martes 22 de junio de 2021
Cielo claro 17ºc | Posadas

Estiman que la recuperación industrial será lenta

Confianza y productivismo, los ejes a trabajar el año que viene

Para José Urtubey, miembro de UIA, será fundamental dejar de lado el modelo asistencialista y fomentar el comercio externo

domingo 27 de diciembre de 2020 | 6:25hs.
Confianza y productivismo, los ejes a trabajar el año que viene
José Urtubey. Vocal de la UIA - Román Queiroz. Presidente de Faima
José Urtubey. Vocal de la UIA - Román Queiroz. Presidente de Faima

Una recuperación lenta, progresiva y de unos cinco puntos aproximadamente. Con esos términos José Urtubey, vocal de la Unión Industrial Argentina (UIA), define cómo será según su perspectiva el 2021, un año que tiene un gran desafío, el de la reactivación de la industria que, en su conjunto, representan el motor de la economía del país y que deberá rodar a pleno para salir de la doble crisis que marcó el año que se va: la crisis del último lustro y la crisis que desató la pandemia por el Covid-19.

“El 2020 fue un año difícil, que terminamos con una caída de la actividad de dos dígitos. Un año en que la Argentina entró a la crisis de la pandemia en conjunto con la crisis de finales de 2019, con indicadores económicos muy complicados y una inflación elevada del 50 por ciento”, manifestó en diálogo con El Territorio.

La merma de los números en todos los sectores económicos fue inevitable, como consecuencia del parate sin precedentes que generó el virus. En medio del mar de incertidumbre, el arreglo con los bonistas fue uno de los grandes logros de la actual administración, que incidió en el plano económico, planteó Urtubey.

A pocos días de culminar el 2020, el país deberá afrontar múltiples desafíos que marcarán el pulso de la Argentina pospandemia. “El año que viene la recuperación va a ser lenta porque entramos en crisis. Sin dudas, uno de los principales desafíos será la generación de confianza para bajar la brecha en el tipo de cambio; es que la moneda local sufre una desconfianza a nivel nacional e internacional. Para ello, es fundamental un consenso para equilibrar las variables macroeconómicas. Se ve que en el plano microeconómico hay planificación, pero hay que generar ese consenso de todos los sectores para lograr lo que falta en el plano macroeconómico. Estimo que el crecimiento será de cinco puntos y, pese a ello, seguirá cinco puntos por debajo de 2019”, aseguró el dirigente industrial de cara al año que se avecina, en el que también el arreglo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) jugará un rol preponderante.

Sin embargo, Urtubey planteó que en 2021 continuará un eterno problema de la economía argentina: la inflación. “El país tiene problemas de inflación estructural. A eso hay que sumar que hay muchos insumos que provienen del exterior. La actualización de las tarifas seguirá presente y un problema seguirá, que es el debilitamiento de la oferta productiva”, dijo el miembro de la UIA.

En este contexto, el gran desafío será asignarle a la Argentina productiva. “No hay créditos masivos para el sector productivo, como ocurre en otros países de la región. Solamente el 10 por ciento del Producto Bruto Interno se destina al sector privado y no va al consumo. Hay que aumentar y fomentar eso. Además, la presión tributaria es muy alta y hay que trabajar en un consenso para eso”, manifestó. Al mismo tiempo, agregó otro de los puntos para el año que viene: “La clave será la exportación para generar los dólares que se necesitan. Es importante la generación de divisas, pero sin dejar de lado el mercado interno. Para darle el rumbo a la economía hay que apuntar la economía exportadora del país”.

Además del trabajo en los planos financieros, tributarios y de comercio exterior, otra dimensión se deberá trabajar: el empleo. En este sentido, Urtubey aseveró: “Hay que trabajar en la base del empleo, ya que el país tiene que pasar del asistencialismo al productivismo. Hay 6 millones de personas en la informalidad y todavía tenemos otras 5 millones de personas que tienen que pasar de la economía popular a la economía formal”.

En el fomento al empleo a partir de la diversidad productiva del país, que tiene una enorme capacidad de resiliencia, está el puntapié para el 2021. Un ejemplo se vio en el corto plazo con la reactivación en la construcción que se logró en medio de la pandemia –sobre todo en Misiones–. Pero, en el medio, se debe erradicar un flagelo estructural que representa la inflación y, a su vez, generar mayor confianza en el peso local. Para ello, será necesario un gran consenso con el sector privado, público y sindical.

El desafío del 2021 está a la vuelta del almanaque.

 

Mayor uso de la madera y accesibilidad a los créditos

Con grandes expectativas, el sector forestoindustrial proyecta un 2021 con buenos resultados como los que logró durante el año que se va. Es que el rubro vivió un fenómeno sin igual: la gran demanda de madera tanto en el mercado interno como externo, en medio de un año signado por la crisis que generó la pandemia por el coronavirus, se diferenció de otros sectores de la economía que tuvieron números catastróficos y tuvo un año que se resume como positivo.

“Toda la cadena de valor se pregunta qué pasó. Se vendió muchísimo, desde muebles hasta tableros. Creo que hubo dinero para gastar, que durante la pandemia no se gastó mucho, no se ahorró en dólares. Entonces, aparecieron las reformas en las casas y la búsqueda de inversiones que generaron un fuerte movimiento en el sector forestoindustrial”, resumió Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (Faima).

Al ser consultado sobre su estimación de cómo será el 2021, Queiroz se mostró optimista. “Las expectativas son buenas”, aseveró. Es que las condiciones son las mejores: mercado externo competitivo, mayor impulso a la obra pública con estructura de madera, por lo que la idea es sostener los índices registrados en el segundo semestre del año que concluye.

“Vemos que el mercado externo es competitivo; nos conviene el valor actual del dólar, que es atractivo. En el mercado interno hay un gran impulso a la obra pública que emplea mucha madera en su estructura, como así también se fomenta desde Nación la construcción de viviendas. Todo ello resume las altas expectativas que tenemos”, ahondó.

Otros puntos a tener en cuenta
Por otra parte, el presidente de Faima indicó que para que el buen presente de la forestoindustria siga será fundamental el desarrollo y gestión de créditos a tasas subsidiadas.

“La forestoindustria tiene que tecnificarse, ser más competitiva y necesita producir más. Hoy las tasas vigentes no son atractivas para inversión y eso es fuerte para trabajar. Desde Faima venimos trabajando en eso para acceder a créditos que sean atractivos para el sector privado”, subrayó.

“Fomentamos la construcción de viviendas de madera, que hay líneas de créditos para ello y que las viviendas sociales se haga de madera. Pero para eso hay que trabajar en el sector privado con el objetivo de hacer viviendas de calidad, económicas y que se ejecuten en tiempos de desarrollo razonables para que se erijan. Es un trabajo mancomunado entre privados y públicos”, añadió.

También señaló que, en lo que respecta a la exportación, un punto será la inexistencia de atrasos del dólar en relación a la inflación para que acompañe el proceso de la actividad.

Además, la quita de retenciones a la forestoindustria que aplica el gobierno y que, según Queiroz, “hacen que el rubro sea menos competitivo y esta medida incentivará aún más la exportación”.

“En el mercado interno, lograr tasas subsidiadas para que el consumidor acceda a inversiones. Que los privados y los potenciales consumidores tengan acceso a esas líneas y es algo que venimos trabajando”, manifestó.

Otras de las líneas prioritarias a trabajar serán: “Mantener o aumentar la construcción y que haya más obra pública, que genera un gran consumo de madera. El mueble tiene mucho componente de madera y es fundamental esto para el sostenimiento de la actividad industrial forestal”.

 

La salud y la economía del país están atadas a la efectividad de la vacuna El gobernador destacó que la sinergia con la sociedad ayudará al desarrollo El 2021, con múltiples desafíos para lograr la recuperación Comercios y pymes prevén un nuevo escenario con la apertura de fronteras Privados vaticinan un año con notable crecimiento económico Escuelas con esquema mixto de presencialidad para el 2021 El sector turístico apuntará a reacomodarse ante el nuevo mundo que deja la pandemia Índice de pobreza y la clave para reducirla atada a la economía La ayuda social del 2021 se basará en crear fuentes laborales, afirma Arroyo Misiones aplicará las primeras 2.600 dosis desde el martes Argentina con 10 desafíos para el 2021

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias