martes 03 de agosto de 2021
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

Las cuantiosas pérdidas generan mucho desánimo

domingo 31 de enero de 2021 | 6:05hs.
Las cuantiosas pérdidas generan mucho desánimo
Uno de los últimos animales faenados a un productor. Foto: Carina Martínez
Uno de los últimos animales faenados a un productor. Foto: Carina Martínez

Entre los meses de octubre y marzo, los casos de abigeato generaron enorme preocupación entre los productores ganaderos de San Pedro. El delito tomó auge en los últimos años demandando una gran pérdida por parte de los propietarios de los campos. Así como la producción ganadera comenzó a crecer, los hurtos de animales fueron de la mano, tanto, que familias abandonaron la actividad y otras no ven más que pérdidas económicas y sienten que sus vidas están en riesgo todo el tiempo.

En dos campos, uno ubicado en colonia San Alberto y otro en Gramado, fueron más de 25 los animales faenados, además de ovejas en uno de los casos, en menos de doce meses. En los casos el perjuicio económico supera los dos millones de pesos en un año, porque no solo se debe contabilizar el valor de cada animal, sino el costo para mantener el rodeo. La situación es alarmante por la impunidad y violencia con la que operan los delincuentes, que ingresan armados y a los disparos, en caso de que se percatan de la presencia del dueño o cuidador.

La falta de esclarecimiento y la cantidad de casos que aumenta año tras año, obligó a que familias abandonen la actividad, otras vendan una gran cantidad de animales a fin de que el espacio donde se alimenten, este en cercanías a la vivienda. “Cuando nos carnearon más de doce animales en pocos meses, vendimos una gran parte, ahora están los potreros, con buen pasto, pero en esos lugares no podemos largar a los animales, todos los días los tenemos que traer cerquita de la casa, no podemos descuidarnos un minuto. Este mes tres veces intentaron robarnos. Impacta de forma negativa en todos los sentidos, te saca las ganas de seguir trabajando”, manifestó la familia Kubski.

Si bien los productores reconocen que por parte del personal policial existe la predisposición, la investigación no avanza más allá de ir a la chacra y constatar el hecho, lo que genera impotencia porque los cuatreros se muestran y actúan como si no temen a nada y accionan armados. El temor y las pérdidas económicas desalientan al sector. “Hace dos semanas encontré dos vacas que sólo se llevaron los cuartos, un novillo y otra oveja, además de un ternero. La pérdida en dinero es enorme, pero lo que más molesta es sentirte indefenso, inseguro, de a poco eso va quitando las ganas de seguir, porque el esfuerzo que se hace para llevar adelante la actividad es grande, y resulta que después de un día agotador de trabajo, te das cuenta de que te falta un animal, que te quiten las energías de seguir aportando al país; es lo que más indigna”, señaló por su parte Ricardo Nachtigall.

En los últimos  meses, los productores notaron que la modalidad está siendo el robo de animales pequeños, terneros recién nacidos para criarlos guacho, lo que resulta más complejo recuperar ya que es necesario reunir una serie de pruebas, las que muchas veces los delincuentes no le dan tiempo de registrar al ternero porque, al parecer, están en constante vigilancia, apenas nacen y se los llevan. 

 

Nota relacinada

Ganaderos abandonan la actividad por constantes robos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias