miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 15.2ºc | Posadas

Fátima (20) podría declarar como testigo en los próximos días ante la Justicia

Imputaron al detenido por el intento de femicidio en un barrio de Garupá

Ernesto Ñeri Rodríguez se negó a declarar ante el juez Balor tras el brutal ataque a su pareja e hija. Triana (3) pasó a sala intermedia y presenta una favorable recuperación

domingo 24 de enero de 2021 | 6:03hs.
Imputaron al detenido por el intento  de femicidio en un barrio de Garupá
El ataque se produjo el martes cuando la joven amamantaba al bebé que tiene en común con el detenido. Foto: Marcelo Rodríguez
El ataque se produjo el martes cuando la joven amamantaba al bebé que tiene en común con el detenido. Foto: Marcelo Rodríguez

Mientras Triana (3) registra una lenta pero favorable recuperación en el sector de terapia intermedia del hospital Fernando Barreyro de Posadas, lugar al que llegó a causa de la grave puñalada que recibió a manos de su padrastro durante la noche del último martes dentro de su vivienda del barrio La Colina de Garupá, y en donde también resultó herida su mamá Fátima Páez (20), el apuntado como responsable del ataque fue llevado ante la Justicia para su declaración indagatoria.

Se trata de Ernesto “Ñeri” Rodríguez (24), quien el viernes al mediodía fue trasladado al edificio del Juzgado de Instrucción Seis, a cargo del magistrado Ricardo Balor, en donde luego de designar al defensor oficial como su patrocinante en la causa -y por recomendación de este último- optó por guardar silencio y no dar detalles sobre lo ocurrido.

Acto seguido, se notificó al acusado la acusación preliminar que le cabe por lo sucedido: femicidio en grado de tentativa por la agresión contra su pareja y  homicidio en grado de tentativa por lo sucedido con la criatura.

Más allá de esta última novedad judicial, fuentes cercanas al expediente indicaron a este matutino que entre mañana y el martes, si el diagnostico médico así lo habilita, se espera que Fátima (20) pueda ser llevada al juzgado para tomarle declaración testimonial.

A partir de los datos que pueda reconstruir la madre sobre las circunstancias del ataque, los investigadores tendrán más elementos de prueba para avanzar en la pesquisa.

También se podrá confirmar o descartar si existió en algún momento otro antecedente similar a lo ocurrido en la humilde vivienda de madera que compartía la pareja desde hacía poco menos de un año.

Según pudo saber este medio, la madre mostró una importante mejoría y continúa su recuperación en sala común del hospital Ramón Madariaga de la capital provincial. Incluso los galenos podrían darle el alta médica en la jornada de hoy si lo creen conveniente.

Por su parte, Triana (3) también registró una leve, pero muy favorable mejoría en su estado de salud. Según  familiares de la nena, ya responde a los llamados de sus seres queridos y se alimenta por sus propios medios.

Es por ello que en las próximas horas los profesionales evaluarán la posibilidad de que pueda pasar a sala común si continúa con la mencionada evolución.

Por otro lado, los primeros estudios médicos de rigor que se le practicaron a la nena para establecer si pudo haber sido víctima de abuso sexual previo al ataque arrojaron resultaron negativos, indicó una fuente muy ligada a la investigación. 

Horror en La Colina

El conmocionante hecho se produjo el martes cerca de la medianoche en el barrio La Colina de Garupá. Con el arribo de cada nueva patrulla con más efectivos policiales a la morada de Fátima y su familia crecía el misterio entre los residentes del citado vecindario.

Hasta allí, estos desconocían el horror que se había desencadenado minutos antes dentro de la propiedad, Aunque con el correr de las horas fueron tomando dimensión del feroz ataque y de la intensa búsqueda del agresor.

Uno de los que intervino tras el sangriento desenlace fue Francisco Franco (41), padre y abuelo respectivamente de las víctimas.

El hombre vive a unos 100 metros de la casa de Fátima y narró que hasta el propio hijo en común de seis meses que tenía la pareja, y que en ese momento estaba en brazos de la joven, estuvo en la línea de ataque. Y añadió que su hija, con las pocas fuerzas que tenía tras las heridas que sufrió, tomó un elemento que encontró y golpeó a su pareja para evitar que Ñeri lesionara al bebé.

Francisco señaló también que Fátima sufrió “tres heridas y tiraba sangre a dos manos. Tiraba, tiraba. Le tuvimos que tapar para que no pierda más sangre, casi murió desangrada. Me dijo que le cuide al bebé”.

La joven narró antes de ser internada que el ataque ocurrió después de una discusión y en el momento en que Rodríguez se encontraba alcoholizado y bajo los efectos de estupefacientes.

Aunque esta versión fue desmentida por su progenitor, quien por su parte indicó que la primera estocada fue por la espalda. “Dice que mi hija estaba durmiendo, estaba dando de tomar teta y él le hincó por atrás”, dijo Francisco.

Por último, recordó que “cuando mi nieta gritó le apuñaló. Le iba a seguir hincando, pero mi hija, no sé cómo hizo, le sacó, le largó afuera y le gritó a mi otra hija. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias