viernes 22 de enero de 2021
Nubes dispersas 28.5ºc | Posadas

Ninguna lucha es personal

lunes 30 de noviembre de 2020 | 1:44hs.
Solidaridad
Foto: Sixto Fariña
Foto: Sixto Fariña

Compartir con los demás nos hace expandirnos, crecer. La solidaridad, el servicio desinteresado y la capacidad de poder detenerse a pensar: ¿qué puedo hacer por el vecino, por el otro, por el mundo? sacude nuestro propio eje. Dejar el ensimismamiento de esperar que el mundo nos ayude y contribuir a una sociedad mejor nos enaltece.

Por eso, hay gestos que parecen pequeños y de repente se vuelven gigantes, como el de la Escuela de corredores de Candelaria que se sumó a la lucha de la familia de la pequeña Mile Giménez (11). Diagnosticada con leucemia, Mile, además de los bloques de quimioterapia y los tratamientos que lleva adelante en el Hospital Pediátrico Doctor Fernando Barreyro, tiene que aplicarse una medicación en su casa. Sus papás, Adriana y Marcos, trabajadores del Servicio Penitenciario acudieron a su compañero, el enfermero Ramón González para que acompañara este tratamiento ambulatorio.

Ramón accedió y en más de una ocasión asistió con Mile al hospital. Allí vio la realidad de muchos otros chicos con diagnóstico oncológico y distintas necesidades. De esta manera surgió la idea de organizar una cruzada para poder ayudar a todos aquellos niños, en conjunto con Marcos y Adriana y el apuntalamiento de la Asociación Creación, con trayectoria en la asistencia a las familias que transitan por este padecimiento.

“Siempre organizábamos carreras a beneficio de nuestra escuelita de atletismo, porque también tenemos chicos humildes, que no tienen zapatillas o ropa para correr. Y al ver en el hospital que muchas familias se tenían que quedar y a veces ni ropa tenían, decidimos, como no se pueden organizar carreras, hacer esta cruzada”, comenzó contando Ramón en la previa. Ayer fue el día elegido, en parte, como anticipo al cuarto aniversario de la escuelita de corredores que se cumple hoy. Ramón y un grupo de atletas aficionados, salieron desde Candelaria y emprendieron un viaje de 30 kilómetros aproximadamente hacia el cuarto tramo de la Costanera posadeña. De allí se dirigieron al Pediátrico, donde hicieron la entrega de una bandera simbólica y por último a la ‘casita’ Creación, con más de una camioneta llena de alimentos, juguetes, ropa y más elementos donados.

“Surgió todo con la aprobación de los padres y la ayuda de Mile y están muy motivados y contentos. Si bien las donaciones no son para ellos, es una forma de darles un empujoncito a que la sigan peleando”, entendió González que aseguró que la campaña fue positiva porque “tomó mucha repercusión y hemos recibido mucha ayuda”.

 Parte de la colaboración fue destinada a los desayunos que ofrece Creación, que como en tiempos de pandemia no se pueden compartir en su predio, se arman viandas para que las familias las reciban en el hospital.

Haz algo hoy que tu futuro yo agradezca, es la frase que se lee en la portada del Facebook/Escuela de Corredores Candelaria.

Es que más allá de la pasión por el deporte, que se transmite a sus más de 60 integrantes, el lugar se posiciona como un espacio de contención, sobre todo para los más jóvenes. “Nosotros los entrenamos, los preparamos y le damos un espacio para que hagan deporte y dejen de lado otras cosas menos sanas”, explicó Ramón, que es corredor aficionado desde hace 12 años y tiene una nena de la edad de Mile. “Gracias a Dios salieron buenos chicos. Hoy algunos están en el Servicio Penitenciario Provincial, en el profesorado de Educación Física o la escuela de Policía, entre otros y eso nos empuja a seguir”, sumó.

A pesar de que esta semana le tocó ir al hospital por su bloque de quimio, Mile estuvo todo el tiempo atenta a lo que sucedía en sus pagos de Candelaria, con la movida solidaria. Mandó fotos y aliento, ansiosa por llegar al domingo y poder unirse a la caravana.

“Hay mucha gente que no puede cubrir todo lo que conlleva esta enfermedad y eso fue el motivo de la movida, pero lo bueno es que también aporta a lo emocional y va a fortalecer a todos”, definió Ramón.

Porque si el servicio nos engrandece, hacerlo de manera comunitaria, con la certeza de que estamos sosteniendo y alegrando al de al lado, el crecimiento es inmenso y total.

Para colaborar: Familias en lucha

Si bien la cruzada Todos con Mile fue ayer, se pueden siempre acercar donaciones de calzado, juguetes y juegos, alfajores, turrones, galletitas para el desayunador a la Asociación Civil Creación (Coronel Félix Bogado 1144) o contactar a Facebook/Escuela de Corredores Candelaria.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias