domingo 11 de abril de 2021
Muy nuboso 19ºc | Posadas

Dejarse llevar por los sonidos misioneros

domingo 29 de noviembre de 2020 | 20:06hs.
Sociedad

Crecer en el campo es una bendición y más aún si se sabe apreciar todo lo que existe y vive alrededor. Hay un sonido muy característico en Misiones, que llena los vacíos e invita a disfrutar del paisaje: el canto de los pájaros. Esa belleza sonora la aprendió a admirar José Larenti desde pequeño y hoy, con su hijo de 12 años, se levanta muy temprano los domingos para avistar a nuevas compañeras en el campo misionero y que además, siempre lo visitan en la Estancia Santa Cecilia, en Candelaria.

Larenti creció prestando atención a su alrededor, observando, ayudando a pichones caídos e identificando todo lo que escuchaba y, sin darse cuenta, se despertó en él la pasión del avistaje de aves.

“Misiones tiene alrededor del 50 por ciento de aves de Argentina, más de 500 especies y hay aves que son exclusivas de la zona Sur, que es una zona de pastizales, muy diferente al norte de la provincia. Hay especies exclusivas de los pastizales que no se observan en otros lugares, por ejemplo, una especie de pastizales que es muy bonita y muy característica de acá de Misiones es el yetapá grande, también están los leñateros que hacen unos nidos muy grandes. Hay aves migratorias que vienen a comer exclusivamente las semillas de esos pastizales en buen estado, pastizales altos que para muchos puede ser capuera o suciedad, sin embargo eso sirve como hábitat de muchísimas especies”, explicó Larenti, que forma parte del club de observadores de aves Coa Posadas Tangará, que trabaja con la Asociación Aves Argentinas a través de la concientización.

Conexión natural

Cada vez que José sale a observar anota en un papel lo que vio o escuchó para luego realizar un aporte a la página ebird.org donde ya lleva cargado -junto a sus compañeros- 280 especies, un número importantísimo.

“Y estoy seguro de que hay especies que no estamos encontrando. Realmente es increíble y en una salida bien temprano, antes de la salida del sol podemos observar 70 o hasta 80 especies. A veces quizás no las vemos, pero para un observador de aves es válido escucharlas, ya que algunas son muy difíciles de ver porque viven en el monte. Hay un burrito que vive en pastizales, que lo descubrieron hace poquito, es una especie nueva para Argentina y vive en pajonales; no se lo ve porque son muy tímidos o esquivos. En la estancia por ejemplo viene una especie de golondrina que es muy raro que aparezca en Misiones y es el tercer año consecutivo que viene, y más o menos en Navidad desaparece hasta el año que viene. Viene, tiene sus pichones y se va, yo hasta le hice una casita para ella”, expresó el observador.

Observar aves puede llegar a ser para muchos una forma de desconectarse de la rutina diaria y una de las herramientas que necesarias para poder verlas son los binoculares, “porque eso te ayuda a ver detalles de las aves, porque algunas son muy parecidas y pequeños detalles son los que le diferencia de otras”, dijo Larenti y continuó: “Hoy en día mucha gente está cambiando el binocular por máquinas de fotos, porque entonces no sólo la observan sino que queda el registro de ese momento tan lindo, no sólo de haberlo encontrado sino también poder tenerlo registrado en una imagen”.

Ante la mala y dañina costumbre de tener aves en jaulas, Larenti explicó que una muy buena manera de tener aves en casa “es plantando árboles frutales, así se tendrá la visita segura, no hace falta la jaula para disfrutar del canto. Con flores y con plantas ellas vienen todos los días”.

La profusión de colores, cantos y aleteos constituyen, por un lado, una oportunidad única de observación y, por otro, generan un desafío constante aún para el observador más experimentado. La biodiversidad en Misiones es extraordinaria y los más de 50 parques provinciales y reservas naturales privadas permiten explorar saltos de agua y senderos que se adentran en la selva misionera, para avistar especies únicas de aves y disfrutar de sus vuelos y sus cantos.

Algunas de las empresas privadas y parques provinciales donde se puede realizar observación de aves además de poder alojarse en un hotel de selva y probar los deliciosos sabores regionales que ofrece nuestra provincia son GüiraOga, Surucuá, Piray Jungle, San Sebastián de la Selva, Salto Encantado, Saltos del Moconá, Arroyo Itá (Posadas) y en toda la provincia de Misiones. Sólo es necesario prestar atención y dejarse llevar por los sonidos.

Dónde avistar el vuelo y colores de las aves en el resto del país

Además de promover el conocimiento y valorización de la naturaleza, el avistaje de aves genera movimiento fuera de las tradicionales temporadas altas. En Argentina hay sitios privilegiados para la observación.

Avistaje de aves en la Reserva Ecológica Costanera Sur: Es una reserva ubicada en plena Capital Federal y está muy bien representado el ecosistema de las lagunas pampeanas, además del bosque ribereño y el pastizal pampeano. Otro spot interesante para el avistaje de aves en la Ciudad de Buenos Aires es el Parque Tres de Febrero, en Palermo.

Esteros del Iberá, en Corrientes: es un destino para los amantes de la naturaleza en general. Desde cualquiera de sus portales, es un paraíso para los observadores de aves. En especial por la garantía de tener encuentros con aves raras y en peligro de extinción, como el yetapá de collar y la monjita dominica.

Parque Nacional Mburucuyá: Un sitio ideal para realizar safaris fotográficos a partir de la enorme diversidad que suma casi 400 aves presentes en la zona, como el cardenal amarillo, la monjita dominicana y el yetapá de collar, especies en peligro de extinción.

Aves en Córdoba: En Mar Chiquita las especies más buscadas son: flamenco austral, parina grande, parina chica, falaropo común. Además, Córdoba esconde una joyita: la rara y endémica de Argentina monjita salinera en las Salinas Grandes.

Desde la Patagonia: El avistaje de aves en la zona de la Patagonia argentina se caracteriza por la variedad de flora y fauna. Bahía Bustamante, el Parque Nacional Lanín, Ushuaia y la Meseta del Lago Strobel son algunos de los lugares que se pueden visitar en la Patagonia para el avistaje de aves.

Por el norte argentino: El Parque Nacional Calilegua (Jujuy) es uno de los destinos destacados del país para ir a observar fauna típica de la impresionante selva nublada: las yungas. Especies: burgo, bailarín yungueño, zorzalito overo.

Avistaje de aves en Ceibos, Entre Ríos: Se ven más de 100 especies en un día. Un área con humedales, pastizales pampeanos y bosques que permite avistar tanto especies del norte como del sur.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias