martes 26 de enero de 2021
Lluvia moderada 21.4ºc | Posadas

Debate oral en el Tribunal Penal Dos de Posadas

Juzgan a dos hermanos por la muerte de un joven en el río Uruguay en 2018

La víctima y los imputados comparten el mismo apellido, pero sólo eran vecinos. Están acusados de impedir que el chico pudiera salir del agua para no ahogarse

jueves 26 de noviembre de 2020 | 5:00hs.
Juzgan a dos hermanos por la muerte de un joven en el río Uruguay en 2018
Los hermanos Carlos y Miguel Machado están acusados del delito de homicidio simple. Foto: Jorge Posdeley
Los hermanos Carlos y Miguel Machado están acusados del delito de homicidio simple. Foto: Jorge Posdeley

“Ese día hacía calor como hoy. Él siempre se iba al río y me despedí de él como hacía siempre no más, sin pensar todo lo que pasaría después”, dijo entre lágrimas Luis Rubén Machado ayer a la mañana al declarar en el inicio del juicio por la muerte de su hijo del corazón José Yonathan Machado (21).

Yoni, como lo conocían en San Javier, en realidad era sobrino de Luis Rubén, pero el hombre se hizo cargo de él desde pequeño y le dio su apellido tras la muerte de su madre. “Igual era mi gurí”, recalcó en la primera audiencia del juicio que se lleva adelante  desde ayer para esclarecer la muerte del muchacho registrada el 4 de enero de 2018 en “El Yacaré”, una zona no habilitada como balneario en San Javier. 

El debate se desarrolla en el Tribunal Penal Dos de Posadas y en el banquillo de los acusados se sientan los hermanos Carlos Horacio Machado y Miguel Ángel Machado, quienes no son familiares de la víctima pero sí eran vecinos y amigos de Yoni. El apellido, en este caso, es una simple coincidencia.

Lo que no es una coincidencia es la presencia de estos dos muchachos en la sala de debates. Ellos llegaron a esta instancia acusados del delito de homicidio simple, dado que se sospecha que a fuerza de intimidaciones impidieron que Yoni pudiera salir de las aguas del río Uruguay, donde finalmente se terminó ahogando.

Para sostener esta acusación, en representación del Ministerio Público Fiscal fue convocada al debate María Gisela Casafus, agente fiscal del Juzgado de Instrucción Cinco de Leandro N. Alem, que en su momento intervino en el caso.

Los acusados, en tanto, son defendidos por el letrado Marcelo Ozuna y el tribunal encargado de llevar adelante el proceso está conformado por los magistrados Carlos Giménez -presidente-, César Yaya y Gregorio Busse.

Inicialmente la causa se instruyó como homicidio culposo, pero conforme al avance la investigación el juzgado interviniente resolvió procesar a los hermanos por el delito de homicidio simple, que prevé penas de entre 8 y 25 años prisión. Para dirimir esto se realiza el juicio.

La voz del padre

En la jornada de ayer, fueron ocho los testigos que declararon en total, entre peritos, efectivos policiales y familiares de la víctima.

Fue en ese contexto que casi en último turno declaró Luis Rubén Machado, el padre de corazón del fallecido, quien se quebró en varios fragmentos de su testimonio.

El hombre recordó que el día que ocurrió el hecho él se encontraba en Concepción de la Sierra y fue una hija suya quien la llamó para contarle que había sucedido algo con Yonathan.

A partir de ahí, narró que al llegar nuevamente a San Javier se enteró de todo lo sucedido por comentarios de los vecinos, principalmente el de un adolescente conocido como “Coneja”, que en ese momento tenía 14 años.

“Cuando llego mi otro hijo me dijo que Coneja le contó que los acusados habían matado ahogado al Yoni. Yo fui a hablar con él pero no me quiso decir nada, se lavó las manos, pero después la Policía va y terminó contando todo lo que pasó. Eso es lo único que yo sé, pero todo por el dice qué, que supuestamente mi hijo quería salir del agua y ellos no le dejaban, que uno estaba con un machete y el otro con una gomera. Si mi gurí se tiró al agua por ellos o si él ya estaba en al agua, no sé”, expresó Luis Rubén.

Luego, señaló que “mi hijo pedía socorro, pero en una hora se perdió en el fondo del agua y éstos -señalando a los acusados- se fueron a la casa tranquilos, como si nada no hubiese pasado”. El testigo también mencionó que su hijo solía ir a refrescarse al río Uruguay y destacó que era un buen nadador.

El hombre recordó además que su hijo mantenía una relación de amistad con los hoy enjuiciados y aseguró que hasta ahora no encuentra explicación a lo ocurrido. “Yonathan solía andar con ellos. Eran amigos, iban a jugar a la pelota. Ellos hasta iban a mi casa. Yo voy a decir que hasta el día de hoy no sé por qué estos muchachos le mataron a mi hijo. Ellos sabrán por qué le hicieron esa maldad a Yoni. Yo no sé, si no, lo diría acá”, agregó, al tiempo que pidió que “se haga justicia”.

Más testimonios

Entre los testigos que declararon en la víspera también estuvieron el policía Paulo Fernández y el prefecturiano Sergio Montiel, quienes antes las partes describieron cómo fueron sus intervenciones en el caso.

El primero en pasar al recinto de debate fue Fernández, quien contó que los procedimientos se iniciaron a partir de que el padre del fallecido se acercó a la comisaría para contar lo sucedido y que después de ello la Justicia ordenó que los hermanos Machado quedaran demorados por el hecho.

“Lo que se pudo establecer es que los acusados le habían interceptado y él -por Yonathan- logró escapar y se tiró al agua, pero más adelante dijeron que cuando él vio que ellos venían él se tiró al agua. Ellos ahí le iban haciendo seguimiento por la costa, impidiendo que salga”, relató el uniformado.

Luego pasó el prefecturiano Montiel, que describió detalles de la topografía y las características del río en la zona del hecho.

El efectivo federal recordó que al momento del deceso de Yoni el río tenía un altura de aproximadamente 2,17 metros, al tiempo que describió que “en esa zona el lecho del río es muy rocoso. Eso le da mucha turbulencia y hace que la zona sea peligrosa, por eso no es apta. Cuesta mucho nadar ahí, a pesar de que uno sea buen nadador”.

Montiel también señaló para llegar hasta ese lugar era necesario saltar unos alambrados e ingresar por un trillo que desemboca en una especie de puerto natural y reconoció que otra forma de acceder al agua no había porque la maleza lo impedía.

El debate continuará hoy, a partir de las 8.30, con la declaración de otros cuatro testigos. El final del proceso está estipulado para la jornada mañana. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias