jueves 28 de enero de 2021
Nubes dispersas 20.9ºc | Posadas

Cómo construir el 2021 con lo que el 2020 nos dejó

miércoles 02 de diciembre de 2020 | 0:35hs.
Cómo construir el 2021 con lo que el 2020 nos dejó

Vestigios de pandemia. Nuevas formas de pensar, de actuar, de aprender, de encontrarnos. El 2020 desterró todo lo que creíamos era certero y a días de terminarlo, los especialistas explican que es tiempo de observar qué nos dejó.

“Si estoy proyectando el 2021 es porque he superado todo lo que me trajo el 2020. Sin el 2020 no tendré 2021, si no logro ver lo que el 2020 me dio, no voy a poder disfrutar tampoco lo que me traiga el 2021”, anticipó la coach Beatriz Martínez, haciendo foco en todo el aprendizaje y la introspección que nos dio este año.

Ese punto de vista nos permite volver la mirada sobre lo que sí tenemos control en nuestra vida y preguntarnos: “¿cómo estoy construyendo lo que tengo como base: mi salud, mi pareja, el trabajo, las relaciones, desde donde estoy construyendo, ¿lo estoy haciendo con base sólida o viene un ventaval y se lo lleva?” sumó la especialista en mentoring.

De este modo, como inevitablemente es tiempo de balances, Martínez profundizó que es esencial poder ver con ojos positivos las vivencias que transcurrieron, entendiendo que la vibración que creamos con nuestra emoción, cambia nuestras acciones a futuro.

“En cada mes buscar al menos tres cosas positivas, tres logros.Pueden ser una actividad en la que participe toda la familia, que cada niño, adolescente, vea lo positivo que le pasó cada mes. En todos los meses que hubo pérdidas, que falleció algún ser querido, poder ver qué fue lo positivo, por ejemplo si se reunió la familia, si parientes que no se hablaban, se reencontraron... aún en lo negativo siempre hay un aprendizaje, hay algo positivo, una enseñanza, un milagro. Sin mentirnos, sino yendo a lo real, a los hechos pero sin el juicio negativo”, postuló.

En la misma línea, el Padre Fabián Baez, conocido como ‘el cura Twittero, entendió que en medio de un contexto en el que sigue primando la incertidumbre, es primordial ver “qué  puede hacer cada uno de nosotros en este tiempo qué vivimos y como capitalizarlo. Todos hemos perdido mucho, algunos han perdido salud, otros han perdido un comercio, han perdido la vida incluso. Tratar de encontrar qué hacemos con esto, como seguimos adelante”. En diálogo con Marta Fierro por Radioactiva, el párroco misionero cercano al Papa reflexionó sobre su nuevo libro La Sociedad de la pandemia. Encontrar la serenidad en el mundo que viene.

Arrancando el texto referido con una anécdota de una devastadora inundación en el barrio Vicario de Posadas, donde pasó su niñez, Báez emuló esa situación con la de la pandemia y consideró que “hay que encontrar fuerzas para reconstruir lo que quede de nuestro hogar”. Además, en el camino para encontrar la serenidad, estimó que “depende de la perspectiva con la que estés contemplando tu historia”. “Si sos creyente, como yo, la paz está en sentirse cuidado por alguien más allá de las vicisitudes... y si no sos creyente,  en encontrar la fuerza en la vida misma. Encontramos serenidad en la fuerza de la vida en el momento presente, en lo que nos pasa aquí y ahora”.

El agradecimiento, juzgó, también suma a dejar de lado el estrés de lo que vendrá o la melancolía de lo que sucedió.

“Un acto de agradecimiento por el aire que me rodea, por la ropa que tengo puesta, por la silla donde estoy sentado, por el sol que percibo detrás de la ventana, por los afectos que sé que están. Eso ayuda a focalizar y no irse al miedo que da el futuro, la incertidumbre que genera la ansiedad o a la melancolía del pasado por las cosas que se perdieron”, remarcó sobre la importancia de vivir el aquí y ahora.

En coincidencia, Bea Martínez sostuvo que para evitar el estrés hay que hacer foco en el el día a día. “Si algo nos deja este 2020 es ‘¿de qué nos podemos ocupar en este instante?’ Porque las planificaciones están buenas pero sabemos que pueden salir mal,entonces sirven sí, como hoja de ruta como una dirección. Pero los balances no son sólo de fin de año, son de día a día, de estar presente en el aquí y ahora. Pareciera ser un cliché pero llevarlo a la práctica es más complejo”, graficó.

También al aire por Radioactiva, la psicóloga Noelia Verdún resaltó la importancia de priorizar lo positivo. “Busquen ayuda, un amigo con quien poder hacer un balance y encontrar algo positivo, que lo pueda compartir y me pueda fortalecer. Enfocarme en las cosas pequeñas pero simples y buenas”, dijo. Mientras recomendó a los padres no estresarse por las tareas no completadas de los niños en etapa escolar, sino en su estabilidad emocional, tal como  Baez y Martínez fijó la importancia de ser agradecidos. “Dedicar un tiempo para sentirnos agradecidos aún en este tiempo, enfocarnos en las cosas simples: tengo salud, tengo comida, tengo mi casa, aunque es un modo muy general. Poner en orden nuestra vida cotidiana, el dormir bien, el descanso, mejorar la alimentación, hacer ejercicio, son también herramientas”, concluyó.

Contagiar y elevar

Es indudable que las emociones se contagian, ya sea la pasión masiva de un ‘paravalancha’ en un estadio o la tensión latente después de una discusión entre compañeros del trabajo.

“Somos vibraciones, creamos nuestra realidad a través de nuestras vibraciones. Yo pienso, ese pensamiento me lleva a una emoción, eso a una acción y con eso construyo mi realidad. Por eso, es necesario observar si estamos vibrando bajo, desde la carencia, la escasez o si pensamos en positivo. Imaginate en una familia, tres familias que hagan este balance y que busquen lo positivo y lo refuercen”, insistió Martínez sobre el efecto en cadena de las emociones.

“Cuando uno está vibrando desde ese lugar de abundancia, en las distintas áreas no solo lo económico, hacemos que todo lo que esté alrededor vibre con esa energía. Que haya más belleza, más amor, más unidad. Como dijo Gandhi: ‘se el cambio que quieres para el mundo’, no buscar afuera, sino qué puedo aportar, que puedo hacer  de diferente yo en esta construcción de este 2021”, cerró la coach.

No podemos borrar el 2020 ni todo lo transcurrido en pandemia, pero sí decidir qué resaltar. Entender que más allá de la resiliencia o los aprendizajes de cada uno,  siempre podemos construir un poco a que todo se vea mejor. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias