miércoles 21 de abril de 2021
Algo de nubes 28.5ºc | Posadas

El teatro cara a cara

La experiencia de volver a las butacas y el escenario en vivo

Algunos teatreros están regresando de a poco y si bien las restricciones son numerosas, el ritual se resignifica en escena

domingo 17 de enero de 2021 | 6:05hs.
La experiencia de volver a las butacas y el escenario en vivo
Espacios como La Murga de la Estación son los más afectados.
Espacios como La Murga de la Estación son los más afectados.

Emociones encontradas y una especie de desahogo se viven en la vuelta a las salas de teatro, aunque el temor latente de un recrudecimiento en la situación sanitaria y, por ende, de las restricciones a las actividades culturales está plenamente latente.

Por lo pronto, tanto Fernando Rosa que revivió a su personaje más icónico, Rulo Espínola, como Sala Tempo, que espera con ansias el estreno presencial de Nos hubiéramos amado tanto, son algunos de los que gozan hoy la amorosa devolución del público.

“Ha sido un largo camino desde el 13 de marzo, que teníamos previstas funciones del 2020 y se paralizó todo, pero no paramos porque nunca perdimos la idea de seguir la pasión”, resumió Estrella Asuad, directora de la obra con la que Sala Tempo volverá a la vida.

Nos hubiéramos... ya agotó sus entradas para la función del 23 y habilitó la compra para la del sábado 30. Con solamente 30 espectadores en un espacio con capacidad para alrededor de 200, aseguran que los cuidados están garantizados. En esa línea, Fer Rosa estimó: “La actividad la estamos retomando de a poco, con mucho cuidado, trabajando con menos gente, con los protocolos, creo que reponernos de esto significa aceptar esta realidad, esta nueva normalidad y que vamos a tener que agudizar la inteligencia, pero, por sobre todo, insistir en el cuidado hacia el otro. Generar las condiciones de que todos estemos tranquilos”. El cómico, que entiende el teatro es un refugio en tiempos de crisis, recordó que con casos de Covid-19 cada vez más cerca, “hay que insistir en cuidarse y que los lugares cumplan las normas y protocolos. Porque más allá de que necesitamos generar más plata, hay gente que se enferma y se muere por esto. Tomar conciencia de la situación y trabajar con estas nuevas normas de salud”.

Finalmente confesó que la vuelta, que se dio en la sala de teatro Mandové Pedrozo (la primera en volver en Posadas al estar habilitada como bar) también le generó algo de incertidumbre. “Primero fue una incógnita, pensaba: ‘Capaz no viene la gente, tiene miedo’... pero vino, y es una necesidad lógica la de volver, de salir un poco, de retomar actividades porque se siente el hartazgo”, reflejó y, cauto, agregó que “eso también por otro lado, es lo peligroso. Porque ante ese hartazgo, la gente sale y se puede volver inmanejable. Por eso insistimos en trabajar con cierta cantidad de gente, la distancia pertinente entre las mesas, con el alcohol y todo eso sino corremos el riesgo de volver para atrás. Hay que priorizar el cuidado hacia nuestro público”.

En este sentido, Asuad recordó que desde noviembre se suceden reuniones con autoridades del Estado provincial y el gremio de los teatreros (Attem) para poder  volver a poner las salas en funcionamiento. Así, destacó la predisposición de estos referentes y el empuje de la comunión. “Una de las cosas buenas en pandemia fue poder encontrarnos a través del WhatsApp con los representantes de las salas independientes de todo el país, entonces vamos trabajando en conjunto, siempre con el paraguas y la protección del INT”, destacó al recordar la asistencia del instituto nacional.

En relación al nuevo decreto municipal, Asuad explicó que previamente ya tenían una resolución del Ejecutivo provincial con una grilla para el verano y que la nueva disposición no parecía contradecir. Sin embargo, solicitaron una autorización expresa de la Municipalidad, que hasta el momento se augura con repuesta favorable.

“Joselo (Schuap, ministro de Cultura provincial) también se comprometió a darnos un espaldarazo de promoción para relanzar los teatros y acompañar al turismo que viene a la ciudad. Esta es la realidad de Posadas, todavía en el interior no pueden dar funciones”, graficó Asuad al tiempo que consideró: “hoy por hoy la función del 23 sale. Por ahí si todo empeora, no sale y como siempre vamos a acatar lo que sea privilegiar la salud”.

Detallando que los numerosos protocolos se respetarán al máximo y las personas incluso permanecerán dentro de la sala con barbijo, la directora teatral aseguró que continúan las gestiones para mejorar y aggiornar toda la experiencia artística e instó: “Hay que invitar nuevamente a que la gente tenga confianza de ir al teatro”.

Reserva anticipada, compra online, barbijo, alcohol, chequeo, registro, butaca aislada y más, no opacan el fervor de poder volver a   sentir el aroma de las tablas, la oscuridad de la sala, el sonido de los actores en vivo, y como no, la proximidad en sensaciones y reacciones, de ese vecino ‘menos distante’. 

 

Notas relacinadas

“Hay una industria de la música incipiente y no la podemos dejar caer”

La experiencia de volver a las butacas y el escenario en vivo

La otra cara: gastronómicos, con menos gente por la falta de bandas

Músicos de Iguazú esperan que se reactive el turismo para volver a trabajar

Tiempo de readaptarse y aprender nuevos idiomas

El Estado busca asegurar los cuidados para volver a los shows

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias