miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 13.2ºc | Posadas

Abuso en Garupá: "No necesitamos justicia por mano propia sino que dejen a los investigadores hacer su trabajo"

El ataque sexual ocurrió el sábado a la madrugada. La víctima llegó a ver al atacante por lo que en base a sus descripciones la Policía de Misiones elaboró un identikit. La mamá de la víctima pidió que frenen los escraches en redes sociales.

lunes 14 de diciembre de 2020 | 21:48hs.
Abuso en Garupá: "No necesitamos justicia por mano propia sino que dejen a los investigadores hacer su trabajo"
Igual que la víctima, el sujeto se bajó en esta parada y metros más adelante la atacó. Foto: Google Maps.
Igual que la víctima, el sujeto se bajó en esta parada y metros más adelante la atacó. Foto: Google Maps.

Una estudiante de 22 años domiciliada en la localidad de Garupá denunció que fue golpeada y abusada sexualmente en plena calle, cuando caminaba hacia su casa en el barrio 140 Viviendas de dicha localidad después de bajar del colectivo urbano, el sábado a la madrugada.

Según su relato en sede policial, el ataque fue perpetrado por un hombre de entre 23 y 25 años al que pudo ver un par de veces a la cara porque la siguió desde Posadas en el transporte de pasajeros.

Dijo que, ni bien se bajó de la unidad de la Línea 6 en la parada situada sobre la avenida de Las Américas y calle Santo Tomé, el sujeto hizo lo mismo.

Caminó algunos metros detrás de ella y en una zona oscura situada entre calles Santo Tomé y Batalla de Las Saladas, le apretó el cuello con el antebrazo haciendo que perdiera el conocimiento. Reaccionó en medio de la violación.

Recordó que en ese momento de forcejeos el sujeto le advirtió que tenía un arma de fuego y que no gritara, al tiempo que continuaba con el ultraje.

“No digas nada o te reviento la cabeza contra el asfalto”, escuchó que amenazó. Igualmente trató de zafar hasta que pudo correr y encontrarse con un habitante de la zona que pasaba casualmente por el lugar. El atacante corrió.

“Mi hija venía con un amigo que se bajó dos paradas antes, en tanto que el atacante viajaba como cualquier pasajero. Siempre la voy a buscar, pero no me avisó, no sé por qué. Ella se bajó, detrás lo hizo este sujeto y cuando se da cuenta que lo estaba siguiendo decide doblar hacia la calle de casa”, relató la madre de la víctima a El Territorio detallando que en esa zona “hay un camión parado debajo de una farola que no funciona, entonces el hombre dio la vuelta, la tomó del cuello y la asfixió al punto de desvanecerla. Cuando se despertó él estaba sobre ella, abusándola, dijo que tenía un arma y que si gritaba iba a romperle la cabeza”.

“Me contó después que trataba de evitar la violación diciendo que tenía enfermedades sexuales, mientras forcejeaba con todas sus fuerzas hasta que pudo zafar, se levantó, corrió unos metros hasta que se encontró con el chico que la ayudó. El agresor se escapó y en la esquina salieron algunas personas que cobijaron a mi hija hasta que fue radicada la denuncia”, relató.

Intervención judicial

La chica fue asistida primeramente por una familia vecina que habita una propiedad cercana al sitio del ataque y una vez tranquilizada, en compañía de una patrulla de uniformadas hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, donde aportó datos físicos concretos sobre el agresor que por estas horas es buscado por las autoridades.

Detalló que llevaba remera roja, bermuda y zapatillas, que tendría entre 23 y 25 años, 1.65 metros de estatura, tez morena, delgado, cejas prominentes y cabello negro rapado a los costados. Con esas características fue confeccionado un identikit que se hizo viral.

El titular del Juzgado de Instrucción Tres, Fernando Verón, dispuso que la examinara el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial detectando signos compatibles con abuso sexual, además excoriaciones en la cara anterior del cuello, codo izquierdo y rodillas.

Como es de rigor en estos casos, la víctima también recibió asistencia del equipo multidisciplinario de la dependencia judicial en tanto que le fue suministrado el kit de profilaxis.

“Agradezco que mi hija esté viva. Recién está cayendo en lo que pasó, está bajo tratamiento psicológico desde el momento de la denuncia”, contó la progenitora.

El domingo a la noche circuló un video por las redes sociales en el que la propia víctima se expuso relatando lo sucedido a un trabajador de medios de Garupá. “Fue su decisión hacerlo para poner en alerta a la ciudadanía, sobre todo a las chicas que están en riesgo y que nadie más pase una situación así, tan horrible”, aclaró.

Frenar el escrache

La madre de la víctima hizo una ampliación de denuncia en función de una serie de escraches que se están haciendo en las redes sociales, a partir del identikit que se difundió masivamente.

"No somos responsables" aclaró y pidió "a quienes lo hacen que se detengan porque en este momento y por más bronca e indignación que tengamos, no necesitamos justicia por mano propia sino que dejen a los investigadores hacer su trabajo".

"Están dañando la integridad de las personas a quienes acusan livianamente y no queremos que tomen represalias en contra de nadie, solamente que se investigue y de esa manera se llegará al responsable", puntualizó.

La progenitora entregó a las autoridades policiales las capturas de pantalla de los escraches para que avancen contra los responsables.

La causa seguía sin detenidos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias