miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 16.9ºc | Posadas

Los ladrones maniataron y golpearon en septiembre pasado a una pareja

Preventiva para la pata local de una banda que concretó millonario atraco

La Justicia de Puerto Iguazú dispuso la extensión del período de detención para cuatro hombres acusados de dar logística y apoyo a tres delincuentes brasileños

sábado 12 de diciembre de 2020 | 6:03hs.
Preventiva para la pata local de una banda que concretó millonario atraco
Dos remiseros, un comerciante y un familiar de las víctimas son sindicados como la pata local de la banda brasileña.
Dos remiseros, un comerciante y un familiar de las víctimas son sindicados como la pata local de la banda brasileña.

Cuatro hombres de entre 35 y 45 años continuarán en condición de detenidos por disposición de la Justicia de Puerto Iguazú ya que están acusados de ser la pata local de una organización delictiva brasileña que concretó, a finales de septiembre pasado, un violento asalto a un matrimonio del barrio Villa Alta de la Ciudad de las Cataratas a quienes tras dos horas de torturas y amenazas con armas de fuego dentro de su vivienda robaron más de dos millones de pesos.

Según voceros judiciales consultados por este matutino, el juez Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres local, dispuso ayer la prisión preventiva como partícipes necesarios de robo calificado por el uso de arma de fuego para dos remiseros, el propietario de un inquilinato y un familiar de los damnificados.

En tanto que los brasileños que concretaron el hecho, dos hombres y una mujer, continúan prófugos y se sospecha que serían de la zona comprendida entre Capanema y Santo Antonio, localidades limítrofes con Comandante Andresito y San Antonio, respectivamente.

De acuerdo a las averiguaciones recolectadas por los investigadores se sabe que los cuatro implicados -de apellidos Ribero, Ribeiro, Moraís y De Lima- tuvieron roles más que activos en la planificación, logística y puesta en escena del millonario atraco.

Una de las partes fundamentales fue el familiar de las víctimas, quien fue el que dio el dato de la existencia de una importante suma de dinero en casa de su hermana Rosa C. (55) y de su pareja, Julio César O. (57).

A partir de los elementos de prueba que se tienen hasta el momento se sabe que dos de los implicados, a través de su rol como trabajadores del volante, fueron quienes trasladaron al trio delictivo hasta el lugar, y posteriormente, los encargados de llevar a estos nuevamente hasta la frontera.

En ese sentido se cree que por San Antonio habrían sido el ingreso a la provincia.

En tanto que el último implicado, de profesión comerciante, sería el encargado de facilitar las armas para la concreción del robo.

Presunta inquilina
El violento atraco ocurrió durante la mañana del domingo 27 de septiembre pasado en una vivienda del barrio Villa Alta de Puerto Iguazú. Minutos después de las 10.30, una mujer delgada, quien hablaba con acento portugués y que llevaba varios tatuajes en sus brazos llamó a la puerta de la residencia de Rosa (55).

Instantes después, la mujer salió atender a la desconocida, quien previamente y a la distancia había consultado a la dueña de casa si conocía algún lugar donde alquilar un departamento.

Al llegar hasta la vereda de su propiedad y antes de que pueda evacuar la consulta de la visitante, otros dos hombres con barbijos puestos y gorras oscuras irrumpieron en el lugar y obligaron a la mujer a entrar a la residencia.

Bajo amenazas con armas de fuego la pareja de la dueña de casa y una de sus nietas también fueron reducidas. Ambos adultos terminaron maniatados de pies y manos mientras los delincuentes revisaban todo el lugar.

Pero al no poder hallar los ahorros que buscaban, comenzaron las agresiones físicas y las amenazas de los brasileños.

Duraron casi dos horas hasta que finalmente la mujer no tuvo más opción que dar el lugar donde estaba ubicada la caja fuerte. De esta los ladrones tomaron 900.000 pesos en efectivo, 30.000 reales y 10.000 dólares.

Testigo clave
Con los datos aportados por las víctimas, efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional V iniciaron distintas averiguaciones en torno al esclarecimiento del hecho.

Aunque uno de los datos más importantes en la pesquisa lo aportó un vecino del matrimonio quien en declaración testimonial ante la Justicia dijo haber visto un remís detenido durante un largo rato en una calle cercana a la casa de las víctimas.

También comentó haber visto bajar, y dos horas más tarde, subir al vehículo a tres personas, dos hombres y una mujer. Y aclaró que a esta última recordó por los tatuajes que tenía en los brazos.

Mediante este dato los pesquisas fueron tras los pasos del remisero, a quien los investigadores ubicaron días después. Si bien en primera instancia declaró como testigo, mediante el aporte de otros vecinos del barrio Villa Alta y al análisis de cámaras de seguridad se pudo establecer que el trabajador del volante tenía un rol muy activo en el ilícito.

Con las pruebas en su contra, se dispuso la detención de este hombre y de los otros tres implicados en la causa. Todos los arrestos se concretaron en distintos puntos de la ciudad y luego de una serie de allanamientos que fueron concretados bajo fuerte hermetismo por parte de la Policía de Misiones.

Incluso, trascendió que durante uno de los procedimientos se logró secuestrar varios panes de marihuana.

También se incautaron una gran cantidad de teléfonos celulares y varios vehículos que habrían sido utilizados por los delincuentes. Incluso se hallaron barbijos y otros elementos que también fueron usados durante el atraco.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias