miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 19.2ºc | Posadas

Vecinos siguen investigando

“Que el que atropelló a mi hijo al menos venga a pedir disculpas”

El niño de 4 años que fue atropellado en Nochebuena se recupera en su casa de las fracturas que sufrió. Su madre pidió que el responsable "al menos, pida disculpas"

miércoles 30 de diciembre de 2020 | 6:05hs.
“Que el que atropelló a mi hijo al menos venga a pedir disculpas”
Nancy comentó que su pequeño hijo volverá a caminar luego de una buena rehabilitación. Foto: Cristian Valdez
Nancy comentó que su pequeño hijo volverá a caminar luego de una buena rehabilitación. Foto: Cristian Valdez

“Que venga a ver a mi hijo, el daño que le causó. Si tiene miedo le aseguro que nadie le va a hacer nada, pero que se haga responsable y al menos pida disculpas, porque tarde o temprano vamos a descubrir quién es”.

Lo dijo Nancy Amaral, mamá de Luciano (4), apuntando a la persona que manejando un automóvil a contramano y con exceso de velocidad por la calle Río Cuarto, del barrio Villa Cristian de Oberá, atropelló al pequeño el 24 a la noche y se dio a la fuga dejándolo herido sobre el asfalto.

La noticia sobresaliente de la víspera es que el pequeño recibió el alta médica luego de estar cuatro días internado en el Hospital Samic obereño, donde los especialistas debieron reconstruir su pierna izquierda debido a las múltiples fracturas.

Por estas horas está en la casa -a pocas cuadras de donde fue atropellado- al cuidado de sus progenitores, aunque bastante asustado y sin entender qué pasó esa noche cuando caminaba junto a su hermano mayor y seis amigos hacia un kiosco de las inmediaciones.

“Me dijo que está triste porque quiere caminar, correr con los amiguitos y no puede. Me angustia mucho porque a su edad los niños están jugando, explorando el mundo y por culpa de este inadaptado que iba en el auto podrá volver a caminar recién después de una buena rehabilitación que ni siquiera sabemos cuánto tiempo va a llevar”, lamentó la madre en diálogo con El Territorio.

En esa línea afirmó que “será tiempo de contenerlo más que nunca, porque siempre fue inquieto, y tratar de que no quede ningún trauma de todo esto”.

“La peor noche”

Sobre el siniestro la mujer aseguró que “fue la peor noche de mi vida, recuerdo a mi hijo de 12 años trayéndolo alzado, bañado en sangre, a los gritos. Lo primero que hice fue darle calmantes y nos fuimos directo al hospital, donde estuvimos contenidos todo el tiempo, incluso después de la cirugía. Fue excelente la atención que ambos recibimos”.

“Fue traumático. Jamás iba a pensar que nos iba a tocar a nosotros. Por eso le digo al que atropelló a mi hijo que se haga responsable, que aparezca y pida disculpas, que dé una mano si es que está arrepentido de lo que hizo. Es de cobarde escapar si te mandás una macana y además inhumano cuando la víctima es una criatura”, apuntó.

Vecinos apuntan a un Corsa

La investigación vecinal para identificar al responsable tuvo avances pequeños pero significativos, en las últimas horas.

Con los datos recogidos llegaron a la conclusión de que se trataría de un Chevrolet Corsa de color gris, e incluso un número de patente fue compartido en los celulares ayer a la mañana para que se verifique de manera online a quien pertenece. Siguen una pista.

“La Policía no se mueve, parece que van a dejar así nomás. Hay cámaras en un negocio que pudo haber registrado todo, pero hasta el momento no pidieron para ver ni tampoco estuvieron en el barrio más allá de la pasada rápida esa noche después del choque”, se quejó uno de los vecinos.

“Vamos a seguir hasta llegar al protagonista de semejante hecho. Creo que se debe poner un límite porque aquí chocar y matar parece que no significa nada”, lamentó otro y se reiteró el pedido de la instalación de reductores de velocidad “para evitar futuras consecuencias fatales”.

Tramo peligroso

En su relato de los hechos, Bruno (12), hermano de Luciano y testigo presencial, detalló que caminaban por la orilla “cuando apareció el auto a toda velocidad y a contramano”.

“Cuando lo atropelló frenó más adelante, pero la gente empezó a salir de las casas por los gritos y aprovechó para escaparse”, recordó afirmando una vez más que se centró “en atender a mi hermano” y “perdí de vista el auto”.

La calle Río Cuarto desde hace cuatro años está asfaltada en su tramo principal generando el tránsito fluido de todo tipo de vehículos. No existen veredas, por lo que los vecinos están obligados a caminar en fila sobre el cordón cuneta.

Eso, además de las curvas cerradas y pendientes, la convierte en un peligroso circuito para varios que aceleran sin tener en cuenta a las personas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias