miércoles 27 de enero de 2021
Cielo claro 24ºc | Posadas

Reivindicar los vínculos en estas fiestas

sábado 05 de diciembre de 2020 | 1:36hs.
Reivindicar los vínculos  en estas fiestas

En muchos hogares, Navidad es sinónimo de reunión familiar masiva y el 2020 también desterró esa costumbre que parecía tan arraigada. Mientras muchos están atentos a cumplir el protocolo de las reuniones familiares, otros, separados por grandes distancias, no podrán revivir el reencuentro anual. Así, en el mundo se han replicado cientos de frases y deseos adaptados a este contexto. “¡Feliz Navidad!. No te preocupes, me lavé las manos antes de enviarte este mensaje”. “Este año el mejor deseo es salud”, “Este año estás ausente en nuestra mesa, pero tu lugar está ocupado en nuestros corazones” aparecen, entre otras que apelan al humor y algunas de las vivencias a la que nos expuso la emergencia sanitaria.

Lo cierto es que una vez más, aunque sea de otro modo, las fiestas nos vuelven a interpelar a repensar la importancia de los vínculos y cómo los atravesó la cuarentena.

A pesar de que muchas veces se pondera la tranquilidad de las provincias y las pequeñas ciudades, frente a lo caótico de la gran urbe, el estrés no hizo diferencia entre los hogares, ya que todo el mundo se vio inmerso en una situación desconocida y de golpe con el estallido de la pandemia. “Los vínculos se vieron afectados en gran manera debido al aumento del estrés, al haber salido cada uno de su rutina, su cotidianeidad y así aumentaron las situaciones de tensión”, arrancó explicando Valeria Velázquez, psicóloga al frente del centro terapéutico Vínculos de Jardín América.

Es más, en una ciudad a la que el virus llegó mucho más tarde que a otros ejes urbanos y con ese plus de familiaridad que cubre con el mote de ‘tranquilo’ a estos lugares, la demanda por asistencia familiar en casos de violencia, ansiedad, pánico, depresiones fue en aumento y el centro se tuvo que aggiornar. Sumaron más profesionales para poder atender distintas aristas: consumo de psicosustancias, educación especial, psicopedagogía, entre otras.

“Buscamos dar contención, asesoramiento, apoyo a las familias. Nos abocamos al trabajo familiar porque entendemos que el ser humano forma parte de una familia, y que todo lo que esa persona sintomatiza, tiene que ver con cuestiones vinculares”, postuló Velázquez, y comentó tuvieron buena recepción por parte de los locales en los talleres de emociones paa niños y las capacitaciones sobre abuso, entre otras actividades aleatorias al joven centro.

“En cuarentena costó que cada uno tuviera su espacio dentro de la casa, y fue el puntapié para que muchos padres notaran que sus hijos consumían sustancias por ejemplo, por lo que también buscaban ayuda. En los casos con niños con discapacidad elevó el nivel de estrés ya que las terapias se daban de manera virtual y muchos padres sentían mayor responsabilidad”, refirió la especialista sobre algunas de las cuestiones que comenzaron a atender. Finalmente en los peores casos, la violencia familiar fue detonante en exclusiones de hogar, por ejemplo, y también aumentaron los divorcios, según consignaron desde Vínculos.

Oportunidad de Navidad
Los profesionales de Vínculos subrayaron, al revisar el trabajo de todo este año, que reivindicar los lazos familiares en las fiestas es clave. Además, coinciden en abrazar la tecnología como una aliada, ante la imposibilidad de reunirse. Si bien graficó que la tecnología acortó distancias más que nunca, también “muchas personas se replantearon limar asperezas del pasado dado que se han percatado que en un instante todo puede terminar”, contó.

Por otra parte, desde el área educativa afirmaron que la virtualidad no suple el contacto directo. “Esta pandemia visibilizó la importancia de la escuela como institución social única e irremplazable. Ninguna plataforma reemplaza un maestro”, alegó Natalia Molas, profesora de Educación Especial. Asimismo, la psicopedagoga Alejandra Cáceres bregó por más inclusión y atención a la diversidad, en especial cuando se trata del aprendizaje en niños. “No todos estamos en la misma situación”, detalló.

Al describir que muchas familias quedaron vulnerables durante el confinamiento, el licenciado en Trabajo Social Cristian Sánchez (abocado a las conductas adictivas) estimó que “las fiestas deben ser asumidas con un fuerte compromiso social y desempeño colectivo, priorizando la salud por sobre las tradiciones”. En esa línea, recordó que para las personas más afectadas, es importante seguir apuntando a las terapias interdisciplinarias.

En tanto, Milena Slabcow, psicóloga, describió que en sus consultas se repitió “la angustia de las personas frente a hechos como no poder saludar o tener que mantener la distancia social”. Sin embargo, sobre las fiestas, juzgó que son una chance de “reflexionar y abocarse a considerar los aspectos positivos de este año. Creo que eso es fundamental, tratar de rescatar lo bueno”. Celebrar poder estar juntos o simplemente estar, es lo que se cuela en esta mesa navideña, con sentimientos encontrados: de agradecimiento y nostalgia, ponderando siempre la esperanza.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias