sábado 27 de febrero de 2021
Cielo claro 28ºc | Posadas

Se puso en marcha el calendario escolar

Reabrieron las escuelas con la mirada puesta en los protocolos anticovid-19

Hubo reuniones entre docentes y directivos para conocer las condiciones de la presencialidad y los desafíos pedagógicos. Padres salieron a buscar vacantes

martes 23 de febrero de 2021 | 5:30hs.
Reabrieron las escuelas con la mirada puesta en los protocolos anticovid-19
Con la mirada puesta en los protocolos anticovid, se puso en marcha el calendario con el retorno de los docentes a los establecimientos educativos.
Con la mirada puesta en los protocolos anticovid, se puso en marcha el calendario con el retorno de los docentes a los establecimientos educativos.

Ansiedad, alegría, incertidumbre y optimismo fueron algunos de los sentimientos que invadieron ayer a las comunidades educativas de toda la provincia. Es que con la reapertura de las escuelas se puso en marcha el calendario escolar 2021 de forma presencial, luego del parate y traslado a la virtualidad que hubo el año pasado por la pandemia de Covid-19.

Directivos, docentes y personal no docente se presentaron en los establecimientos y comenzaron a diagramar la vuelta de los alumnos y los desafíos pedagógicos.

También aprovecharon para recorrer las escuelas y evaluar si están dadas las condiciones para el retorno de los estudiantes. Entre los reclamos más comunes está la falta de porteros, mejoramiento de sanitarios y el sistema eléctrico.

“Volvemos con mucho trabajo, pero sobre todo con mucho compromiso. Tenemos un nuevo desafío que es la bimodalidad y estamos dispuestos a llevarla adelante”, señaló a El Territorio Berta Quiroga, directora del Cep 4 de Posadas.

“Estamos recibiendo a los colegas y organizándonos en la gradualidad a la que van a acudir los alumnos, ya que nuestra institución tiene una matrícula muy elevada, alrededor de 1.200 chicos, entonces tenemos que ser muy responsables y cuidadosos para trabajar con los protocolos”, contó.

“Cuando en otro momento la prioridad era lo pedagógico en este momento lo es también la salud. El desafío nuestro es continuar con una escuela saludable, tener presencialidad y poder revincular a los alumnos, la escuela más que nunca es el espacio que contiene al alumno y que le permite relacionarse”, reflexionó Quiroga.

En una recorrida de este medio por distintos establecimientos se pudo observar que el movimiento en el primer día fue fluido. Desde padres buscando vacantes para sus hijos a otros que esperaban realizar algún trámite o comprar uniformes.

“Estamos con muchas expectativas porque volvimos a encontrarnos después de un año que no estuvimos en presencialidad. Ahora estamos preparando las planificaciones, trabajando con el protocolo de bioseguridad y ya recibimos insumos”, comentó Rosana Sánchez, directora de la Escuela 43, con una matrícula de 478 estudiantes.

“Nos vamos enfrentar a nuevos problemas que vamos a tener que saber resolver, pero desde nuestro rol vamos a poner todo para acompañar al alumno y su familia. Los docentes tenemos una capacidad de adaptación enorme y estamos acostumbrados a tratar muchas situaciones particulares y ahora una vez más aceptamos el desafío para seguir trabajando”, agregó.

Pedido

Las docentes del Núcleo Educativo de Nivel Inicial (Neni) 2002 extensión 43 mostraron su preocupación por las condiciones sanitarias en la que se encuentran las aulas y baños al que acuden 250 niños de 3 a 5 años.

“Las ganas de volver están y acá nos encontramos. El desafío siempre es que el niño aprenda, pero creemos que las condiciones edilicias no están dadas porque no tenemos porteros”, sostuvo Mónica Cabaña, una de las maestras.

“Durante diez años colaboramos económicamente con una persona por la cual se pidió el nombramiento, pero se lo niegan. Y no tenemos fondos económicos este año para solventar o pagar a alguien que haga la limpieza”, indicó. “Somos diez docentes en diez salas y estamos desesperadas por ese tema porque además está lleno de cucarachas por todas partes”, añadió indignada.

Las ganas de volver y revincular a los chicos que perdieron contacto con la escuela están, repiten en todas las instituciones, pero la preocupación se centra en poder cumplir con los protocolos, el distanciamiento y que quienes estén bajo modalidad virtual este año sí puedan conectarse.

Esa es una de las incertidumbres en la Epet 23 de Concepción de la Sierra, teniendo en cuenta que parte de la matrícula de 250 alumnos es de colonias y zonas rurales.

Myriam Mirlhen, directora del establecimiento, precisó: “estamos ansiosos por volver. Ya recibimos todas las indicaciones de las autoridades y los protocolos. Como docente y directora fue algo muy distinto utilizar lo digital y poner en marcha la virtualidad, que uno practica pero no para llevarla adelante durante todo el ciclo escolar, fue un gran desafío. Pero hubo y todavía hay mucha incertidumbre para llegar a todos los alumnos con los aprendizajes”.

“El otro problema es que no todos los alumnos tienen las herramientas para tener una clase virtual, creo que esta posibilidad de hacerlo bimodal va a ser muy positivo. Lo más difícil en las escuelas técnicas son los talleres y las prácticas que este año por suerte los chicos van a poder acceder a ellas, para eso nos organizamos por grupos”, destacó.

Sin virtualidad

En Eldorado, Sonia Pantiú, directora del Epet 6, explicó: “Tenemos dos docentes con comorbilidades, por lo que están excluidos de la presencialidad”.

En cuanto a las características del año lectivo, manifestó: “Las instalaciones de la escuela son amplias y eso nos favorece la presencialidad que, en nuestro caso, será de una semana un grupo de alumnos y la otra semana, la otra mitad. Turnándose una semana en clases a la mañana y las clases prácticas la otra semana. Podemos hacer grupos de doce o quince alumnos (la escuela tiene 720) y no habrá una modalidad dual en la enseñanza. Es decir que durante la semana que no vengan no tendrán clases virtuales sino que tendrán que completar las tareas asignadas”.

Con números mostró que sólo un 40% del total regularizó y aprobó todas las materias el año pasado, un 20% debe hasta seis asignaturas y un 40% “nos preocupa porque quedaron muy atrasados. Ahí hay de todo, los que no estudiaron, los que no tenían conectividad o aquellos que no entendieron y se dieron por vencidos”. Con estos se buscará que se pongan al día y no pierdan el año o abandonen la escuela.

En Puerto Iguazú la Secretaría Escolar distribuyó alcohol y kits sanitizantes para cada escuela.

Ayer, en el primer día, las escuelas esperaban las resoluciones de Educación y no manejaban mucha información para los padres que se acercaron.

En el caso de la Epet 4, las inscripciones comenzarán el 1 de marzo. Los cupos para primer año están casi completos y una vez cerrado el periodo de inscripciones designarán las divisiones y organizarán el cronograma de trabajo, teniendo en cuenta que el protocolo solo permite 14 chicos más el profesor dentro del aula. “Implementaremos el mismo sistema de rotación de los talleres, una semana será presencial para un grupo y virtual para el otro”, explicaron.

Respecto a los recreos, estos se planifican en forma escalonada para evitar aglomeraciones en el patio y en la cantina.

En Candelaria abrieron los ocho establecimientos educativos de la localidad. Claudia Sloboyen, directora del Bop 82, sostuvo: “será un año distinto en el que tendremos que reorganizar los horarios de las materias. Como sabemos el sistema será bimodal. Va a ser todo un desafío, pero también sabemos que cada uno de nosotros tiene la mejor predisposición para llevar adelante el ciclo lectivo, poniendo siempre en primer lugar al alumno”.

En Jardín América los docentes se interiorizaron sobre la nueva presencialidad. Desde la Escuela 133, su directora, Susana Lugo, se mostró expectante: “Todos queremos que vuelvan los chicos, pero hay incertidumbre”.

Rosana López, maestra del establecimiento, dijo : “Es un regreso muy ansiado, tanto para los docentes como los alumnos, cumpliendo con el protocolo que incluso es algo nuevo para nosotros. Pero estamos muy contentos, somos maestros de aula y la parte virtual nos costó muchísimo, así que estamos realmente felices de recibir a los chicos”. Yésica Osterwalder, aseveró: “Va a ser un gran cambio para todos”.

“Vamos a tener que reeducarnos todos, la docencia es un trabajo de contacto, los niños son sumamente afectivos y expresivos, nos quieren expresar el cariño con el abrazo y esto no se podrá este año y eso va a costar”, coincidieron.

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias