miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 18.2ºc | Posadas

Testimonio clave en la causa que condenó al policía Sebastián Seredisky

"Se levantan las cuatro ruedas del suelo casi un metro y medio, vuelve a caer y choca contra un árbol"

Cristian Vázquez (35) era sereno y terminó siendo testigo clave en el juicio por la muerte del oficial Cristian Troncoso Guidek (35), ocurrido en 2014. Fue el primero en llegar a la escena y auxiliar al ahora condenado.

viernes 12 de marzo de 2021 | 16:08hs.
"Se levantan las cuatro ruedas del suelo casi un metro y medio, vuelve a caer y choca contra un árbol"
La velocidad fue determinante en el hecho vial que derivó en la muerte del oficial Troncoso Guidek. Fotos: Archivo/Federico Gross.
La velocidad fue determinante en el hecho vial que derivó en la muerte del oficial Troncoso Guidek. Fotos: Archivo/Federico Gross.

"Escucho la acelerada de un auto, miro hacia la dirección de donde venía el ruido y observo un vehículo que pasa a alta velocidad el badén que está en avenida Roque Pérez y calle Troazzi. Se levantan las cuatro ruedas del suelo casi un metro y medio, vuelve a caer y choca contra un árbol del bulevar en la parte trasera, del lado del conductor y ahí comienza a volcar sobre su techo y cuando cae nuevamente choca contra otro árbol con la parte delantera".

El relato podría coincidir con alguna escena de la película Rápido & Furioso, pero no, no es ficción, es el testimonio del principal testigo en la causa por homicidio culposo agravado por el que fue condenado ayer el oficial subayudante de la Policía de Misiones, Esteban Seredisky (28), acusado de provocar la muerte del oficial Cristian Troncoso Guidek (34) manejando alcoholizado y excedido de velocidad por una avenida de Posadas.

Cristian Ariel Vázquez (35) era sereno en el edificio Las Lilas y estaba de guardia esa madrugada de octubre de 2014. Unos 15 minutos antes de las 5 estaba controlando el ingreso de un vehículo cuando sucedió la tragedia y su instinto fue acercarse para ayudar.

"Inmediatamente me acerco a auxiliar a las personas. Cuando llego observo el cuerpo de una persona con la mitad del torso fuera del auto, que salía por la ventanilla del lado del acompañante, fallecido, todo sangrado (era Troncoso Guidek). Giro hacia el otro lado por la parte de atrás del auto para ver si había otras personas y observo a otro muchacho, ya fuera del vehículo (Seredisky). Le pregunto si estaba bien y si había alguien más en el auto y éste no me contestaba. Prendo la luz de mi celular para ver si adentro del auto había otras personas, pero no había nadie. Le vuelvo a preguntar si se encontraba bien, si le había avisado a algún pariente del accidente, y ahí me contestó diciendo que no, que tenía su celular a mano pero no prendía", relató el testigo.

Sobre lo que ocurrió instantes después, recordó que un policía que estaba custodiando un edificio cercano llegó al punto de impacto por lo que "regreso al auto volcado y le pregunto al muchacho que había salido del auto si eran amigos, y éste me dice que eran compañeros, que eran policías. Me quedé un ratito más y después regresé al edificio donde trabajaba".

Olor a alcohol

El testigo declaró que además del exceso de velocidad, Seredisky podría haber consumido bebidas alcohólicas y lo dejó en evidencia al decir que si bien lo notó shockeado por el impacto "se sentía que tenía olor a alcohol".

El test realizado más de dos horas después del hecho confirmó que, efectivamente, el único sobreviviente manejaba alcoholizado.

El resultado fue 1,10 g/l de alcohol en sangre, en tanto que el análisis hecho a una muestra extraída del cuerpo de Troncoso Guidek marcó 1,98 g/l, aunque en su caso no estaba al mando del vehículo.

"Seredisky conducía un vehículo automotor realizando una maniobra negligente e inobservando los reglamentos o deberes a su cargo, cuando le era exigible otra, a saber, debía conducir cuidadosamente, con precaución y sin haber consumido bebidas alcohólicas, tal como surge del informe de alcoholemia que arrojó resultado positivo de 1,10 g/l de sangre, llevar una velocidad de 60 kilómetros por hora máximo permitido para la vía en que circulaba, siendo que de las pericias accidentológicas surge que la velocidad mínima del vehículo era de 102,70 kilómetros por hora y antes de iniciar la maniobra de trasponer el badén debía aminorar esa velocidad y así evitar el desplazamiento del vehículo", expuso en el dictamen de elevación a juicio la fiscal subrogante a cargo de la investigación, María Laura Álvarez, la misma que ayer pidió la pena máxima.

Troncoso Guidek falleció prácticamente en el acto, aplastado por uno de los laterales del vehículo. El informe médico constató "traumatismo grave con pérdida de huesos del cráneo y sustancia del lado izquierdo, múltiples excoriaciones y hematomas en miembros superiores y tórax".

Seredisky sufrió apenas lesiones leves, fue derivado al Hospital Madariaga por prevención y a las pocas horas volvió a su casa.

La condena de cuatro años de prisión efectiva e inhabilitación para manejar por el tiempo de 8 años será cumplida recién una vez que el fallo quede firme.

Policía condenado a 4 años de prisión por causar la muerte de otro efectivo

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias