro Desmodus rotundus, a lo que se sumó un equino.

San Javier, Bonpland, 25 de Mayo, Paraje Libertad y El Soberbio son los municipios en los que se realizó la denuncia, detección y vacunación en un radio de diez kilómetros para evitar una mayor mortandad.

Asimismo, desde la entidad se trabajó en la detección y eliminación de los criaderos de murciélagos que transmiten la enfermedad y, en esta línea, insisten en la vacunación preventiva ante eventuales ataques, no sólo en las zonas afectadas sino también en otras.

De esta manera, la enfermedad continúa afectando a los animales en los campos misioneros, luego de su regreso a mediados de 2020 cuando se informó un primer brote en Concepción de la Sierra, después de quince años sin casos del virus. Desde Senasa especificaron que el año pasado hubo once brotes, uno de los más importantes de los tiempos recientes, que se detectaron también en Candelaria, Profundidad, Montecarlo, Eldorado y Campo Grande.

Nuevos casos de rabia
En diálogo con El Territorio Pedro Méndez, director del centro regional de Senasa en Misiones y Corrientes, detalló que en lo que va del año ya son seis brotes de rabia paresiante que afectaron al ganado misionero, que fueron confirmados mediante examen de laboratorio. En cada brote, un animal fue portador del virus transmitido por el vampiro. “Dos de los casos fueron en San Javier, otros en Bonpland, 25 de Mayo, Paraje Libertad y El Soberbio, municipios en los que el Senasa intervino luego de la notificación ante la sospecha y luego confirmado por laboratorio de que se trataba de rabia paresiante”, comentó.

Indicó que estos casos responden a un retorno de la enfermedad luego de muchos años, ya que la rabia paresiante es catalogada como una enfermedad endémica en la zona de la tierra colorada.

“En todos los casos, son brotes controlados, por lo que se realizó un anillo de intervención en un radio de diez kilómetros y se vacuna de manera preventiva a los animales que están en la zona. Allí se hace el control para ver si se observa alguna sintomatología en otros animales y se buscan zonas donde pueda estar la cueva de los murciélagos, que son los transmisores de la enfermedad”, agregó.

Asimismo, Méndez aclaró que se realizó una vacunación a los colonos de manera preventiva por parte del Ministerio de Salud de la Provincia, por lo que descartó que personas hayan sido contagiadas por esta enfermedad.

Por otra parte, recordó que en 2020 volvió a darse registro de la rabia paresiante luego de un período prolongado sin nuevos brotes. De acuerdo a los datos relevados por el Senasa, el año pasado hubo once casos de la enfermedad en bovinos, siendo campos de las zonas Sur y Centro los más afectadas.

El primer caso fue notificado en Concepción de la Sierra a mediados de junio pasado, cuando un productor del paraje Inocencio Cué detectó que una de las vacas tenía síntomas.

En ese momento, este matutino dialogó con el colono y damnificado Víctor Socovichi, quien narró: “A mediados de junio detecté que una de las vacas tenía síntomas, estaba acostada y no podía levantarse. Se la veía perfecta por fuera, pero se notaba que no tenía fuerzas para pararse. Recurrí al veterinario, se descartaron otras enfermedades y después de la comunicación al Senasa se intervino. A las 24 horas se confirmó una hipótesis que me dijo el veterinario, que podía ser rabia paresiante”.

En este sentido, Méndez explicó que “es una enfermedad endémica en nuestro país y que afecta a la provincia de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Salta y Santiago del Estero, con aparición esporádica y recurrente. El virus circula entre los vampiros y la enfermedad afecta principalmente a las colonias. Al vampiro le llaman la atención los animales y con la mordedura contagia e infecta al ganado”.

Si bien la vacunación es obligatoria en la hacienda restante una vez confirmada la enfermedad, Méndez dijo que se puede vacunar a los animales de manera preventiva, hecho que insistió en este contexto endémico.

Vacunación contra aftosa
Se inicia hoy la primera campaña de vacunación contra la aftosa en Misiones, que se extenderá hasta mediados de junio. Allí se inmunizará a un total de 390.000 cabezas de ganado, que componen el número total de la hacienda en la tierra colorada.

Sobre este punto, el director regional del Senasa en Misiones y Corrientes indicó que “el lunes (por hoy) empezamos con la campaña 2021 de la vacunación contra la aftosa que abarca a todos los animales y todas las categorías, enfermedad que no hay ni en la región ni en ninguna de las provincias del país, de manera gratuita para los pequeños productores”.

Especificó que en esta primera instancia de la vacunación, que cuenta con dos campañas de manera anual, se prevé cubrir a los 390.000 cabezas de hacienda.

“Este tipo de vacunación es obligatoria para todos los animales, y por eso desde hace mucho tiempo que no hay esa enfermedad en el país, porque es parte del calendario de vacunación de los animales. Esperamos cubrir la totalidad de los animales para junio a más tardar. Luego, inmediatamente a partir de julio, iniciamos la segunda campaña, que consiste no sólo en la vacunación, sino también en un plan de vigilancia y fortalecimiento de la frontera Norte”, señaló.

 

Un virus que requiere rápida intervención

Según se explica en el Programa de Rabia Paresiante del Senasa, la enfermedad es transmitida por el vampiro Desmodus rotundus, que suele encontrarse en huecos de árboles, cuevas y canales de riego. El animal realiza las mordeduras en lugares en que al ganado le resulta difícil espantalos, como detrás de las orejas, la base de la cola, la ubre y los pezones.

Entre los síntomas en los animales figuran la contracción de la musculatura, la excitación e inquietud, el aumento de la salivación, la pérdida de apetito y el aislamiento del bovino o equino del resto de la hacienda.

Al ser una enfermedad grave para la salud pública, el productor debe realizar de manera inmediata la denuncia ante la sospecha o contaminación, que debe realizarse ante el Senasa para la intervención y atención, para evitar el contacto con el humano.

La rabia paresiante afecta al sistema nervioso y pueden contraerla bovinos, equinos, ovinos y porcinos. Asimismo, el virus de la enfermedad puede afectar a animales domésticos y silvestres y puede ser transmisible al humano al tomar contacto, por ejemplo, durante la faena.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias