sábado 10 de abril de 2021
Cielo claro 24.5ºc | Posadas

La tonelada que se vende a U$S 5 valdría U$S 260 industrializada

Madereros advierten que exportar rollizos afecta a la economía y el ambiente

Detallan que se vende a precio mínimo y que de industrializarse, se mejoraría la ganancia sumando además mano de obra local. El tema se debate en tres provincias

viernes 12 de febrero de 2021 | 5:30hs.
Madereros advierten que exportar rollizos afecta a la economía y el ambiente
Millones de toneladas de rollos de madera cruzan el océano sin ningún tipo de industrialización previa en Argentina.
Millones de toneladas de rollos de madera cruzan el océano sin ningún tipo de industrialización previa en Argentina.

La exportación de rollizos de madera -es decir sin ningún proceso de industrialización- encendió la alarma en varias entidades por el impacto negativo que tendrá en muy poco tiempo. Es que enriquece a los países compradores y deja muy pocas ganancias en la Argentina, sumado el consumo creciente de la materia prima que demanda décadas reponer.

 Los integrantes de la Comisión Directiva de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom) lo analizaron esta semana en una reunión virtual y representa un tema que está movilizando a empresarios del sector tanto de Misiones y Corrientes como de Entre Ríos.

Justamente, a través de los puertos públicos de esta última provincia se llevan exportados 1,2 millones de toneladas de madera en rollizos, según datos difundidos hace apenas unas semanas. No obstante, estiman que esa cifra se duplicaría en el corto y mediano plazo.

La producción sale por dos puertos de ultramar que trabajan de manera complementaria, en Concepción del Uruguay y en Ibicuy.

El gobierno entrerriano, por su parte,  lo muestra como un logro, al informar que se han generado más de 3.000 millones de pesos en exportación forestal por estos puertos a través de 33 buques de distintas nacionalidades con destinos a China e India. La primera exportación de rollizos de madera se comenzó a concretar a este último destino a fines de diciembre del año pasado.

Se añade como otro dato que la compra de madera de parte de las empresas exportadoras a los productores de la región involucra a productores en más de 110.000 hectáreas de montes de cultivo en estado de corte, tanto en Entre Ríos como Corrientes y comienza a afectar a Misiones.

Al respecto, los directivos de Apicofom expresaron su preocupación y emitieron un comunicado en el que señalan la situación e insisten en que se debe hallar un equilibrio para evitar grandes pérdidas locales.

En tanto, algunas cámaras, como también profesionales del sector,  plantean la necesidad de iniciar un fuerte plan de industrialización para evitar la destrucción de la forestoindustria.

Desde Apicofom sostienen que se deberá “revisar ese tipo de operación comercial” en una reunión que esperan tener con las autoridades provinciales como de la Nación.

Desabastecimiento

El presidente de Apicofom, Guillermo Fachinello, explicó a El Territorio que el mayor problema que se comienza a sentir debido a la exportación de materia prima es el faltante en los aserraderos locales.

“La madera tiene que salir industrializada de acá, no podemos tener las mismas retenciones el que exporta rollo y el que elabora la madera. Mientras tanto, el desabastecimiento de rollo está existiendo en las plantas industriales, principalmente en Corrientes y Entre Ríos; en Misiones prácticamente no se tiene este problema porque el gobierno de la provincia gestionó en ese sentido”, expresó.

En ese marco, indicó que lo que va a pasar es que “va a haber pueblos desiertos sin materia prima, no en lo inmediato, pero sí dentro de siete u ocho años. Tampoco nos están contando que están plantando muchísimo menos, creemos que se planta menos del 50 por ciento de lo que se plantaba antes”.

A esto se suma, además, que muchos de los productores que antes trabajaban con la forestoindustria hoy están mutando de cultivo, yendo hacia la yerba, debido a la rentabilidad que está teniendo ésta última.

Según Fachinello, hay mucho movimiento de camiones, pero esa forma de comercio no trae riqueza a la región, puesto que no genera mano de obra o lo hace de manera circunstancial. Por eso, también señaló que lo que se debe buscar es el equilibrio, para que no se desabastezca la industria.

“Esto no es como la soja o el maíz, que en un año empiezan a verse los resultados. Esto se planta y se ve en 20 años recién. No estamos tomando conciencia. Ya tuvimos en la zona de Virasoro, Liebig (Corrientes) y Candelaria algunos aserraderos que han quedado sin rollos porque no han podido proveerse”, apuntó.

Por la industrialización

Algunas voces, como el caso del ingeniero Roland Vera, consideran que lo que sucede es una “grave equivocación de las pymes forestales”.

Vera planteó al respecto que “en lugar de pedir al gobierno que regule la exportación de rollos, lo que deberían pedir es que activen un plan de industrialización fuerte y de alto impacto para que las miles de toneladas que salen como rollos, lo hagan como tablas o productos remanufacturados”.

Mediante un escrito, manifestó que “hoy las empresas que quieren invertir para consumir ese volumen -que se está yendo como rollo vendido a un precio vil de 5 dólares por tonelada en pie y puede convertirse en 260 dólares, o más, por metro cúbico en tablas- se ven impedidas de hacerlo por medidas del Banco Central que frenan las inversiones y desalientan el crecimiento”.

Vera considera que “si a eso le sumamos la inexistencia de créditos y las trabas impositivas, vemos que el verdadero problema del sector son las políticas erradas que el gobierno nacional implementa y es lo que hay que cambiar”.

En la misma línea, a modo de mensaje contundente, sostuvo que “si no cambiamos el rumbo de hoy, el sector forestal desaparece”.

Generación de riqueza

Fundavida, una fundación ecologista de Gualeguaychú, señaló, por su parte, que en la actualidad el barco que sale cargado de madera se considera que es una exportación que genera riquezas, pero que en realidad al salir sin ninguna industrialización se pierden millones de dólares.

A su vez, con estos envíos se atenta contra la generación de trabajo en el país, debido a la disminución en la mano de obra,  y se favorece a China en la generación de riqueza.

Al mismo tiempo, Fachinello adujo que “el tema de la resina y los incendios dejó sin mucha madera de calidad para las industrias. Son distintos puntos que tenemos que ir trabajando, es un desafío para todos nosotros, nos tiene que encontrar unidos y seguir trabajando por la industrialización”.

“Creo que tenemos que pensar en no ser tan egoístas y proyectar a varios años. No estamos en contra de nadie, mucho menos de la exportación, estamos sí en contra del desabastecimiento y de que se talen los árboles y no se planten, tenemos que cuidar nuestro capital de trabajo que es el bosque”, concluyó.


Trabajo y donación

Guillermo Fachinello, presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom), manifestó que en lo que respecta a la demanda de productos de madera, se sigue trabajando muy bien y de forma continuada, con buenos valores de venta.

No obstante, señaló que se atraviesan algunos graves inconvenientes.

“Tenemos un gran problema con la suba de combustibles, que implica un costo interno muy importante que es difícil trasladarlo a la exportación, más aún cuando los compromisos de venta ya están hechos. Pero igualmente estamos trabajando y aumentando la exportación, por eso nos preocupa que no haya faltantes en la materia prima”, aseveró el referente del sector forestal.

En tanto, destacó el trabajo que se está llevando adelante con la donación de casas de madera a la provincia de San Juan, tras el terremoto que sufrió esa provincia.

“Ya estamos enviando y se están armando allá las casas. Nosotros mandamos 25 casas que donamos, pero lo que estamos negociando es vender más módulos, porque faltan más de 2.000 soluciones habitacionales”, puntualizó; al tiempo que destacó que -por su calidad- las viviendas de madera de la región están teniendo muy buena repercusión.


Uso y construcción eficiente

Desde hoy se abre el dictado de la diplomatura en uso y construcción eficiente con madera. La jornada comenzará a las 18, con el dictado del módulo V en el que se hablará sobre “estructuras”, tema a cargo del ingeniero civil Iván Edsberg, profesional de reconocida trayectoria en la materia, e integrante del Estudio Edsberg & Asociados. En tanto, el sábado 13 continuará la clase desde las 9, en todos los casos, bajo la modalidad virtual.

El segundo tramo de este módulo se desarrollará el viernes 19 y el sábado 20 con los mismos horarios.

La diplomatura en uso y construcción eficiente es una iniciativa impulsada por Apicofom, que cuenta con el apoyo del Instituto Misionero de Estudios Superiores (Imes) y del Gobierno de la provincia de Misiones.

Tiene como objetivo “capacitar a profesionales con los conocimientos más actuales sobre esta materia prima y sus ventajas, entre otras, versatilidad a la hora del diseño, fortaleza estructural, seguridad en casos de incendios y movimientos sísmicos y prestaciones sanitarias y ambientales inigualables”, según se explicó desde Apicofom.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias