miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 13.2ºc | Posadas

El policía acusado por la muerte de Troncoso presentó un certificado psiquiátrico y logró suspender el juicio

"Presenta episodios de pánico, alteración del ritmo del sueño, inestabilidad anímica y emocional con accesos de llanto y angustia", certificó la psiquiatra.

jueves 10 de diciembre de 2020 | 15:19hs.
El policía acusado por la muerte de Troncoso presentó un certificado psiquiátrico y logró suspender el juicio
Troncoso Guidek iba en el asiento del acompañante, salió despedido del habitáculo y murió en el acto. Foto: Archivo/El Territorio.
Troncoso Guidek iba en el asiento del acompañante, salió despedido del habitáculo y murió en el acto. Foto: Archivo/El Territorio.

El oficial subayudante de la Policía de Misiones, Sebastián Seredisky (28), quien manejando alcoholizado y excedido de velocidad un automóvil, despistó, chocó contra dos árboles de una plazoleta posadeña y provocó la muerte de su colega, el oficial Cristian Alejandro Troncoso Guidek (34), presentó un certificado psiquiátrico y logró suspender el juicio oral por el delito de homicidio culposo en accidente de tránsito que debía enfrentar esta mañana.

El documento, con fecha 9/12/2020 y firmado por la especialista en psiquiatría Noelia Maldonado, certifica que “el paciente presenta episodios de pánico, alteración del ritmo del sueño, inestabilidad anímica y emocional con accesos de llanto y angustia manifestadas durante la consulta, por lo que se requiere iniciar abordaje farmacológico y psicológico con seguimiento clínico. Dicha sintomatología surge en contexto de su situación judicial actual ya que corre riesgo de pérdida laboral no habiendo terceros involucrados en la causa”.

La profesional indicó medicación: “Setralina 50 miligramos, Clonazepam 0,25 miligramos” y acompañamiento familiar.

Informes y nuevas pericias

Teniendo en cuenta que Seredisky cumplió sus funciones de servidor público en la Comisaría Octava de Posadas de manera normal hasta el último 2 de diciembre y antes también lo había hecho en el Comando Radioeléctrico de Fátima, la fiscal Correccional y de Menores Uno, María Laura Álvarez, en calidad de subrogante solicitó informes y nuevas pericias para conocer con profundidad el estado de salud del acusado y si se condice con el diagnóstico del certificado presentado.

En primer lugar y conforme al documento oficial “del que no se recomienda reposo ni lo inhibe de cumplir con sus obligaciones laborales, ni frente a la justicia, ni justifica incomparendo”, solicitó que se efectúe “junta médica por el Cuerpo Médico Forense a los efectos de constatar el estado de salud del imputado”.

Más allá de eso, la fiscal requirió que se oficie a la Dirección de Administración de Personal de la Policía de Misiones a efectos de que informen “si Seredisky se encuentra en funciones actualmente o si goza de licencia médica o si en los últimos tiempos presentó certificados psiquiátricos relacionados con el juicio oral que debe afrontar”.

Extraoficialmente trascendió que en el área de reconocimientos médicos de la fuerza provincial no aparecerían registros de licencias pedidas u otorgadas durante su carrera policial e incluso, hasta cerca de este mediodía sus superiores esperaban que se presentara a trabajar.

Por último Álvarez solicitó que el Cuerpo Médico Forense haga una pericia bioquímica para determinar, en atención a las características físicas del imputado, cuál es el nivel de degradación de alcohol en sangre teniendo en cuenta la medición establecida (1,10 g/l) y el horario de toma (7:10) el día del hecho y en atención a lo determinado se establezca y determine cuál pudo haber sido la concentración de alcohol en sangre en el horario de las 4:40 y 4:50, cuando ocurrió el despiste fatal.

Alcoholizado y excedido de velocidad

El siniestro vial ocurrió minutos antes de las 5 de la madrugada del 9 de octubre de 2014, sobre la avenida Andresito Guacurarí, entre Félix de Azara y Colón -frente a la Escuela de Música-, cuando el vehículo Chevrolet Corsa II al mando de Seredisky despistó, embistió dos árboles y terminó volcado.

Según los testigos circunstanciales, la velocidad del rodado al pasar por un badén hizo que se desestabilizara y el conductor perdiera el control, generando el accidente fatal.

Las pericias determinaron que circulaba a una velocidad mínima de 102,70 kilómetros por hora cuando la reglamentación vial para ese tramo de la ciudad indica un máximo de 60 kilómetros por hora.

El cuerpo de Troncoso Guidek salió despedido del coche y como consecuencia de las graves lesiones que sufrió falleció prácticamente en el acto, aplastado por uno de los laterales del vehículo.

El informe médico constató “traumatismo grave con pérdida de huesos del cráneo y sustancia del lado izquierdo, múltiples excoriaciones y hematomas en miembros superiores y torax”.

Seredisky sufrió lesiones leves, fue derivado al Hospital Madariaga por prevención y a las pocas horas volvió a su casa.

El test realizado casi tres horas después del despiste fatal confirmó que estaba alcoholizado, arrojando 1,10 g/l de alcohol en sangre, en tanto que el análisis hecho al cuerpo de Troncoso Guidek marcó 1,98 g/l aunque en su caso, no estaba a cargo de la conducción sino que iba en el asiento del acompañante.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias