sábado 10 de abril de 2021
Cielo claro 29.5ºc | Posadas

Gambetear el destino

El mundo rindió tributo a Maradona y en la Argentina se generaron chicanas políticas. Con la etapa de distanciamiento, el país muestra signos de recuperación. Misiones metió dos golazos que esperan reglamentación y ejecución

domingo 29 de noviembre de 2020 | 5:01hs.
Gambetear el destino

Salir a la cancha para los argentinos no es sólo cosa de los domingos o de un picadito con amigos. Representa casi una ceremonia diaria. En el trabajo, profesión o actividad, unos vestidos de overol, otros de traje y corbata o ropa informal, los argentinos se levantan cada día dispuestos a convertir el mejor gol de sus vidas. Es decir, concretar un buen negocio, terminar de desarrollar una idea innovadora, rendir bien un examen, cumplir en tiempo y forma con los compromisos diarios. A veces son jornadas excepcionales, otras tan solo un empate o aún peor una tremenda derrota. Cual sea el resultado de la gambeta diaria, al día siguiente hay que volver a salir con similar o más empuje para triunfar en la vida. A unos les resulta más fácil, a otros, un mayor esfuerzo, pero a todos los que van detrás de un sueño, les implica una seria dedicación diaria, esfuerzo y disciplina. Eso se aprende en la vida cotidiana a veces a costas de duras caídas, pero es lo que se enseña en el fútbol, de que habrá saltos de triunfos y fuertes derrumbes con las derrotas. Quien aprendió tal lección desde su infancia, de que la vida no es para débiles, fue Diego Armando Maradona, uno de los mejores jugadores del mundo que fue despedido de este mundo esta semana. Su calidad de jugador talentoso le permitió dar un salto profesional, económico y de vida, superándose cada día desde niño. A puro esfuerzo y zurda superdotada llegó a calzar la camiseta número 10 de la selección argentina y con ella, levantar una copa mundial, repartiendo alegrías en el país y otros continentes, al conquistar ligas y copas.

Por su debilidad personal con las drogas había terminado su carrera, pero también pretendía que esa adicción no afectara a lo que más amaba, de allí que lanzaría aquella exquisita definición al sostener que el fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo, “yo me equivoqué, pero la pelota no se mancha”.

El Pelusa, como los llaman los maradonianos, se despidió de este mundo a los 60 años. No solo se destacó en el fútbol, sino además por ser un defensor formidable de la argentinidad. Se revelaba contra quienes cuestionaban al país, pese a haber crecido “en un barrio privado de Buenos Aires: privado de luz, de agua, de teléfono”, sostendría. Sus triunfos deportivos lo llevaron a ser embajador de la Unicef, a luchar contra la Fifa, siendo además maestro inspirador de sueños de la Universidad de Oxford, desde donde se espera una de las vacunas para combatir al coronavirus. Había un Maradona con cientos de facetas. En la cancha mostraba una verdadera garra para salir a pelear con toda la fuerza. De allí que Diego era admirado por aquel aguante físico, donde podía seguir jugando golpeado, sangrando o totalmente lesionado para volver a celebrar en pocos minutos. Como se dijo, así como tenía una zurda superdotada, también sabía meter en el ángulo algunos comentarios y opiniones sobre la realidad del país y el mundo. Siempre defendía a los más humildes, que lo motivaba enfrentarse a los poderosos. Sus frases son como esos exquisitos goles, totalmente de colección y una estocada directa al corazón; así criticó con igual dureza a líderes mundiales por la opresión, defendió a Fidel Castro como su segundo padre, acompañó al peronismo por entender la realidad de los pobres y cuestionó a su enemigo acérrimo, el ex presidente de la Nación y también ex presidente de Boca, Mauricio Macri, quien no asistió al velatorio como tampoco lo hicieron la mayoría de los referentes del anterior gobierno, como sí estuvieron presentes el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El dolor por la muerte de este excepcional jugador unió por algunas horas a todos los argentinos, como ningún gobierno lo había logrado. Pero rápidamente, aparecerían los impulsores de la grieta que desde las redes cuestionaban de cómo habían copado los kirchneristas el velorio multitudinario. Esta vez, fueron en parte sectores ligados a Cambiemos, pero especialmente los antikirchneritas, quizás un poco por no poder ser parte del histórico ritual de despedida. Lo cierto es que muchos asistentes, de extrema humildad, con zapatillas rotas y camisetas desgastadas -el pueblo maradoniano más puro-, fueron los que llegaron hasta la Casa Rosada para apoderarse de las ceremonias y las calles, como ocurrió acá y en el mundo con diversos rituales en homenaje al genio de la pelota. Está claro que hubo desbordes e intervenciones extremas por parte de la Policía, que deberá resolver la Justicia. Con el poco horario que fijó la familia para despedir a Maradona, se preveía que la marea de gente no iba a poder verlo y con ello, se vislumbraban disturbios. Luego surgió la típica costumbre argentina de echarse las culpas. También generó clara preocupación de las autoridades sanitarias por la amenaza del Covid-19 al no haberse respetado el distanciamiento exigido. Pero Maradona demostró una vez más por qué es y seguirá siendo el más grande. El mundo abandonó su encierro por el coronavirus y salió a las calles a rendirle homenaje, culto y reconocimiento, como no se había observado en años a favor de ninguna figura pública y eso que en esta cuarenta murieron muchas celebridades. Todas las tapas de los diarios más importantes del mundo lo tuvieron a Diego con generosas adjetivaciones. Es que esta reacción sólo lo consiguen quienes logran instalarse en los corazones y mentes, como lo supo hacer el genio del fútbol mundial.

El país que viene
Ya no habrá un Maradona en las canchas del mundo, pero todos pueden ser un Maradona en lo que hace, con pasión. El país está transitando por un momento doloroso por la pandemia que empeoró la situación económica de la reciente herencia dejada por Macri, que Maradona no tuvo problemas en recordarle al ex presidente. Con toda esta pesada mochila, los agoreros anticipaban que antes de fin de año, el país colapsaría y se llegaría a una segura hiperinflación. A un mes de la finalización de este durísimo año, ya se habla de la lenta recuperación de la economía y las proyecciones son favorables al país. La mayoría de las consultoras están ajustando los números nuevamente. En el gobierno de Cambiemos, se equivocaban feo con el optimismo que les ponían a los números de crecimiento y a la baja inflación. Esta vez le pifian en los escenarios apocalípticos. 

Con la etapa del distanciamiento social que Alberto Fernández decidió extender a todo el país y con el retorno de las actividades, comienza a avizorarse un proceso de recuperación de la actividad económica. Con los últimos datos oficiales correspondiente al mes de septiembre, se observó una mejora de 1,9% de la economía. Con estos números, el año registraría una caída en lo económico en torno al 10 por ciento, aún menor al 12 por ciento que se venía estimando y muy lejos del citado colapso que venían agitando analistas opositores. El pequeño repunte observado, es como el precalentamiento en el fútbol o como la entrada en calor de lo que podría ser la recuperación de un año que cambió todo. De acuerdo a una encuesta sobre financiación e inversión anual realizada por la firma de auditoría y consultoría internacional Ernst & Young Global (Ey), la mayoría de las empresas argentinas proyectan para el próximo año una mejora en las ventas, en el nivel de rentabilidad y las inversiones. Ello tras admitir que fue un año durísimo con resultados negativos.

El informe estima que los sectores con mayor potencial de crecimiento para los próximos años serán los servicios  -en promedio en más del 20 por ciento-, luego agronegocios, energía y telecomunicaciones. En el plano estrictamente económico, el 30% de los líderes de empresas, afirmaron que sería necesario poder contar con un plan económico sustentable, una política cambiaria que se estabilice, y una reforma tributaria que estimule la inversión, como las principales medidas generales. Esta semana, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que uno de sus objetivos es reducir paulatinamente la inflación hasta niveles de un dígito, transitando un sendero fiscal que lleve a una situación de equilibrio.

Misiones y los golazos políticos
Este será el año en que Misiones comience nuevamente a recuperar el aprovechamiento del río Paraná. Es que por decisión del gobierno de Alberto Fernández y la permanente insistencia entre otros del gobernador Oscar Herrera Ahuad, la provincia quedó incluida formalmente en el Consejo Federal Hidrovía en carácter de miembro permanente, junto a otras seis provincias. De esta manera, el gobierno de Misiones tendrá intervención directa y monitoreo en cuanto a las obras que se requerirán para el mayor y mejor aprovechamiento de la hidrovía como tareas de dragado, mantenimiento y señalización. A su vez, el presidente de la Nación delegó al ministro de Transporte, Mario Meoni, la facultad de efectuar el llamado y adjudicación de la licitación pública nacional e internacional para las obras citadas. Meoni es un hombre surgido del grupo del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, de muy buena llegada con la administración provincial. Ambos funcionarios llegaron a Misiones en octubre pasado para brindar recursos y con ello, poder avanzar en la puesta a punto del puerto de Posadas. En esa oportunidad, se habló de lo importante que sería contar con un área aduanera especial, lo cual en la actualidad espera la correspondiente reglamentación de la Nación. En términos futbolísticos, Misiones también metió un golazo este año al ser parte de la hidrovía. Además, tras una jugada maradoniana logró conseguir una reivindicación histórica, al quedar incorporado en el Presupuesto nacional 2021 la creación de una zona aduanera. Como cuando se hace un buen gol, se valoriza al autor y respeta al equipo, del mismo modo se analizan las habilidades que en este caso no fueron deportivas, sino políticas para salir con esta propuesta a la cancha desde un espacio con autonomía provincial y sortear todos los obstáculos hasta llegar a la meta.

En materia de beneficios, recuerdan -desde la administración provincial-, que al ponerse en marcha el área aduanera permitirá obtener una disminución de los impuestos nacionales que, al significar una gran carga, debería repercutir en la baja de precios minoristas, pero a su vez, los mayoristas tendrán más oportunidades para exportar y generar más trabajos, con la radicación de nuevas empresas. Los citados son considerados importantes logros para Misiones surgidos exclusivamente desde un espacio político provincial.

Pedido a la Justicia para resolver cortes de ruta
El gobierno de la Provincia decidió esta semana pedir la colaboración de la Justicia, tanto provincial como federal para empezar a poner fin a la costumbre de cortar la ruta por cualquier razón o motivo, violando el derecho de la mayoría de transitar libremente. A raíz de pequeños bloqueos en distintos puntos de la provincia, tanto en rutas nacionales como la 12 y 14 y las provinciales, fue el propio gobernador Oscar Herrera Ahuad quien requirió intervención a la Justicia. De esta manera, con la orden correspondiente, las autoridades de aplicación, notificaron la resolución judicial y por ello, los impulsores de esta forma de protesta fueron liberando las rutas. Lo cierto es que desde la Provincia se dejó marcado cómo iría actuando de repetirse similar situación. Al parecer, la resolución de adoptar esta postura de parte del gobierno fue que en recientes cortes de rutas los manifestantes no dejaban pasar a los camiones cisternas que llevaban agua para apagar los incendios forestales. Esto fue lo que relató el propio mandatario provincial, quien además en la semana, dispuso aplicar duras sanciones económicas y de ser posible penales, a quienes inicien cualquier tipo de quemas que están totalmente prohibidas en Misiones por la reinante sequía.

Volver con responsabilidad a las escuelas
Como se indicó, se empieza a transitar el último mes del año. Desde marzo, cuando se desató la pandemia, a esta parte, Misiones fue liberando casi la totalidad de las actividades y en esta última etapa, se puso a prueba el retorno progresivo a clases. Antes de iniciar había sectores que planteaban todos los obstáculos, pero el regreso a clases para los últimos años de primaria y secundaria, entre otros, no mostraron grandes inconvenientes. La experiencia, servirá de pauta de cómo sería el retorno seguramente el próximo año, vacuna de por medio, el regreso de todos los estudiantes. Pero había que reiniciar como prueba, la que fue sorteada con éxito, ante el respeto y apego a las normas brindadas por los estudiantes desde el uso de barbijo, el distanciamiento social hasta en las unidades de transporte. Representó un pequeño paso más, como se viene haciendo de manera progresiva con todas las actividades económicas y resta el turismo que está en espera. Aunque la situación en Misiones está mejor controlada, se mantiene la alerta ante los casos crecientes de coronavirus en todas las fronteras de Misiones, tanto con otra provincia como Corrientes  o como con Brasil y Paraguay. De allí, la persistente resistencia de abrir las fronteras sin restricciones, para evitar echar todo a perder lo que se hizo en materia sanitaria hasta este momento.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias