sábado 10 de abril de 2021
Cielo claro 27ºc | Posadas

Mamás y obreras

Construir un futuro mejor, el anhelo de las mujeres albañiles

Son de Puerto Azara y crearon un grupo para contribuir y mejorar a su comunidad. También realizan otras actividades

lunes 08 de marzo de 2021 | 0:00hs.
Construir un futuro mejor, el anhelo de las mujeres albañiles
Con la ayuda de albañiles guía, las mujeres aprendieron más técnicas de construcción.
Con la ayuda de albañiles guía, las mujeres aprendieron más técnicas de construcción.

Víctimas no es una palabra que las represente. Hacerles frente a las adversidades es una premisa que siguen al pie de la letra para lograr objetivos en conjunto, como por ejemplo que sus hijos puedan tener acceso a una escuela secundaria.

El grupo de mujeres que se autodenominó Mujeres en Acción vive en Puerto Azara y desde hace ya dos años que viene trabajando en distintos sectores para mejorar el pueblo y la comunidad. Albañilería, comedor, huerta y clases de apoyo son los trabajos que realizan en pos de que el pueblo salga adelante y que sea un lugar para vivir dignamente.

“Ayudamos en todo el pueblito, todos nos conocemos y cada uno tiene su necesidad, en lo que podemos le ayudamos. Por ejemplo, estuvimos en la casa de un señor haciendo la base de un baño, todo es solidario porque nosotras queremos que nuestro pueblo crezca, muchas personas se fueron y no queremos eso”, expresó Carolina, presidenta de Mujeres en Acción.

Manos a la obra
Todo comenzó cuando un grupo de mujeres se dio cuenta de que las necesidades debían afrontarlas juntas. En un principio pensaron en que sus hijos tenían que educarse, terminar la secundaria sin tener que irse de Puerto Azara. En ese juntarse para ver tratar de encontrar una solución a la falta de escuela secundaria surgió la idea de empezar a trabajar por la comunidad de alguna manera.

Una a otra comenzaron a contarse sus historias y se dieron cuenta de que varias sufrieron muchísimo un día de tormenta, porque se les voló el techo o porque se les rompió la chapa, ya que sus viviendas eran muy precarias. A partir de ahí comenzaron a pensar qué podían hacer para construir mejores casas para las mujeres. Es así como con la ayuda de una asistente social y una arquitecta armaron el proyecto Construyendo Sueños. Se trata de un proyecto muy especial, porque además de estar siendo realizado por mujeres, permitirá que las familias puedan reemplazar esas viviendas, ya que las casas de madera donde viven presentan constantes problemas.

El inicio de la construcción
Como parte de una primera etapa del proyecto, las mujeres portoazareñas comenzaron a construir seis viviendas en el 2019. Con respecto a los insumos, Carolina comentó que “muchas madres ocuparon el bono de 10.000 (IFE) para comprar los materiales. Hay muchas madres a las que le cuesta y de a poquito van comprando los materiales, una casa ya está techada, pero le falta puerta, ventana, todo”.

Carolina fue una de las Mujeres en Acción que se decidió por trabajar con el grupo de albañilería un poco por curiosidad y otro poco por las ganas de aprender esta tarea esencial.

“De a poco estamos aprendiendo y estamos interesadas en aprender más. Al principio nos costó mucho porque la mayoría era ama de casa, pero después cuando te acostumbras es fácil y hasta lo que uno cree que es más difícil después se hace fácil”.

Para Carolina, el trabajo físico no es tan preocupante si se tiene en cuenta que lo que hacen les da buenos resultados: una mejor calidad de vida, el aprendizaje de un oficio y nuevas oportunidades.

“Varias mujeres tienen o tuvieron muchos problemas personales, por ejemplo muchas son mamás solteras, otras sufren violencia de género y queríamos cambiar algo en la vida de ellas. Por eso hicimos el grupo, no sabíamos de albañilería, tenemos a un albañil guía que nos enseña. Hay veces que usamos el trompito para hacer la mezcla, pero cuando no hay luz es todo a pala. De a poquito fuimos aprendiendo, no sabíamos de mezcla ni de nada”.

El grupo de mujeres que estaba trabajando en un principio se fue diversificando y en la actualidad hay un grupo que se quedó trabajando en el comedor comunitario, que trabaja con la comida de los chicos y una pequeña huerta, otro grupo que se dedicó a armar una huerta grande para producción y venta de productos frescos, un grupo de chicas que están en apoyo escolar en la biblioteca y otro grupo en limpieza y cuidado de la escuela.

El comedor comunitario fue levantado por estas mismas mujeres (dónde se cocina para decenas de personas todos los días) y en la Biblioteca Popular Puerto Azara (donde todos los días acuden a estudiar niños y adolescentes del paraje).

Con sus propios recursos, las mujeres van comprando los materiales de a poco y siguen construyendo “les lleva mucho tiempo, se terminó el primer techo de la primera vivienda de las seis de prueba piloto”, expresó la coordinadora del grupo.

Aunque el trabajo sea arduo, los resultados mueven a estas mujeres que trabajan para salir adelante y también por su comunidad.

Con la ayuda de los albañiles guía van aprendiendo de técnicas y de cómo se trabaja para que la tarea no resulte muy pesada. Las mujeres de Puerto Azara son un ejemplo más de que ante las adversidades, siempre la unión y el compañerismo logran cimientos firmes para un futuro mejor.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias