miércoles 03 de marzo de 2021
Lluvia moderada 28ºc | Posadas

Ante la falta de respuestas de la Justicia, Lucas Fucks hizo público su reclamo

Denunció supresión de identidad del hijo en complicidad de médico obereño

Fue inscripto por los progenitores en Uruguay, pero luego la madre lo anotó en el hospital de Oberá sólo a su nombre. El lunes la mujer desapareció con el niño

domingo 21 de febrero de 2021 | 15:00hs.
Denunció supresión de identidad del hijo en complicidad de médico obereño

Thiago Benedicto nació el 16 de octubre de 2014 en el Centro Hospitalario Pereira Rossell de la ciudad de Montevideo, República del Uruguay. Sus padres son los obereños Lucas Adrián Fucks (27) y Macarena Yanett R. D. (25), según consta en el acta N° A-3098 de la Oficina N° 10 de la Dirección General del Registro de Estado Civil del vecino país.

El citado documento fue emitido el 20 de octubre del 2014, es decir cuatro días después del nacimiento del pequeño.

Al mismo tiempo, según la documentación a la que accedió El Territorio en exclusiva, el 27 de enero del 2016 el mismo menor fue inscripto en la delegación del Registro Provincial de las Personas ubicada en el hospital Samic de Oberá, pero únicamente como hijo de Macarena Yanett R. D. Entonces ya tenía 15 meses de vida.

Dicho trámite se fundamentó en un documento oficial de suma importancia: el formulario de nacido vivo emitido por Salud Pública que se entrega a la madre inmediatamente luego de dar a luz.

El impreso, que lleva la firma del médico Carlos Luis F., señala que Thiago Benedicto nació el 16 de octubre de 2014 (igual que en la partida uruguaya), pero con una diferencia sustancial: dice que el parto se produjo en un domicilio particular de la localidad de Los Helechos.

Además, tanto en la primera partida de nacimiento como en la segunda, se precisa que el niño nació a las 12.45. En Uruguay le otorgaron la cédula de identidad 61.132.230, mientras que el número de DNI argentino corresponde al 55.235.741.

Claro que no se trata del extraño caso de un niño que nació dos veces, sino -tal como denunció su padre- de un presunto delito de supresión de identidad y falsificación de documentos.

Bien documentado

En diálogo con este diario, Lucas Fucks exhibió la documentación que certifica que el 28 de mayo del 2018 radicó una denuncia ante la Comisaría de la Mujer de Oberá, con intervención del Juzgado de Instrucción Uno, aunque nunca le notificaron ningún avance.

Para completar un cuadro tan irregular como inédito, tras un año y medio de estar alejada de su hijo, ya que el menor siempre estuvo a cargo del papá, el último lunes la mujer se llevó al pequeño y desde entonces impidió todo contacto con el progenitor. “Estoy desesperado, ya no sé qué hacer ni a quién recurrir. Presenté todas las pruebas, la partida de nacimiento de Uruguay, la partida de nacimiento que falsificó acá y el DNI que hizo con esa partida trucha. En estos años le hice innumerables denuncias a la mamá de mi hijo por abandono y maltrato, pero ni la citaron. La Justicia nunca me dio respuestas y siento mucha impotencia”, reconoció Fucks.

En tanto, comentó que hoy su mayor temor pasa por la posibilidad de que su ex traslade a su hijo con ella a Ushuaia, donde reside.

Por el momento, el único impedimento para la mujer sería que no posee el DNI del menor, que se halla en poder del padre. “El miércoles mi cuñada fue al hospital Samic y la vio, es decir que está en Oberá. Parece que fue al Registro para intentar sacar una copia de la partida de nacimiento falsa para tramitar otro DNI y poder viajar, porque como no figuro en esa partida no necesita de mi permiso para sacarlo de la provincia. Su lugar es conmigo porque ella lo abandonó de chiquito y yo siempre estuve con él. Es terrible esto”, dijo.

Causa cajoneada

Visiblemente afectado, Fucks indicó que en agosto del 2014 parte de su familia -incluida quien entonces era su concubina y estaba embarazada- viajó a Uruguay por razones laborales.

“Estuvimos en pareja dos años y mi hijo nació en Montevideo. Cuando Thiago tenía un año y medio regresamos Oberá, ya estábamos separados y yo me hice cargo de mi hijo. La mamá lo veía de vez en cuando y en enero del 2016 fue al Registro de las Personas del hospital con dos testigos y lo anotó como que es hijo sólo de ella. Yo me enteré mucho después y su argumento fue que lo hizo para poder cobrar el salario”, precisó.

Inmediatamente, el joven radicó una denuncia por supresión de identidad y falsificación de documento. Se trata del expediente 76362/18 que se tramita en el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Al respecto, graficó que “esa denuncia está cajoneada y quedó en la nada, al punto que pasaron casi tres años y ni la citaron”.

Además, tal como se evidencia en las pruebas que exhibió, remarcó la responsabilidad que le correspondería al médico que avaló la inscripción en el Registro Provincial.

“Si quería tramitar el DNI argentino para el nene y hacer las cosas bien, debería haber ido al consulado uruguayo y hacer una serie de trámites. Pero ella, en complicidad con el médico, hizo un certificado de nacido vivo y con dos testigos lo anotó como que el nene nació en la casa y ella es mamá soltera. Un delito gravísimo”, subrayó.

El posible rapto

Si bien nunca dejó de reclamar por la supresión de identidad de su hijo, al tenerlo consigo se enfocó en su nueva vida familiar y laboral, ya que junto a su pareja actual se mudaron a Posadas.

“Cuando nos fuimos a Posadas mi hijo se quedó una semana en Oberá con la mamá, pero apenas me acomodé lo llevé a vivir conmigo. De vez en cuando la madre lo buscaba para pasar un par de días con ella en Oberá, pero hace un año y medio se fue a vivir al Sur con otra pareja y me dejó al nene con toda la documentación”, contó.

Así, mientras que el vínculo con el padre se afianzaba, cada vez que hablaba por teléfono con su mamá la criatura se ponía triste. “Un día me dijo que no quería hablar más con ella, que lo que quería era que ella esté acá. Me preguntaba por qué se fue tan lejos, y yo no sabía que responderle. Nunca la hablé mal de la madre ni impedí el vínculo”, aseguró.

En ese sentido, la semana pasada la mujer lo llamó para decirle que planeaba viajar a Misiones para pasar unos días de vacaciones y quería ver a Thiago. Fucks accedió.

“Le di la dirección de mi casa y el lunes pasado llegó y me pidió para traerle al nene a Oberá, con la condición de llevarlo al otro día. Acepté porque a pesar de todo es la madre, pero no cumplió nada”, contó.

Y agregó: “El martes a la noche me escribió para decirme que ya estaban en Buenos Aires y que se iban a Ushuaia, que yo no iba a volver a ver más a mi hijo y que me iba hacer una exposición porque yo le pegaba al nene. Una locura”.

Último recurso

Desesperado, el miércoles radicó una denuncia ante la Comisaría de la Mujer de Posadas, donde citó las posibles direcciones en las cuales podrían hallarse.

Ya en Oberá, se comunicó con la Comisaría de la Mujer local, aunque aseguró que no le dieron mayor entidad a su reclamo.

“Acá en Oberá me dijeron que ella es la mamá y tiene todo el derecho de estar con el hijo. Entonces insistí con todos sus antecedentes y las denuncias que tiene, pero me dijeron que no importa porque es la madre. Sinceramente no entiendo más nada. Pero bien que si yo secuestraba a mi hijo o hacía las cosas que ella hizo, ya estaría preso”, reclamó.

Sin posibilidad de contacto con su hijo, ya que la madre lo bloqueó en el celular, el viernes se presentó ante la Fiscalía del Juzgado Federal de Oberá para radicar una nueva denuncia por supresión de identidad, habida cuenta a la falta de respuestas de la Justicia de instrucción.

También acudió a la oficina de Acceso a la Justicia, tras lo cual destacó la buena predisposición del personal. “Hago público mi reclamo porque ya no sé qué puerta tocar. Tampoco quiero acercarme a la casa de los familiares de ella porque ahí me van a acusar a mí. Lo único que pretendo es ver a mi hijo y que la madre responda por las cosas malas que hizo”, expresó.

Hasta 10 años de cárcel 
Según el Código Penal, la supresión y suposición del estado civil y de la identidad comprende una pena máxima de hasta 10 años de cárcel.

Asimismo, se establece “inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, al funcionario público o profesional de la salud que cometa alguna de las conductas previstas”.

En tal sentido, la Justicia deberá investigar no sólo el rol del médico que emitió el certificado de nacido vivo, sino también la responsabilidad de la funcionaria de la delegación del hospital Samic del Registro de las Personas que avaló el trámite.

Según la copia del acta 187 del tomo 2 del año 2016, en el acta de nacimiento emitida el 27 de enero de aquel año se dejó libre el lugar asignado al nombre del progenitor y se asentó sólo el de la madre.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias