sábado 10 de abril de 2021
Cielo claro 30ºc | Posadas

La marcha de los días

En Navidad, llegó el regalo más esperado

La vacuna contra el coronavirus ya está en el país y representará una gran inyección para recuperar la actividad económica y proteger la salud de los argentinos. La consecuencia de la pandemia sigue siendo un dolor de cabeza para todos los países, hasta para Estados Unidos, que tuvo una emisión monetaria sin precedente. Misiones ya tiene todo preparado para empezar a vacunar desde el martes y termina un año sin sobresaltos

domingo 27 de diciembre de 2020 | 6:05hs.
En Navidad, llegó el regalo más esperado

Con la Navidad llegaron al país las primeras 300 mil dosis de la vacuna contra el coronavirus, a ser distribuidas a las distintas jurisdicciones del territorio nacional para la inmunización de los grupos con mayor riesgo de infectarse, como el caso del personal de salud. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y el embajador ruso en la Argentina, Dmitry Feoktistov, fueron los encargados de recibir a la comitiva que trasladó las primeras dosis de la vacuna Sputnik V, procedente de Rusia. La idea, según explicaron desde el Ministerio de Salud, es comenzar vacunando a los que están más expuestos por atender a los enfermos de esta pandemia, como el caso del personal sanitario. Pero, el proyecto apunta a lograr un 60 por ciento más de la vacunación habitual en el país con las vacunas de diferentes laboratorios que se están en avanzadas negociaciones para que lleguen a la Argentina. La distribución de estas primeras dosis se realizará en los distritos de acuerdo a un cociente basado en cantidad de médicos y centros de salud habilitados. En el caso de Misiones, como otras provincias se estimaron un envío total, pero por ahora comenzará a distribuirse desde mañana alrededor de la mitad del total para cada distrito. De esta manera, a Misiones en esta primera etapa se destinarán 5.200 dosis; aunque el lunes, por ahora sólo llegará una parte que asciende a 2.600 dosis. Desde el gobierno de la provincia estiman que el primer envío a la tierra colorada será suficiente para cubrir a quienes están en la primera línea en la lucha contra el Covid-19 en Misiones. Es lo que planteó el gobernador Oscar Herrera Ahuad, al sostener que apenas reciban en la provincia las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik V, se dará inicio de inmediato a la vacunación contra el coronavirus, en primer lugar, a trabajadores de salud que están en estrecho contacto con pacientes que padecen la enfermedad. Para el operativo vacunación, Misiones se preparó con tiempo, para acondicionar toda la logística incluida la adquisición de freezers con mucha antelación. De esta manera, Misiones se manejará con recursos propios, cuando otras provincias están apelando a convenios incluso con algunas heladerías para conservar en temperatura adecuada a la vacuna.

En tanto, desde la dependencia nacional se aclaró que las vacunas serán provistas por el Estado Nacional y el plan de vacunación será realizado en etapas, de forma gratuita, voluntaria e independientemente del antecedente de haber padecido coronavirus. Representa la primera respuesta que realiza la Argentina, como otros países del mundo, ante la pandemia que tomó al mundo por asalto y sorpresa. A pesar de que aún resulte difícil de descifrar el comportamiento del virus, al menos ahora se sabe que habrá que convivir por un tiempo más con esta amenaza, pero ya contando con la primera defensa. Es decir, la lucha será en mejores condiciones y trae esperanza de que actúe en defensa y protección de la salud de todos los argentinos.

Nueva realidad
Ante esta realidad y sabiendo que el mundo cambió para siempre, se comenzará a vivir en el país, una nueva etapa de transición y de reconstrucción. Para ello se seguirá necesitando de un Estado presente. Hay indicios que con la vacuna, que en definitiva apunta a ir cortando la circulación del virus, el que viene, puede ser un año mejor; que puede traer la ansiada recuperación y nuevas oportunidades. Es que la economía en gran parte se sostiene en la certidumbre y esta buena noticia podría disminuir la volatilidad, trayendo más claridad para los inversores. Para ello, también se requiere de una vacuna política, esa que inyecte más confianza.

Si existiera tal recuperación, se espera además que disminuyan las brechas de desigualdades y un mayor esfuerzo y compromiso de quienes gobiernan para que promuevan el empleo a los que sufrieron duras consecuencias del coronavirus en sus ingresos.

Hasta el dólar terminó afectado
El economista Carlos Melconian -que es uno de los más críticos de los dos últimos gobiernos-, en sus apariciones públicas se metió en lo político al hablar del doble comando en la nación. En esas apreciaciones se quedaron la mayoría de los medios, pero, en una charla previa, más tranquila de más de una hora ante empresarios, vaticinó en lo económico -que es su especialidad- que para mirar el 2021 hay que mirar el verano para tener un indicio de cómo arranca el año, con todo el signo de interrogación de la pandemia, de la vacuna, hasta la segunda ola.

La apuesta oficial, según sostuvo Melconian, es cruzar el verano haciendo crawling peg, en referencia a una devaluación progresiva y controlada de la moneda por el Banco Central, siempre evitando dar saltos bruscos en el valor de la divisa. El termómetro, consideró, va a ser la capacidad del Banco Central de comprar dólares. En tal sentido, el país llega a fin de año con una brecha cambiaria por debajo del 70 por ciento. Surge además otro dato destacado, hace tres semanas consecutivas el Central viene acumulando reservas, lo cual parecía imposible en los dos últimos meses. Federico Furiase, director de la consultora Ecogo, afirmó esta semana que este veranito económico es porque el gobierno está dando señales positivas y comienza a acomodar su déficit, que estuvo muy atada a la atención de la pandemia. A su vez, la suba de los precios internacionales, a criterio de Melconian, representa una de las mejores noticias para la Argentina, porque estimó dará una mejora de 5 mil millones de dólares para las exportaciones.

Así como la Argentina se vio obligada a hacerse de recursos para hacer frente al costo de la pandemia, esta semana se conoció un dato llamativo. Se sabe que la Argentina tuvo que emitir billetes para salir en ayudas de todos los sectores, desde los más desprotegidos hasta para evitar cierres de importantes empresas. Del mismo modo, se han movido otros países. El primer gran dato, que aún no profundizó en el país ningún economista, es la gran emisión de dólares a la que también se vio forzado el gobierno de Estados Unidos. Con diferentes nombres y planes, el saliente presidente del país del Norte, Donald Trump que había minimizado la pandemia debió asistir económicamente a trabajadores y empresas, golpeadas por esta amenaza global.

De esta manera, también en Estados Unidos, debieron imprimir dinero a gran velocidad y que no reconoce de mayores antecedentes. Implicó pasar de 15,33 billones de dólares del año pasado a 19,1 billones a fines de noviembre; lo que representa un 24 por ciento de aumento. Se estima que esta depreciación puede en cierta forma ser relevante para países endeudados como Argentina.

La dependencia a la moneda verde
Se conoce que, en el país, uno de los grandes problemas de todos los gobiernos argentinos fue intentar controlar el tipo de cambio ante la actual dependencia existente hacia la moneda norteamericana. Con esta noticia, además, la Argentina continua la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Lo concreto es que esto demuestra una vez más, que ningún país está resultando ileso de los efectos de la pandemia en este 2020. Es lo que le sucedió a la Argentina, según concluye José Urtubey. Quien se desempeña como vocal de la Unión Industrial Argentina (UIA) señaló que la actividad en el sector concluye uno de sus peores años por una doble crisis: la que dejó el gobierno anterior y la que suscitó la pandemia por el coronavirus. En coincidencia con muchos argentinos, estima que habrá recuperación de la economía, pero será lenta y rondaría, en promedio cinco puntos porcentuales. Destacó la necesidad de fortalecer tres dimensiones, la financiera, la tributaria y en el comercio exterior, ello con el afán de atraer los dólares que requiere el país para lograr la recuperación.

Efectos en Misiones
Del mismo modo, el dirigente eldoradense Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (Faima), se muestra con grandes expectativas hacia el 2021 para la actividad maderera. Ello partiendo que concluye un año con un notable crecimiento en el consumo y demanda de madera. En este sentido, aseguró que el objetivo es continuar por las sendas de la mayor demanda de madera tanto en el mercado interno como externo. Para ello, consideró que el valor del dólar jugará un rol clave que permitirá asignar mayor competitividad al producto en el mercado externo. En el plano interno, a criterio del dirigente, el impulso a la obra pública con empleo de madera será el bastión para lograr sostener los números que dejó el 2020. El trabajo en conjunto con Nación consideró clave.

Misiones rescata sinergia en temas comunes
De la misma manera, el gobernador Herrera Ahuad destacó que está con todas las expectativas en el 2021, de seguir trabajando con la Nación, para equilibrar la balanza en materia comercial y de competitividad para la provincia. Recordó que se siente fortalecido ante la sinergia lograda en Misiones, entre todos los actores para llevar adelante la política pública. En cuanto al rol del Estado provincial, con los últimos días de un año complicado, quedó una vez más en evidencia que se hicieron las previsiones en tiempo y forma, especialmente en lo referido a salud. Así queda demostrado en un balance general donde casi en un 90 por ciento de las tareas estuvieron abocadas a cuidar la vida y la economía de los misioneros, ante la sorpresiva pandemia mundial. Al surgir tal amenaza, desde el gobierno renovador se propusieron además cuidar por igual al sector privado como público, muestra de esto último es que en todo este tiempo no se registraron atrasos en los pagos salariales de los empleados estatales como tampoco se paralizaron obras públicas, como sí lo hicieron otras provincias. Pero, además, se logró un equilibrio financiero y económico para ayudar a los privados golpeados por la inesperada crisis sanitaria. Al estar preparado, hizo que Misiones lograra posicionarse entre las provincias más organizadas para atender la salud y la economía. Al encararse cada proyecto con seriedad contó con el compromiso de los empresarios y comerciantes, en busca de objetivos comunes como la zona aduanera especial que se vio frenado por una decisión presidencial, sobre la cual Misiones insistirá acerca de la necesidad de contar con un tratamiento diferencial.

Esta previsibilidad y diálogo desde la provincia con todos los sectores fue muy destacado durante el año que está a punto de finalizar. Del mismo modo el ciudadano misionero recibió respuesta ante el permanente contacto directo que tienen las autoridades para resolver los problemas que van surgiendo. A ello se añade la fuerte apuesta al conocimiento, la tecnología y la investigación que está haciendo Misiones y se anticipa que será el camino a seguir transitando la provincia en el nuevo año.

Por ello, haber logrado dar pasos importantes a pesar de la pandemia no es un tema menor. Lo mismo que el buen momento económico que transitan muchos sectores, el cual no hace más que dar motivos suficientes para celebrar la salud y la vida de todos los misioneros. Deseando que el año que comienza, la humanidad pueda domar y ganarle la batalla al coronavirus.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias