domingo 28 de febrero de 2021
Cielo claro 24.5ºc | Posadas

Tras 9 meses de déficit, el agua caída supera el promedio habitual del mes

Familias asistidas en Posadas y evacuados en Oberá por las lluvias

En la ciudad capital los damnificados sufrieron filtraciones en sus techos; en Oberá desbordó el arroyo Mbotaby y un hombre desapareció en aguas del Tuichá

jueves 28 de enero de 2021 | 0:05hs.
Familias asistidas en Posadas y evacuados en Oberá por las lluvias

La inestabilidad y el mal tiempo perdurarán en la región hasta por lo menos el 4 de febrero, de acuerdo a lo que coinciden los pronósticos. De esa manera el cielo nublado, las lluvias y hasta tormentas con granizo serán esperables en lo que queda de enero y la primera semana de febrero. “Hay pronóstico de más lluvias en los días siguientes, pero la certeza es baja”, especificó Daniel Fernández Catá, director general de Alerta Temprana, en diálogo con El Territorio.

“Se prevén precipitaciones muy copiosas y significativas. Estos pronósticos son muy fidedignos”, aclaró, por su parte, Favio Cabello, director de la Oficina de Prevención Ante Desastres Naturales (Opad).

Para tener una idea, según los datos de la Opad, en Posadas cayeron 38,5 milímetros de agua y en enero ya se precipitaron 205,4 milímetros, superando lo esperado para el mes que es 150 milímetros. La advertencia que el martes era amarilla ayer pasó a ser naranja por probables lluvias que pueden estar acompañadas por vientos y granizos. 

“Hoy (por ayer) estamos en alerta naranja por probabilidad de vientos y granizos. Sigue la lluvia en forma continua, pero más de chaparrones aislados, pequeños pero intensos. Las obras de canalización de cauces y arroyos han llevado tranquilidad a los vecinos, ya que el agua se escurre y también se tomó conciencia de no arrojar elementos dentro de cauces, que es lo que provocaba desbordes”, sostuvo Jorge Atilio De León, titular del área de Protección Civil, en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

En este contexto, Posadas y Oberá fueron de las localidades que más caída de lluvia tuvieron, por lo que varias familias debieron ser asistidas por el ingreso de agua a sus domicilios. En la ciudad capital durante la jornada del martes fueron auxiliadas dos familias de Villa Lanús mientras que ayer fueron siete, que viven en los barrios Sol de Misiones, Las Tacuaritas, Prosol, Santa Rosa y Chacra 17.

“Las asistencias fueron de mercadería, chapas, colchones porque algunos techos como ya eran muy precarios con la lluvia tuvieron problemas y filtraciones de agua”, sostuvo a este medio Yolanda Asunción, titular de la Unidad de Coordinación y Control de Gestión de la Municipalidad de Posadas.

Detalló además que se cayeron algunas ramas así como árboles antiguos por los vientos, que aunque no fueron muy intensos, bastaron para derribarlos. “No hubo ninguna evacuación porque el viento no fue fuerte, solamente el caudal del agua. Se quedaron en sus casas, se les colocó una lona para evitar que se sigan mojando sus pertenencias y cuando mejore el tiempo reconstruir sus techos y también se les reemplazaron los colchones”, expresó Asunción.

En Oberá, en tanto, se realizaron tareas de asistencia a al menos 16 familias damnificadas por la intensa lluvia. Ayer fueron evacuadas ocho familias por precaución y trasladadas al salón comunitario del barrio 100 Hectáreas y al albergue del polideportivo municipal. Allí recibieron asistencia alimentaria, abrigo y contención por parte de diferentes áreas de la Secretaría de Desarrollo Humano. Otras siete familias se vieron complicadas por el desborde del arroyo Mbotaby y por ello tuvieron que ser evacuadas y trasladadas a la Seccional Cuarta.

También en la Capital del Monte un hombre de 38 años identificado como Ariel González era intensamente buscado luego de que en la madrugada de ayer desapareciera en aguas del arroyo Tuichá después de ir a pescar.

Según el relato de Rodrigo, primo del desaparecido, éste cayó al agua y fue arrastrado por la corriente dada la fuerte lluvia que caía en ese momento. González estaba siendo buscado por varias dependencias de la Unidad Regional II para ubicarlo.

En Montecarlo, a raíz de las intensas lluvias registradas, diversos barrios que tienen calles de tierra se ven afectados. Esto hace que en algunos lugares no llegue el servicio de transporte urbano y que sea casi imposible circular con cualquier tipo de vehículo.

Si bien los caudales de los arroyos crecieron notablemente, hasta ayer no hubo necesidad de evacuar a ningún vecino. Desde Obras Públicas del municipio igualmente están realizando limpieza de alcantarillas y cordones cuneta para evitar desbordes.

Algunos de los barrios afectados son El Palomar y 9 de Agosto, donde ademas se habían iniciado obras de empedrado, las que se dificultaron con las lluvias.

Al mismo tiempo, las lluvias complicaron a los atractivos turísticos como el Parque Saltos del Moconá, que permanece cerrado desde hace varios días por la crecida del arroyo Yabotí que tapó el puente por “medio metro aproximadamente”, según detallaron desde el municipio de El Soberbio.

Mientras, ayer se mantuvieron cerradas las puertas del Parque Urugua-í en la localidad de Puerto Libertad. La decisión fue tomada por parte de su administración y comunicada a través de su cuenta oficial de Twitter debido a razones climáticas.

Nueve meses de déficit

“Vamos cerrando el mes por primera vez, después de nueve meses consecutivos de déficit, con un acumulado por encima de lo normal para el mes”, celebró González Catá.

Respecto a la cantidad de agua caída en la provincia, el profesional no supo especificar, pero acotó que “en el Norte llovió casi un 50% por encima de la media para el mes, así que el comentario que hice antes vale para la provincia en general”.

Por otra parte, se refirió a las dos caras de la intensa lluvia. Por un lado, lo beneficioso que resulta para sus distintos usos como las plantaciones y el ganado, así como para reducir el riesgo de incendios por la sequía. Por el otro, “los suelos están saturados y los cauces de arroyos se llenan y podrían desbordar en algunos casos”.

En ese sentido, explicó: “Los arroyos fueron aumentando de caudal y pueden llenarse con lluvias intensas como, por ejemplo, el Capioví. No hay reportes de muchos desbordes hasta el momento, pero habrá que prestar atención”.

Fernández Catá sugirió que ante las intensas lluvias, que continuarán por varios días más, se debe prestar atención al salir de casa: si se está caminando y hay rayos a la vista es mejor buscar un refugio, en el caso de conducir algún vehículo es necesario tener cuidado con las calzadas resbaladizas. Asimismo, recomendó no arrojar residuos a la vía pública puesto que la basura puede obstaculizar el drenaje de las aguas y provocar inundaciones repentinas.


Cortes de luz por dos horas

La lluvia también provocó la caída del servicio energético en Posadas y Garupá. Se puntualizó que la tormenta afectó especialmente a la línea de alta tensión debido a la caída de ramas de árboles. Gran parte del centro de Posadas estuvo sin luz desde las 10.30 y por el lapso de unas dos horas.

También hubo cortes por la avenida Rademacher frente a la Universidad Facultad Católica de Santa Fe, por la explosión de un transformador, y en las chacras 120 y 122.

Energía de Misiones estaba trabajando para restablecer el servicio en todas las zonas afectadas.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias