domingo 16 de mayo de 2021
Cielo claro 23.5ºc | Posadas

El asedio autoritario (segunda parte)

jueves 18 de febrero de 2021 | 6:00hs.
El asedio autoritario (segunda parte)

Un segundo aspecto que analizan los profesionales del grupo Lectura Mundi de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), institución a la que me referí en mi última nota, es cómo en ella se afirma que el mundo de los valores y las orientaciones culturales están cambiando sin percibirse alguna linealidad que la modernización cultural suponía.

En este nuevo marco social, más autoritario y más “desapacible”, en cuyo contexto más democrático se espera (o se esperaba) que reinara la tolerancia, el respeto a los derechos humanos, el nativismo, el multiculturalismo, mayores libertades en el campo de la sexualidad, o la preocupación por la preservación del medio ambiente, actitudes como las de Trump y sus violentos seguidores, Bolsonaro, el Brexit o los populismos autoritarios muestran las actuales dificultades, Lo que se aprecia es todo lo contrario a esas conductas, esos procedimientos, discursos o ciertos mensajes por redes sociales.

Un ejemplo en América Latina son las diferentes –y contradictorias– elaboraciones sobre las varias dictaduras militares que tuvimos, y que hacen diferentes sectores etarios: jóvenes, baby boomer, adultos jóvenes (de 40 a 50 años) o mayores adultos.

Un tercer aspecto a desarrollar por este equipo de Lectura Mundi es la lenta pero sostenida cierta emergencia autoritaria en la ciudadanía, en relación con la esfera económica. Esta esfera comprendería las tasas de desocupación laboral, las sucesivas recesiones, los contextos inflacionarios o la caída de los ingresos familiares, el crecimiento de la precarización o tecnologías que reemplazan viejos puestos de trabajo. Ante este marco socioeconómico, la tendencia autoritaria (o autocrática) es generalmente negar a muchos individuos, por la “justicia de mercado” el acceso a trabajos en blanco, la pertenencia a comunidades de iguales o el reconocimiento de sus logros y sus capacidades.

Este complejo panorama obliga a estudiosos de las ciencias sociales a analizar –por ejemplo– de qué modo distintos grupos sociales viven la crisis, la variedad de alternativas que imaginan (desde irse del país hasta comenzar a delinquir). Cómo y por qué numerosos trabajadores sin formación superior se rebelan votando a candidatos autoritarios, ya sea por motivos morales, psicológicos, ideológicos, confesionales u otros.

Algunos autores coinciden en señalar la crisis de 2008 como el momento de inflexión de una armonía forzada y precaria entre democracia y capitalismo, consolidándose desde entonces una etapa punitiva del neoliberalismo. Analizando las gramas que la explican, surgen el emprendedorismo y una concepción meritocrática del mercado que exalta el esfuerzo, la voluntad y la entrega individual, desconociendo toda instancia posible de interdependencia social o de colectivismo.

Esta concepción meritocrática establece que quien emprende sin ayuda (especialmente del Estado) merece todo lo que tiene, sin límite, y que quienes no pudieron “porque no quisieron”, no merecen otra cosa que el desprecio. Esta cruel forma de relacionamiento social se cuela en la indiferencia de las condiciones objetivas y el las trayectorias subjetivas que podrían explicar estas suertes desiguales.

La precarización del trabajo, la falta de construcción de lazos sociales, de derechos adquiridos por una prolongada temporada de políticas económicas, estatales y culturales neoliberales, desampara a los sujetos, con mayor inestabilidad en su trabajo, menos robustas las instituciones de asistencia social, más raquíticas expectativas de movilidad social ascendente. “Parecería que quienes les prometen más bienestar, más los somete. La crueldad de cierta sensación de optimismo de quienes practican el »mantra neoliberal» lleva a ejercer con sus prácticas la consolidación que perpetúa su carga política”, afirma la Dra. en Ciencias Sociales Micaela Cuesta.

Finalmente, y en el centro del motivo de existencia de este equipo de profesionales de la Unsam-Lectura Mundi, se deberá –en discusión con la ciudadanía– elaborar un significado sobre “autoritarismo”, elaborar materiales de investigación, estudios empíricos sistemáticos, desarrollos teóricos significativos, con los cuales la sociedad, democráticamente, también avance en su propio conocimiento.

Por esto me parece provechoso leer, analizar y escribir sobre estas cuestiones que tiñen nuestra sociedad, nacional, latinoamericana y mundial, aprender y difundir lo aprendido.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias