lunes 25 de enero de 2021
Lluvia ligera 26ºc | Posadas

Radiografía de los asesinatos cometidos durante el 2020 en Misiones

Una estadística elaborada por El Territorio señala que el año pasado se registraron al menos 52 homicidios. Las grescas con armas blancas, los factores más repetidos

domingo 10 de enero de 2021 | 9:12hs.
Radiografía de los asesinatos cometidos durante el 2020 en Misiones
Jonathan Da Silva fue detenido tras una larga persecución al ser acusado de matar a su madrastra.
Jonathan Da Silva fue detenido tras una larga persecución al ser acusado de matar a su madrastra.

 

Con siete casos, diciembre culminó como el mes con más homicidios registrados durante del 2020 y esa marca final sirvió también para superar las cifras anuales alcanzadas en años anteriores en materia de hechos de sangre cometidos en la provincia de Misiones.

El dato se desprende de una estadística elaborada año a año por El Territorio en base a los hechos de homicidios registrados a lo largo y ancho de la tierra colorada.

De allí surge entonces que el 2020 culminó con un total de 52 asesinatos, cuatro más de los registrados tanto en 2019 como en 2018, cuando la cifra final en esos períodos había llegado a 48.

Del total de asesinatos contabilizados el año pasado por este matutino además se desprenden otros datos que permiten obtener una radiografía completa de cómo fueron los crímenes perpetrados en la provincia, discriminándolos tanto por ubicación, como por la mecánica de su comisión y los móviles o motivos que mediaron en cada hecho en particular.

De esta forma, por ejemplo, se destaca que de los 52 asesinatos incorporados en la estadística, 23 de ellos se produjeron en el marco de grescas, peleas o enfrentamientos, la gran mayoría originadas por el consumo de alcohol. La cifra representa un 44,23% del total.

En segundo lugar aparecen los crímenes perpetrados en situaciones de inseguridad con siete eventos (13,4%) y tercero se ubican los femicidios con seis casos (11,5%).

Respecto de la mecánica de comisión de los crímenes, 22 de ellos fueron perpetrados utilizando armas blancas, 16 con armas de fuego y seis a golpes, ya sea de puños, patadas o con objetos contundentes. Luego hubo casos de asfixias y otros que no pudieron ser determinados fehacientemente por los estados de los cadáveres, algunos de ellos carbonizados otros descompuestos por el agua.

Por último, tan sólo cuatro de los crímenes registrados en el año se encuentran sin resolver. En algunos de ellos hubo detenciones, pero los elementos recolectados no fueron suficientes y las investigaciones continúan en pie.

Por zonas
Si los datos son discriminados por ubicación geográfica, la ciudad que se ubica en el primer puesto es Posadas con siete casos. La siguen Puerto Iguazú con 4 y Dos Hermanas, Montecarlo y San Vicente con 3 cada una. Un dato por demás particular es que, por ejemplo, Oberá, una de las ciudades más grandes e importantes de la provincia, este año no aparece en la lista negra.

A su vez, esta clasificación también puede ser tratada en base a la jurisdicción judicial interviniente y de allí se desprende cuáles fueron los juzgados más cargados con causas de homicidio.

Por ejemplo, el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites, que además de la Ciudad de las Cataratas también abarca localidades como Puerto Libertad, Wanda y Comandante Andresito, atendió un total de nueve casos de homicidio.

Otro juzgado cargado fue el de Instrucción Dos de Eldorado, cuya titular es la magistrada Nuria Allou. De acuerdo a los datos recabados en la estadística de este medio, un total de ocho casos quedaron bajo la órbita de esta dependencia judicial.

En Eldorado también tuvo mucha actividad el otro juzgado, el de Instrucción Uno, que tiene como juez a Roberto Saldaña, que tuvo que atender seis crímenes a lo largo del año.

Estas tres dependencias, a su vez, pertenecen todas a la Tercera Circunscripción Judicial de la provincia, en cuya jurisdicción se perpetraron 23 de los 52 homicidios en total, el de mayor índice.
Hechos resonantes

El recuento de homicidios durante el 2020 tuvo su primer caso el 21 de enero. Fue en El Alcázar y la víctima fue Ismael Domínguez (64), que estuvo algunos días como desaparecido hasta que se descubrió que su cadáver estaba en el fondo de un pozo agua.

Por el hecho fue detenido Raúl “Dibu” Rodríguez (47), que ya tenía antecedentes por homicidios en la década de los 90 y 2000.

Después de ello se sucedieron otros hechos complejidad, como el crimen de Pablo Arredondo en pleno microcentro posadeño a mediados de febrero. El hombre fue asfixiado después una reunión con un grupo de jóvenes que aparentemente pretendieron robarle un dinero que tenía consigo.

Por el caso hay cinco jóvenes procesados con prisión preventiva por el delito de homicidio premeditado y criminis causa, que prevé prisión perpetua.

En mayo, en tanto, el caso que sacudió a la provincia se produjo en Santiago de Liniers. Allí, un joven de 18 años disparó contra su madre Faustina Antúnez y contra su padre Arnoldo Schoenfisch (59). La mujer falleció y el hombre sobrevivió, pero quedó con graves secuelas en la visión.

Uno de los últimos casos que se apoderó de la agenda durante varias semanas fue el asesinato de César Daniel Tizato (16), en San José. El 30 de agosto el adolescente se fue a cazar junto a un vecino pero nunca volvió.

Su cuerpo -que aún no fue identificado científicamente, pero por sus características prácticamente no hay dudas de que se trata del menor- recién fue hallado el 2 de octubre. Estaba en un estancamiento de agua, tenía una lesión en el tórax y en su campera le habían puesto piedras para que se mantenga sumergido.

El principal sospechoso es el vecino, Richard C. (44), que incluso participó de todas las búsquedas pero nunca reveló la verdad.
Los femicidios del 2020

La misma estadística elaborada por El Territorio indica que durante el 2020 se registraron seis casos que la Justicia definió e investiga como femicidios en la provincia de Misiones, la misma cantidad que el año anterior.

El primero de ellos se registró a mediados de febrero, en la localidad de Dos Hermanas, donde Sonia Cerpa (40) fue masacrada a machetazos por su ex pareja.

Las siguientes víctimas fueron Lorena Barreto en Puerto Libertad, María Solange Diniz Rabela en San Vicente, Yésica Tabárez en San Javier y Cintia Lemos en Montecarlo. Todas fueron asesinadas por sus actuales o anteriores parejas, con el agregado de que los femicidas de Tabárez y Lemos terminaron suicidándose en la misma escena.

El último caso considerado como femicidio en la provincia fue el de Patricia Mereles (30), ultimada de un disparo en la cabeza en su casa de Puerto Iguazú. El presunto autor del hecho se trata de su hijastro, Jonathan Da Silva (28), y en primera instancia la causa fue caratulada como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, pero con el correr de la investigación la Justicia consideró que el caso debía ser redefinido como femicidio porque hubo violencia de género de por medio.

Al margen de ese listado inicial, hubo otras víctimas asesinadas al quedar bajo la denominada “línea de fuego” en medio de situaciones de violencia de género. Ejemplo de ello fue Juan Farjat (36), ultimado en una reserva natural privada de Comandante Andresito al defender a una compañera de trabajo que estaba siendo atacada por su ex pareja. La mujer logró sobrevivir, mientras que él no, en tanto que el violento se quitó la vida después de varios días prófugo.

Por último, a fines de octubre hubo un homicidio en Campo Viera que se encuentra en plena etapa de investigación pero que conforme al avance de la pesquisa podría ser recalificado como femicidio vinculado, ya que se sospecha que un hombre asesinó a la nueva pareja de su ex al interceder en un ataque que iba dirigido hacia la mujer y a su pequeño bebé.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias