sábado 16 de enero de 2021
Lluvia moderada 24ºc | Posadas

El Sueño de Akim se estrena el 30 de enero en Posadas

La onírica e inclusiva magia de Akim

Entre los puntos fuertes del musical misionero se encuentran la interdisciplinaridad, el escenario 180º y el compromiso de calidad en medio de una pandemia. Además de las nueves presentaciones regulares, se suman algunas ‘funciones distendidas’ para personas con discapacidad

domingo 03 de enero de 2021 | 0:30hs.
La onírica e inclusiva magia de Akim
Foto: Sixto Fariña
Foto: Sixto Fariña

“Es un cuidadoso proceso de calibrar. Agarrar el dial, una pizca hacia la izquierda, un poco a la derecha. Eso es lo que me enamora”, explicó Lorenzo Toneatto sobre el anhelado y multidisciplinario estreno que espera concretar como director y que la pandemia hizo carne: El Sueño de Akim. Si bien el musical, escrito y compuesto por el misionero Julio Ifrán, y que se vio durante 2012 y 2013, es ambicioso de por sí al ser el primero netamente misionero, tanto Lorenzo, como Gustavo Álvarez, a cargo de la producción general, buscaron redoblar la apuesta.

Así, además de incluir a más de 40 intérpretes en escena, disciplinas circenses, acrobacias y un revolucionario escenario a 180º, la experiencia pretende sumar al espectador desde el momento uno. Desde que se prepara su ingreso, protocolos mediante.

“Queremos plantear un recorrido a la personas desde la calle hasta la escena. Transportarlo desde lo real a lo fantástico, o de lo cotidiano a lo extracotidiano. Vamos a crear una serie de pasos donde el público va a poder ir dejando el mundo real para entrar al mundo del Sueño de Akim”,detalló Andrés Toneatto, a cargo de la pulida dirección escenotécnica de la obra.

“Hay personas dedicadas exclusivamente a cuidar el estricto protocolo para asegurarle a la gente que va a estar cuidada. Además, en ese tiempo en el que están esperando el ingreso es donde se desarrolla esta experiencia previa inmersiva. Entonces, mientras se toma la temperatura, se le sanitizan las manos, se forman las burbujas sociales, la persona se va adentrando poco a poco en la Arabia de El sueño de Akim, se va rodeando de la magia de este musical”, sumó Álvarez.

Asimismo, con lo que respecta a toda la infraestructura de la puesta, entendió que para asegurar el cuidado de la salud y la calidad artística es que se buscó el espacio amplio del gimnasio del San Basilio, donde transcurrirán las funciones previstas.

“También fue un desafío, primero tuvimos que montar un teatro para después montar una obra”, desarrolló Álvarez, al tiempo que coincidió con Andrés y Lorenzo Toneatto sobre los retos de coordinar a tantas personas sobre el escenario, imaginar distintas acciones para cada espectador y poder calibrar las cuestiones técnicas más importantes en este gran espacio, desde el escenario hasta el sonido, para que todo funcione de manera equilibrada.

En coincidencia, Fabiana Aizcorbe, jefa de producción, juzgó que la calidez humana fue la gran responsable de poder amalgamar toda la producción.

“La predisposición, profesionalización y energía del elenco incentiva a avanzar, porque si bien fue difícil llevar adelante este monstruo con todo el equipo de producción, sin el arte del elenco la obra no se podría llevar adelante”, manifestó.

Más allá de la calidad que buscaron a la hora de montar la obra, para Gustavo y Lorenzo es un honor poder ponerse al frente de la creación de Ifrán, ya que fueron sus fieles alumnos e incluso parte del elenco de 2012-2013.

“La carga emocional que trae aparejado es enorme, es un reencontrarnos y como si el tiempo no hubiera pasado. Que Julio nos haya confiado a su bebé es una enorme responsabilidad y un enorme mimo. Fue mi primer maestro de canto y ver cómo esa relación ha evolucionado es hermoso”, plasmó el experimentado actor, hoy director del Sueño.

Es evidente que las emociones rodean a todo el staff del proyecto, que se convenció de que podía brindar un excelente espectáculo, “único del país de esta envergadura en plena pandemia”, según se enorgullecen.

Todos podemos volar

“Invito a que lo aprovechen, tiene elementos para que dejen volar la imaginación y es para todos, para niños y adultos, no hay límite de edad”, arrancó anunciando Yamila Maman Orfali, actriz que pone la voz al corazón de Akim.

“El mensaje que queremos dejar es que nunca dejen de perseguir sus sueños. Para Akim no fue fácil, pero cuando lo logró, fue sumamente gratificante. Eso es lo que se quiere mostrar: que persigan sus sueños, escuchen la voz de su corazón y vayan contra todo”, resumió.

De esta manera, predicando con el ejemplo, además de las nueve funciones que se sumarán en el reformado gimnasio del San Basilio a partir del 30 de enero, habrá funciones especiales, para personas con capacidades diferentes.

“Son funciones distendidas, adaptadas para personas con discapacidad. Las luces de sala están prendidas, el escenario no está oscuro, hay ruidos reducidos, los espectadores son libres de pararse, hoy por temas de pandemia no de circular, pero sí de reaccionar como quieran. Se promueve un ambiente tolerante, relajado; es más, en inglés se las llama relaxed performances”, profesó Lorenzo y evidenció que muchas veces, por las reglas generales que acompañan tradicionalmente al teatro, como el silencio, la oscuridad, muchas personas no pueden disfrutar de este arte.

“Pero todos deberían poder disfrutarlo”, sentenció. “Estas funciones promueven la tolerancia y que todas las familias puedan disfrutar el teatro”, aclaró el director.

Lorenzo, que desempeñaba su profesión en Buenos Aires antes de quedar varado en Misiones por la pandemia, tuvo experiencias de funciones distendidas de la mano de The Stage Company, la pionera en el país. “Fue una o la mejor experiencia artística de mi vida”, contó emocionado al recordar esa mítica función de Marco Polo en el Maipo.

“El amor que circula en una sala distendida no tiene forma de medirse. Todos los que somos parte no podemos evitar emocionarnos o quebrar en llanto. Uno da por sentadas muchas veces acciones como ir al teatro, escuchar música y para otros no es así. Esto se tendría que hacer en todos lados y con todas las obras”, consideró y especificó que no es difícil la adaptación de una obra regular a distendida. “Con un poco de voluntad  lo pueden hacer todas las obras, porque son pequeñas adaptaciones. La página de The Stayed Company tiene toda la info y reglas o puntos a seguir para hacer una”, completó.

Como si fuera poco, la ubicación en la sala tampoco es impedimento para abrazar por completo esta mágica historia.

“Es inmersiva y convocante, demanda que estés metido en la acción”, insiste Lorenzo sobre la participación del público.

“Me basé en una premisa de una puesta a 180 grados, es decir que el público no está ubicado solamente en el frente, como en el teatro tradicional, sino también a ambos costados. Fue un enorme desafío, pero cuando ves que tiene sentido y funciona, es gratificante porque le da otro giro a la acción”, precisó.

En esa línea es que profundizó que “cada persona sentada tiene una experiencia distinta y eso es lo lindo”.

“Cada butaca es igual, tanto quienes estén en el frente como los costados van a tener su propia experiencia, hay partes pensadas más para las personas de los costados y viceversa. No es que cada uno ve lo mismo, sino que incentiva la charla post función entre espectadores porque el punto de vista de cada uno va a variar en como leyó la obra”, aclaró.

Se trata de celebrar la puesta en escena, el coraje de ser ambicioso en Tierra Colorada, de darlo todo en medio de una pandemia paralizante para todo el sector artístico y con un despliegue que no pretende dejarnos inertes, sino que busca nos miremos por dentro sin dejar de compartir con el otro, incluirlo, y en definitiva, hacerlo parte de nuestro sueño. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias