domingo 17 de enero de 2021
Lluvia moderada 23.5ºc | Posadas

Se recomienda no tocarlos

Caracol africano se disemina en barrios de Iguazú

Su primera aparición en la Ciudad de las Cataratas fue en 2010, en zonas costeras, pero ahora están repartidos por toda la ciudad. Hay antecedentes en Eldorado y Wanda

miércoles 13 de enero de 2021 | 7:40hs.
Caracol africano se disemina en barrios de Iguazú
El caracol africano es considerado una plaga y se alimenta de hierbas, basura y cal. Foto: Norma Devechi
El caracol africano es considerado una plaga y se alimenta de hierbas, basura y cal. Foto: Norma Devechi

Por estos días, los ojos de la comunidad iguazuense están puestos en el caracol Achatina fulica -originario del este de África y conocido en la zona como caracol africano-, ya que poco a poco comenzó a avanzar por toda la ciudad de Puerto Iguazú.

En diciembre pasado, El Territorio había dado a conocer que aparecieron en el kilómetro 9 de Eldorado. La primera irrupción del caracol en Misiones tuvo lugar en Puerto Iguazú en 2010, aunque en este momento sólo aparecían en la zona costera; luego se encontraron en Wanda.

En Eldorado el primer foco se detectó a fines de abril de 2019, cuando personal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el municipio realizaron actividades de erradicación, monitoreo e información a la comunidad.

Este molusco exótico considerado una plaga en la región gracias a su capacidad de reproducción y porque puede llegar a producir graves daños en ecosistemas y cultivos tropicales. Además, puede ser portador de distintas enfermedades, por lo que se recomienda no tocarlo.

Tras esta nueva aparición en la Ciudad de las Cataratas, desde la Municipalidad indicaron que ya comenzaron a recibir denuncias de vecinos alertando sobre la situación; sin embargo no cuentan con un equipo de trabajo exclusivo para atender la demanda, por lo que no se está realizando un trabajo de campo.

Dañino y perjudicial

El pasado 19 de noviembre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación resolvió declarar al caracol gigante africano dañino y perjudicial para la conservación de la biodiversidad, las actividades productivas y la salud humana por ser una especie exótica invasora y hospedadora de nematodes potenciales causantes de enfermedades zoonóticas.

En los estudios llevados adelante hasta 2015 por biólogos del Instituto Nacional de Medicina Tropical (Inmet) con sede en Puerto Iguazú, no se detectaron caracoles con toxinas, pero no se descarta que las puedan desarrollar.

La teoría del avance de la plaga está basada en la migración de las personas, que podrían mudarse de barrio trasladando sus pertenencias como macetas con plantas que podrían tener huevos de caracol que terminan por desarrollarse en otros barrios o ciudades.

Desde el Senasa explicaron que la mejor forma de deshacerse del caracol es juntarlos con guantes, ponerlos en un recipiente con sal para matarlos y luego enterrarlos, ya que el molusco, que despide un olor nauseabundo, atrae moscas.

“El caracol está considerado como plaga y muchas veces es trasladado por las personas de un barrio al otro o de una ciudad a la otra, ya sea porque les parece lindo un caracol grande y otras veces sin darse cuenta”, explicó Enrique Giménez, representante de la delegación Senasa en Iguazú.

Cada caracol llega a poner 400 huevos en cada puesta y lo hace cuatro veces al año. Erradicarlo es muy difícil porque tiene una velocidad de reproducción muy alta y carecen de predadores naturales.

Además se alimenta de cualquier cosa: hierbas, basura, huesos y la cal de las paredes (por su rápido crecimiento requieren de calcio). Es por ello que se recomienda a quienes realizan composteros en las viviendas que los mantengan limpios y eliminen  los caracoles cuando éstos aparecen. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias